Gob er ola de cuidados

¿Libertad o locura?

Editorial 24/07/2021 Por Editor
Tenemos que ver lo que ocurre en Europa para prevenir lo que ocurrirá en breve en nuestro país con la irrupción de la variante DELTA de Covid-19.
covid editorial

Lo que ocurre en el Reino Unido, se repite en España y en Estados Unidos. En Inglaterra a seis días del “freedom day”, con supermercados semivacíos y más de medio millón de trabajadores en aislamiento por la covid, con la mitad de los estudiantes secundarios confinados en las casas, con la cabeza del gobierno también recluida (Boris Johnson y sus ministros de Finanzas y de Salud aislados), la postal de Inglaterra hoy se parece más a un cataclismo colectivo -como el de las enormes carencias de la posguerra– que al retorno a la normalidad que buscó el Primer Ministro al levantar todas las restricciones.

Al número de contagios que se disparó en las últimas dos semanas (más de 50 mil casos diarios) se suma el “pingdemic”, la disparada de casos por la mucho más transmisible variante Delta que obliga a todos los que estuvieron en contacto con los contagiados a aislarse. Como el número de confinados se acerca hoy a los dos millones y está afectando a servicios esenciales, desde salud a transporte, desde recolección de basura a suministro de alimentos, el gobierno busca alterar sus propias reglas de juego de testeo y rastreo para que estos trabajadores no tengan que aislarse por 10 días si han recibido las dos dosis de la vacuna.

Hay más de cinco mil hospitalizaciones, pero al ritmo actual el mismo gobierno calcula que se tocará un pico de entre 1000 y 2000 hospitalizaciones diarias a mediados de agosto, algo que amenazaría otra vez con desbordar el Servicio Nacional de Salud, con 100 a 200 muertes cada día. El gobierno está buscando cerrar los agujeros de su proclamado “día de la libertad” (hoy más conocido como “día de la locura”) con anuncios diversos como el requisito de pasaportes de vacuna para ingresar a nightclubs y otros eventos masivos Al igual que el año pasado, como si no quisiera o pudiera aprender la lección de la experiencia, el gobierno de Johnson navega en una mar de marchas y contramarchas que ponen en peligro algo que parecía hasta hace poco al alcance de la mano: una victoria parcial, pero importante, en la lucha contra la pandemia.

El porcentaje de la población que recibió ambas inoculaciones se acerca al 70% mientras que los que solo se dieron una vacuna conforman más del 87% de la población. El problema hoy es que el número de contagios por la variante Delta está superando el número de inoculaciones diarias y la “pingdemic” está vaciando los lugares de trabajo con escenas de tierra arrasada apocalíptica con los estantes vacíos de verduras y frutas y con notorios agujeros en prácticamente todos los sectores.

Esto se replica en otros lugares como Estados Unidos y nos va mostrando como NO HAY QUE BAJAR LA GUARDIA, Delta ya está entre nosotros y se replicará rápidamente por todo el país. Debemos prepararnos para enfrentarla y no entregarnos mansamente a la diseminación del virus que causará serios problemas.

@diarioelsolconcordia

Te puede interesar