Avanza Beta y es peor que Delta: ya 'escapa' al efecto de dos vacunas y causa la tercera ola en un país clave

Coronavirus 11 de junio de 2021 Por Editor
Fue identificada por primera vez en Sudáfrica, que reportó 9.000 nuevos contagios en las últimas 24 horas. Es una cepa resistente a dos vacunas disponibles, al menos. Según la OMS, el 90% de los países africanos quedarán lejos de los objetivos de vacunación, lo que podría expandir esa mutación por el mundo.
Cepa Beta

A finales de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) detectó una nueva variante del coronavirus. La llamó 501Y.V2 y la sumó a las causantes de la pandemia. Esta cepa encendió el alerta porque demostró ser una mutación resistente a dos de las vacunas disponibles, como mínimo, según los estudios preliminares.

Seis meses después, mientras el mundo observa con preocupación el avance de la variante Delta en el Reino Unido, que registra un aumento preocupante de casos justo en las vísperas del fin del tercer confinamiento iniciado en diciembre, esta nueva cepa, llamada BETA, ya causa la tercera ola en un país clave y se teme que genere un caos epidemiológico similar al que sufrió India, con su rebote internacional todavía en ciernes.

Es tal su virulencia que ayer, Sudáfrica, donde fue detectada por primera vez, técnicamente entró en la tercera ola del coronavirus al reportar más de 9.000 nuevas infecciones en las últimas 24 horas.

Sudáfrica es el país más afectado por el coronavirus del continente. A fines del año pasado sufrió una segunda ola, con más de 10.000 nuevos contagios por día. Hasta ahora, ya hubo más de 1,7 millones de casos y 57.410 muertes. El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, decretó a fines de mayo un confinamiento estricto, que amplió el horario del toque de queda y del cierre de comercios no esenciales.

El alerta mundial se basa en que Beta demostró ser resistente a dos de las vacunas en las que más se confía para contener la pandemia: Pfizer y AstraZeneca.

QUÉ SE SABE DE LA NUEVA CEPA BETA

La preocupación principal es que Beta se contagia de forma mucho más rápida entre las personas, incluso en comparación con Delta y otras variantes del Covid-19. ¿Por qué? Tiene cambios en la estratégica proteína espiga, lo que facilita la infección y acelera su expansión en el cuerpo. 

Esto produce una mayor cantidad de virus en una persona infectada, que a su vez puede contagiar a otras personas con mayor facilidad, dando como posible resultado final una propagación más rápida".

Esta variante, dominante en Sudáfrica, ya fue detectada en más del 80% de los casos. Y tiene un agravante: es capaz de evadir los anticuerpos de variantes anteriores del coronavirus, incluso en quienes ya recibieron las dos dosis de alguna de las vacunas disponibles. Pero, según los estudios preliminares, "no parece que el virus vaya a enfermar más a las personas o a causar más muertes", ni a requerir tratamientos diferentes a los vigentes hasta el momento.

@diarioelsolconcordia

Te puede interesar