Contradicciones y otros detalles sobre el brutal crimen de Lucio Dupuy

Judiciales 16/11/2022 Por Editor
El médico de guardia dijo que el nene llegó muerto. Distintos testigos señalaron que Abigail Páez dio distintas versiones sobre lo que ocurrió.
Lucio
Abigail Páez, (izquierda) y Magdalena Espósito Valenti (de buzo verde), madre de Lucio Dupuy, durante la tercera audiencia del juicio oral.

Lucio Dupuy (5) ingresó muerto a la guardia del Hospital Evita de Santa Rosa la noche del 26 de noviembre de 2021. Así lo declaró el médico de guardia Hugo Daniel Argüello quien atendió al pequeño. A las 21.45 horas certificó su muerte.

La llegada de Lucio al hospital de la capital pampeana fue el tema de la tercera jornada del juicio por la muerte de Lucio Dupuy, el niño de 5 años asesinado a golpes esa noche. Por ese crimen están acusadas su madre Magdalena “Magui” Espósito Valenti (25) y su pareja Abigail Páez (28): además del homicidio agravado les imputan abuso sexual agravado.

Los testigos de la tercera jornada –citados a requerimiento de la fiscalía– fueron el médico, tres enfermeras y dos policías. Todas las partes les hicieron preguntas, los fiscales, la querella y las defensas.

El juicio se lleva a cabo a puertas cerradas. En la sala de audiencias estuvieron las dos acusadas. Pero no estuvo presente Christian Dupuy, el padre de Lucio.

El primero en declarar en la tercera jornada fue uno de los policías que aquella noche cumplía funciones en la entrada del hospital. Ese testigo relató lo que pasó cuando dos vecinos y Páez ingresaron con Lucio, describió que vio golpeado al nene y contó la llegada de la madre, Espósito Valenti, al lugar.

Esa noche, Abigail Páez llevó a Lucio, cargándolo al hombro, a una posta que estaba a una cuadra y media de su casa. Pero ese centro sanitario estaba cerrado. Después que un vecino y una enfermera le hiciera maniobras de RCP, subieron al niño a un auto y lo llevaron al Hospital Evita. 

El médico Hugo Daniel Argüello -a cargo de la guardia del Hospital Evita, el segundo en complejidad ubicado al sur de Santa Rosa- relató que intentaron reanimarlo junto a otras tres enfermeras que también declararon.

Esas maniobras fueron de reanimación. Pero no dieron resultado. A las 21.45 horas, Argüello certificó la muerte de Lucio.

Además el médico y las tres enfermeras revelaron que Páez, la pareja de la madre de Lucio, dio tres versiones diferentes de lo que ocurrió con el nene: relató diferentes variantes del momento en que dejó al pequeño solo en su casa y cuando regresó lo halló tirado, golpeado e inconsciente.

El último testigo fue un policía del área de Niñez que concurrió al Evita y participó de las medidas posteriores a la muerte de Lucio; incluyendo allanamientos efectuados en las horas posteriores al hecho, en la madrugada del sábado 27 de noviembre.

Dos mujeres acusadas por homicidio y abuso

La acusación de los fiscales contra la madre es de abuso sexual gravemente ultrajante; agravado por ser la madre, por ser cometido por dos personas, todo como delito continuado; y de homicidio calificado por ser la madre, por ensañamiento y alevosía.

A Páez se le imputó abuso sexual gravemente ultrajante por su duración y formas concretas de realización; agravado por ser la guardadora al momento de los hechos, por ser cometido por dos personas y por existir convivencia; y homicidio calificado por ensañamiento y alevosía.

La querella, a cargo del abogado José Mario Aguerrido en el alegato de apertura, adhirió a las calificaciones legales del MPF, aunque sumó otro agravante y es que el homicidio fue cometido por "odio de género".

En la cuarta jornada, a cumplirse este miércoles, declarará el forense Juan Carlos Toulouse, el patólogo a cargo de la autopsia que consignó las golpizas que tenía el cuerpo, el golpe en la cabeza y constató el abuso sexual que sufrió el niño.

Te puede interesar