Delincuentes torturaron durante dos horas a una familia y robaron hasta la comida del congelador

Policiales 26/07/2022 Por Editor
La inseguridad se multiplica en cada rincón del país. Ocurrió en un pueblo de Córdoba y es el tercer asalto de este tipo en menos de tres semanas.
Córdoba

Al menos tres delincuentes armados asaltaron y torturaron este domingo a una familia en la localidad cordobesa de Colonia Tirolesa. Según informaron medios locales, los malvivientes golpearon a las víctimas y les desvalijaron la vivienda: se llevaron dinero, electrodomésticos, un automóvil y hasta la comida que tenían en el congelador.

Según informó la Policía, los ladrones lograron penetrar en una vivienda por el patio trasero poco después de las 19. Allí sorprendieron a los hijos del matrimonio, de 19 y 26 años. Uno de ellos estaba estudiando, el otro durmiendo. Los jóvenes fueron reducidos a punta de pistola: uno de ellos habló y contó detalles del hecho.

Una vez maniatados, los criminales comenzaron a golpear a las víctimas para exigirles que les entregaran una supuesta suma de dinero que la familia tenía oculta en una caja fuerte. Los padres no estaban en la vivienda. Durante 45 minutos, los ladrones revisaron todo, pero no pudieron hallar el botín.

Cerca de las 20, los adultos llegaron a la casa, sin imaginarse lo que estaba ocurriendo. Uno de los ladrones obligó a que su hijo les abriera la puerta mientras le apuntaba con el arma en la cabeza.

“Cuando mi papá entró a casa, bajaron dos sujetos más para reducirlo a él, lo llevaron a una habitación separada y le empezaron a pegar, preguntando por este supuesto dinero. A mí también me habían golpeado en la cabeza y en el cuerpo, pero no había ningún dinero, nada”, dijo uno de los hijos del matrimonio.

Como el supuesto dinero no aparecía, los delincuentes decidieron llevar a todos los integrantes de la familia a una habitación y desvalijar la casa completa. “Nos desvalijaron la casa, la destruyeron. Se llevaron televisores, teléfonos celulares, parlantes, computadoras, un microondas, ropa deportiva, zapatos de mujer, ropa, perfume, relojes, joyas. Todo lo que un ciudadano puede tener en una vivienda común. Lo que pudieron cargar, se lo llevaron”, informó el joven.

“El dolor más grande es el tiempo que uno pierde y que deja de hacer otras cosas para trabajar y poder adquirir lo que toda familia trabajadora tiene”, expresó la víctima.

El hombre, de 26 años, dijo que sus padres aún están en shock y que el calvario duró cerca de dos horas. Incluso contó que los asaltantes utilizaron las valijas de las víctimas para cargar todo lo que se robaron. “Lamentablemente a mí me llevaron el vehículo”, lamentó el joven. “Cargaron la ropa de los cuatro, se llevaron absolutamente todo: Shorts de fútbol, remeras, trajes, camperas inflables, tomates. Hasta la comida del freezer cargaron”.

Una vez que los delincuentes huyeron a bordo del automóvil robado, un Totoya Yaris, uno de los hijos logró desatarse y corrió a la casa de un vecino para llamar a la Policía. “No pasaron más de cuatro minutos”, relató.

Los uniformados montaron un operativo cerrojo para intentar dar con los malvivientes, sin éxito.

Este hecho es el tercer asalto que los vecinos de Colonia Tirolesa sufrieron durante los últimos 20 días: primero ocurrió con una mujer y sus hijas; después, con un matrimonio de adultos mayores. “El pueblo está en shock”, dijo el joven, que además dijo que los delincuentes insistían con que estaban allí por “un dato, de alguien que los había vendido”.

“Es una impunidad total, estar dos horas en una vivienda. La Policía me dijo que ‘el pueblo es muy largo, tiene muchos caminos y somos solamente dos’. No pueden hacer mucho, no tienen los medios para darte una mano”, cerró. (La Voz)

Te puede interesar