Gob er ola de cuidados

ADIÓS AL INGENIERO JOSÉ FLORENCIO

Editorial 27/07/2021 Por Editor
La triste noticia de la muerte del ingeniero José Florencio Bourren, primer director de la Universidad Tecnológica Nacional de Concordia y autor del diseño estructural de la Defensa Sur de Concordia que llevó a cabo la idea de los hermanos Fermín y el “Sordo” Medina junto al recordado padre Servín y que salvó a una extensa barriada concordiense de las cíclicas inundaciones del Río Uruguay sume en la congoja a la comunidad.
bourren

El ingeniero Bourren será siempre recordado como un hombre de bien y comprometido con su ciudad y su gente habiendo sido reconocido en vida como “ciudadano destacado” por el Rotary Club Concordia.

Más allá de ese reconocimiento público a su destacada participación en ese proyecto de defensa costera, Bourren era reconocido por sus alumnos como “un buen tipo” y un excelente profesional y profesor de la facultad de la cual fue uno de los impulsores de su creación.

Llegan a sus familiares sentidas expresiones de pesar por la partida de José Bourren y el unánime deseo de que las obras que contribuyó a edificar perduren en el tiempo y se consoliden y amplíen conforme sus deseos terrenales.

Bourren tuvo el reconocimiento unánime de los pobladores de Concordia cuando aceptó el reto de diseñar esa obra de la que no se conocían antecedentes cercanos como era la Defensa Sur y lo hizo sin pensar en el tiempo que le llevaría desarrollar el proyecto, obviamente sin cobrar un peso y pensando en lo que después fue una tangible realidad, salvar de las aguas que invadían los barrios costeros de Concordia con cada inundación del Río Uruguay.

Ese reto, selló su destino de hombre desinteresado en la parte económica pero interesado en el bienestar de la gente. Hay que situarse en la época en que se intentó levantar la defensa Sur y cómo se llevó a cabo la obra prácticamente sin medios como una auténtica epopeya barrial y esto se puede hacer cuando se amalgaman voluntades que se ponen en movimiento sin hacer demasiadas elucubraciones sobre los costos y las probabilidades de fracasar en la empresa.

Al ponerse en marcha el proyecto, obligaron a las autoridades a interesarse en algo que ya estaba en movimiento con un ir y venir de camiones volcadores de poco porte y lograron comprometer el apoyo gubernamental que luego, posibilitó terminar la obra. Hicieron el puntapié inicial, es decir no elaboraron un proyecto y lo llevaron a consideración del gobernador de la Provincia, sino que lo iniciaron como una obra de audaces y ante el despliegue no quedó otra que sumarse al proyecto y comprometer al Estado en contribuir con máquinas y recursos a seguir esa gran obra.

La educación técnica fue otra de sus preocupaciones y que hoy exista en Concordia la UTN es obra de su impulso creador. Ante su despedida, hoy decimos con seguridad de que su vida ha sido fructífica y plena de realizaciones, por lo cual se despide a un hombre bueno y comprometido, a un profesor dedicado y a un concordiense de ley. 

@diarioelsolconcordia

Te puede interesar