Gob er ola de cuidados

“HAY QUE MIRARLES LAS MANOS”

Editorial 14/09/2021 Por Editor
Pepe Mujica, pidió a los funcionarios uruguayos que tienen la tarea de traer a los ciudadanos afganos que pidieron estatutos de refugiados en el país oriental que “les miren las manos”.
EDITORIAL 14 DE SEPTIEMBRE

En principio, serían 15 familias afganas que quieren radicarse en Uruguay. Esta no es la primera vez que el país oriental recibe un pedido para que familias de zonas en conflicto puedan instalarse.

En 2014, bajo el gobierno del entonces presidente José Mujica, llegaron 42 sirios de un total de 120 que Uruguay había decidido amparar. Finalmente la llegada de esas familias no se dio según lo planeado y es por ese motivo que ahora Mujica aconseja que primero “les miren las manos” a quienes quieran vivir en el país, en referencia a que lleguen personas que sean trabajadoras.

“La recomendación que yo haría siempre con respecto a la inmigración, es que antes de hablar con los candidatos primero les miren las manos. Mirar las manos, el tamaño de los dedos, porque eso va a expresar si trabajó la tierra o no”, dijo el expresidente y líder del MPP consideró que Uruguay necesita personas que sean capaces de trabajar en el campo. “El asunto de las manos yo lo recomendé, porque lo tengo bien claro (...) hay una cultura que se expresa por las manos”, indicó.

Con respecto a la llegada de las familias sirias, Mujica aseguró que quedó “terriblemente molesto”, ya que no cumplían con las condiciones que él había solicitado, como era la de que supieran y estuvieran dispuestos a trabajar la tierra.

Alrededor de 150 afganos, en su mayoría conversos al cristianismo y que tuvieron que huir de su país ante el temor de una persecución religiosa luego de que los talibanes se hicieran del poder en Afganistán, aguardan en una nación europea a la espera de que Uruguay les dé cobijo.

Su llegada, depende también de que otras ONG cristianas, con sede en Uruguay, se hagan cargo de la manutención de los recién llegados hasta que puedan aclimatarse. El Estado uruguayo, a cambio, les entregaría el estatus de refugiado.

Miles de ciudadanos afganos huyeron de su país luego de que los talibanes tomaran el control y las fuerzas de Estados Unidos dejaran su país. A través de operaciones de evacuación muchas familias lograron salir y fueron trasladas a diferentes puntos, donde ahora esperan ser reubicados.

Ocurre que Uruguay necesita trabajadores agrícolas que es donde tiene vacantes pero no quiere traer familias que no cumplan con esas condiciones pues no desean verse en otro conflicto como el ocurrido con los sirios que luego de ingresar al Uruguay, pidieron ser repatriados a su país, porque no se encontraban a gusto allí y se manifestaban en las plazas públicas de Montevideo diciendo que el gobierno “no les había cumplido”.

Uruguay necesita “manos de agricultores” y no “manos de pianistas”, el Pepe Mujica, por esa experiencia que tiene en las tareas agrícolas, lo ha dicho con sinceridad, hay que mirarles las manos a los inmigrantes, si no tienen experiencia o no saben cultivar la tierra, es mejor que elijan otro país. Y está perfectamente bien que se aclare antes.

Te puede interesar