Milanesas, yerba, dulce de leche: los alimentos básicos aumentaron alrededor de 300% en dos años y medio

Economía 13/07/2022 Por Editor
Los productos con mayores subas coinciden con los que son más característicos del consumo local.
Carnicería, precios

El dato se desprende de un relevamiento en 50 comercios de 20 distritos del conurbano bonaerense.

“La milanesa es un lujo, por lo menos para mí”, decía ya un año atrás Mirelli Blanco, vecina de Carcova, madre de cuatro hijos y beneficiarias de la tarjeta Alimentar. Si la inflación es un drama que afecta a todos los argentinos y las argentinas, es peor en los hogares de barrios populares, que destinan un mayor porcentaje de sus ingresos a productos que registraron aumentos por encima del promedio en los últimos dos años y medio: los alimentos. 

Entre diciembre de 2019 y junio de 2022, el período que lleva en el gobierno el Frente de Todos, los productos de la canasta básica alimentaria se encarecieron 212,25% en los comercios de cercanía del conurbano bonaerense, de acuerdo con relevamiento hecho por el Instituto de Investigación Social Política Económica Ciudadana (Isepci). 

Este aumento excede por mucho a la suba de los ingresos de los sectores de menores recursos durante el mismo período. La jubilación mínima, el salario mínimo y la Asignación Universal por Hijo aumentaron (AUH) tuvieron aumentos de entre 131% y 132%, sin contemplar los bonos excepcionales de refuerzo. “No los incorporamos a la cuenta porque no sirven para levantar los niveles de posibilidad de compra de la población. En general son sumas que se destinan a saldar deudas en almacenes o de alquiler que las personas adquieren porque no llegan a fin de mes; para sacarse la última soga del cuello”, dice Isaac Rudnik, director de Isepci.    

Los productos con mayores subas coinciden con los que son más característicos del consumo de los hogares argentinos. En los primeros lugares está la carne para milanesas (306%), el asado (280%), el dulce de leche (275%), la yerba (250%) y el aceite (246%). Todos registraron aumentos muy por encima de la inflación oficial acumulada para el período diciembre 2019 - junio de 2022, que fue de 178,9% según el Indec. 

Isepci depende de la organización de izquierda Somos Barrios de Pie, que integra la Unidad Piquetera. Todos los meses releva la misma canasta con la que hace su seguimiento de precios el Indec, solo que se enfoca en 850 comercios de 20 distritos del conurbano bonaerense. Es una serie que el Ministerio de Desarrollo Social sigue muy de cerca porque refleja la realidad inmediata de las familias más humildes, que no suelen hacer sus compras en grandes supermercados y, por lo tanto, tampoco acceden a la amortiguación de programas como Precios Cuidados, Cortes Cuidados o la canasta de frutas y verduras a precio regulado. 

El rubro de las carnes es el que más aportó al crecimiento del precio de los alimentos; escaló 272% en el período diciembre de 2019 - junio de 2022. El espinazo, un corte popular, lider a las subas (328,5%), seguido de la nalga (306,25%), la carne picada (286%) y el asado ($280). 

Los productos de almacén aumentaron 187,71%, menos que la carne pero 10 puntos porcentuales por encima de la inflación promedio del período. Lidera la suba el dulce de leche; en diciembre de 2019 el pote de 500 gramos valía $40 y hoy se encuentra a $300 en los comercios de barrio. Es decir, con un aumento de 275%. También se encarecieron mucho las lentejas (267,5%), el café (258,7%), las galletitas dulces (250%), el azúcar (250%), la yerba (249,4%) y el aceite mezcla (246,6%).

La categoría frutas y verduras registró un incremento de 178% en los últimos dos años y medio. Si bien se trata de un rubro muy dinámico en lo que respecta a los precios por estar directamente afectado por la estacionalidad, a la cabeza de las subas se encuentran el tomate y la acelga, con aumentos del 233,3%.  

“Después de observar cual es el resultado de treinta meses del gobierno de Alberto y Cristina, que arrojó una fuerte pérdida del poder adquisitivo de las remuneraciones mínimas, cambiaron el ministro de Economía y la nueva ministra anuncia continuidad a rajatabla de la orientación que lleva adelante Martín Guzmán”, cuestiona el informe. 

“La ministra explicó sobre las políticas que seguirá en el campo de la energía, el movimiento financiero, 'el equilibrio fiscal', el control del gasto del estado, comercio exterior, relación con el FMI, y otros temas igualmente importantes. Pero no hizo ninguna alusión a la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras. No hay expectativas que las cosas puedan mejorar sustancialmente para los sectores populares durante los próximos meses”, advierte el centro de estudios. 

Te puede interesar