955x100

COMPACTADOS COMO “BASURA”

Editorial 14/10/2021 Por Editor
Vengo escribiendo estos días sobre la indigencia material, le agregué ayer un nuevo condimento: la de ideas y ahora estoy revisando los terribles datos de la muerte de otro indigente muerto en Paraná mientras dormía plácidamente dentro de un contenedor y lo despertaron de improviso mientras era compactado por el camión recolector que descarga los residuos dentro de la caja del camión y, por medio de un sistema hidráulico, los comprime para ahorrar espacio.

VACUNACON  955x100

COMPACTADOS COMO BASURA

Los medios de la capital titulan “muerte en el contenedor”, pero la realidad es que el hombre no murió en el contenedor, sino en el camión y ni siquiera alcanzó a gritar pues fue comprimido por la fuerza hidráulica; y el conductor que se dio cuenta por una cámara de video que tiene el camión ya no tuvo tiempo para desactivar el sistema y, sin quererlo, condenó a muerte al joven que, luego se comprobó, era un indigente de 33 años que se llamaba Hugo Godoy, quien solía recorrer la zona buscando comida.

El jueves 31 de diciembre durante la descarga de un compactador de residuos en el volcadero de la capital entrerriana se encontró el cuerpo de otro hombre que también estaba durmiendo dentro de otro contenedor del centro de la ciudad, sobre calle 25 de Mayo, cuando fue levantado por el camión recolector de basura.

En ese caso la víctima fue identificada como Héctor Castro, un hombre de 44 años y se determinó que el hombre entró al contenedor de basura por voluntad propia, allí se ahogó por broncoaspiración y posteriormente, su cuerpo sufrió la compresión del camión recolector que luego lo depositaría en el volcadero.

Los primeros indicios ya señalaban que “no es una muerte violenta producto de un homicidio, sino que se trataría de un accidente por estar este indigente dentro del contenedor, dónde lo sorprendió la recolección, y al ser arrojado dentro de la compactadora lateral, fue aplastado por el sistema hidráulico”. 

Concordia no es ajena a la muerte de indigentes dentro de contenedores. A fines de marzo del 2020, empleados municipales hallaron un cuerpo al descargar residuos en el volcadero del campo "El Abasto".

En una primera instancia, un empleado municipal que iba con el camión a volcar los residuos “halló dos piernas humanas en un montículo de basura. Cuando volcó el camión, primero vieron las piernas y llamaron a la Comisaría Séptima”, explicaba el subjefe departamental de la policía, comisario Juan Beguerie.

El hombre fallecido, que era conocido en la ciudad porque se encontraba en situación de calle y trabajaba en el centro de la ciudad, “solía moverse en la zona de la terminal de ómnibus de Concordia. En ese lugar habría sido el incidente primario y luego lo trajeron para el campo El Abasto”, explicaba el funcionario policial.

Los casos son casi calcados unos a otros y requeriría que, hasta tanto se les ocurra alguna idea de cómo afrontar el problema de la indigencia y la pobreza, los recolectores que van en la “Kuka” bajen en cada contenedor y le introduzcan algún palo entre los residuos, si alguien grita, es porque es un indigente que elige dormir ahí y salvará una vida.

En tanto esperaremos que al capitán, sus contramaestres y lastres se les ocurra algo mejor para que no sigamos compactando personas como si fueran “basura”. 

Te puede interesar