Rusia asegura que un ataque con HIMARS dañó la represa de Kajokva

Internacionales 07/11/2022 Por Editor
Las fuentes citadas sostienen que seis misiles fueron disparados por las fuerzas ucranianas, cinco de los cuales habrían sido interceptados por las defensas rusas.
Rusia_1

La represa hidroeléctrica de Kajokva, en la región de Jersón, resultó "dañada” por un supuesto bombardeo ucraniano, informaron este domingo (06.11.2022) los servicios regionales de emergencias administrados por los rusos. Kiev acusó a Moscú en las últimas semanas de querer detonar la represa para inundar vastos territorios de Jersón, región donde las fuerzas rusas han debido retroceder ante el empuje de las unidades ucranianas.

"Hoy a las 10.00 se lanzaron seis misiles HIMARS. Las unidades de defensa antiaérea derribaron cinco, incluyendo uno que alcanzó la esclusa de la represa de Kajokva, que resultó dañada", declaró un representante de los servicios de emergencias, citado por las agencias rusas. La fuente aseguró que lo ocurrido fue "un intento por crear las condiciones necesarias para una catástrofe humanitaria” por medio de la destrucción de la represa.

Las afirmaciones divulgadas por los rusos no fueron acompañadas de evidencia, señala la agencia de noticias Reuters. La represa de Kajovka fue tomada al comienzo de la ofensiva rusa, pues facilita el abastecimiento de agua de la península ucraniana de Crimea. Fue construida en 1956, en la época soviética, en el río Dniéper.

Acusaciones cruzadas

Desde hace unos días, las autoridades de ocupación rusa están llevando a cabo "evacuaciones" de civiles en los pueblos cercanos a la represa, ante un "posible ataque con misiles" contra la misma, cuya destrucción acarrearía "la inundación de la orilla izquierda" del río Dniéper, según el gobernador regional que Moscú colocó en Jersón, Vladimir Saldo.

Si la represa fuera destruida, "más de 80 localidades, incluida Jersón, estarán en la zona de inundación rápida", advirtió -por su parte- el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, el pasado 21 de octubre. "Eso podría acabar con el abastecimiento de agua de gran parte del sur de Ucrania" y afectar a las labores de enfriamiento de los reactores de la central nuclear de Zaporiyia, que funciona con agua de ese lago artificial de 28 millones de metros cúbicos, alertó el mandatario ante el Consejo de la Unión Europea.

Kajovka se encuentra a unos 60 kilómetros al este en línea recta de Jersón, primera ciudad de importancia que cayó en manos de los rusos, en marzo.

Te puede interesar