AUDIENCIA EN EL SENADO: De los cuatro abogados que propone el Ejecutivo para ser Fiscales solo uno es nacido en Concordia

Judiciales 09 de junio de 2021 Por Editor
De los cuatro candidatos a ocupar fiscalías de nuestra ciudad, solamente Pablo Garrera Allende, nació en Concordia hace 45 años; los postulantes serán entrevistado por el Senado este miércoles para darles acuerdo constitucional a fin de titularizar fiscalías de Concordia, los otros tres postulantes son Gustavo Confalonieri, nació en la “Ciudad de Amigos” -Chajarí- hace 53 años y es nominado para ocupar la fiscalía 7; la abogada Julia Elena Rivoira, nació en San Javier (Santa Fé) hace 52 años y es nominada para ocupar la fiscalía 8, finalmente, Mario Andrés Figeroa, nació hace 40 años, es el más joven de los postulantes y nació en Whasington, Estados Unidos de América, es juez de garantías -interino- y se postula a fiscal titular 3.
fiscales

¿ DONDE ESTUDIARON ?

Los cuatro postulantes son abogados, tres de ellos, coincidentemente estudiaron en la Universidad Nacional del Litoral y solamente el concordiense Garrera Allende lo hizo en la Universidad de Buenos Aires.

ESPECIALIZACION EN DERECHO:

Todos, han realizado cursos de especialización en derecho, habiendo participado en Congresos, Jornadas y Seminarios diversos, aunque lo hacen esporádicamente y con lapsos que van desde cinco a más de diez años. 

Si bien algún candidato realizó especializaciones durante tres años seguidos, dejaron de interesarse en participar de ellos, hace muchos años, tal vez, porque van siendo ascendidos a funciones de mayor responsabilidad en la justicia lo que les deja menos tiempo libre para actualizarse en el derecho que siendo tan dinámico requiere una actualización permanente, lo que no obsta a que sin participar personalmente en jornadas y cursos, lo puedan hacer “en línea” y en la tranquilidad de su hogar.

ANTECEDENTES LABORALES: 

Quienes buscan ser titulares de fiscalías penales de Concordia, son actualmente funcionarios judiciales interinos.

Algunos empezaron cosiendo expedientes en algún juzgado, lo que en la jerga se llama “pinche” (por la aguja que debe “pinchar” los papeles para coserlos con hilo) y otros dejaron la profesión liberal, recomendados por algún influyente para ser interinos. Como se sabe, hay una “familia judicial”, donde los hijos suelen heredar a los padres y cualquier abogado, hijo de un juez, sabe que tiene asegurado un puesto en la justicia ya que esto actúa como varita mágica y algunos recomendados llegan meteóricamente a los más altos puestos de la justicia sin participar de cursos, jornadas, congresos o leer un libro, son los “interinos”, que pueden quedarse en el puesto por lapsos extensos, esperando que el cargo se titularice.  

 DE JUEZ A FISCAL

La jerarquía judicial se enfrenta a la titularidad. Por ello, los jueces interinos, prefieren ser titulares de una fiscalía antes que seguir esperando que se titularice un Juzgado. Aparte, cada vez que ello sucede hay un gran número de postulantes y pocos cargos, por lo que prefieren bajar de jerarquía funcional y no es extraño, como en este caso, que dos jueces de garantía interinos se presenten al Senado para que éste les de el acuerdo constitucional para ser fiscales.

Obtenido el puesto con acuerdo constitucional, ya son inamovibles en su cargo, salvo claro mal desempeño en el puesto, pero donde hay centenares de sentencias mal dictadas no se conocen de magistrados que hayan sido catapultados de su cargo por “mal desempeño” o “desconocimiento del derecho”.

@diarioelsolconcordia

 

Te puede interesar