955x100

¡Fuerza, Carlos!

Editorial 26/09/2021 Por Editor
El jueves 30 el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, estará en la vecina Salto y visitará proyectos que tiene en mente el presidente de la Delegación Uruguaya en la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, Carlos Albisu, para desarrollar Salto a través de la herramienta que maneja que es la presidencia de la parte oriental de la represa hidroeléctrica de Salto Grande.

VACUNACON  955x100

CARLOS ALBISU

La info que llega de la vecina orilla dice que Albisu se reunió con el intendente Andrés Lima y lo puso al tanto de la visita del presidente, oportunidad en la que conversaron sobre las ideas que están en fase de implementación y otras que trabaja el activo presidente de la CTM y que de concretarse significarán no solo un aporte significativo para los vecinos salteños sino que pueden ampliarse a Concordia y la región pensándola como en un polo de desarrollo binacional.

Es tal vez, la primera vez, que se visualiza un político con ideas desarrollistas que no llegan a cubrir un cargo por el cargo mismo, sino que lo utiliza para proyectar ideas en beneficio de la gente de su ciudad y que, de concretarse, servirán también para que los argentinos seamos beneficiarios de sus desvelos para crear trabajo, pues al fin y al cabo, el desarrollo es eso, ampliándose del económico al desarrollo social.

La discusión si hay que tener primero desarrollo social para acceder al desarrollo económico o viceversa quedó archivada por anacrónica y el ejemplo lo han dado los chinos donde primero se ha dado el desarrollo económico y esto consiguió una notable mejora en lo social.

En nuestras naciones y economías que son casi idénticas entre los dos países no hay discusiones filosóficas sobre quién debe estar primero, lo que existe es un desconocimiento de cómo desarrollar algo. Es más, esta ignorancia hace que ningún plan de desarrollo pueda sustentarse pues quienes deben orientarlos lo torpedean para que no se haga nada y se siga en un status quo que les resulta “cómodo”.

No quieren salir de su “zona de confort” y cualquier proyecto que signifique mover algunas piezas en el tablero, los lleva a desecharlos, entonces nombran a funcionarios que deben ser “funcionales” a sus deseos de cómo decía un conocido político “no mover la ligustrina”, es decir “no hagan nada”.

Por suerte, existen personas como Carlos Albisu que tiene ideas y protagonismo propio y que encontró en el presidente uruguayo, oídos para escuchar lo que quiere desarrollar y decidió apoyarlo, para eso viene a Salto, porque quiere ver cómo, dónde y cuándo poner a rodar esos proyectos.

Digo a rodar, porque Albisu es –entre varios otros proyectos- el ideólogo uruguayo de hacer rodar un tren entre Salto y Concordia y viceversa, una idea integracionista entre tantos unitarios que quieren mantener cerrada la frontera, es trascendente y no sabemos si los representantes argentinos lo apoyan o le dicen “ni”.

Tiene en mente también el Polo Logístico Salto Grande y el puerto de Salto con un muelle para barcazas, y distintos emprendimientos que no son para nada descabellados, sino simples y que están en mente de todos pero nadie motorizó porque trabajar es para los cultores de la plancha un ejercicio “trabajoso”. Que tenga éxito.

Te puede interesar