APROVECHANDO LAS SOMBRAS

Editorial 15 de julio de 2021 Por Editor
Las noticias de la derecha no fueron puestas allí para resaltar esta Editorial, son una constante que los cacos toman por asalto las escuelas y se roban y principalmente destruyen todo lo que encuentran a su paso.
cuatro-hombres-cargan-una-momia-decoracion-de-la-tumba-de-amenemonet_46ed5faa_1200x630

Tal vez, un sicólogo podría explicar lo que sucede en las mentes de quienes atentan con un aparente “sin ton ni son” contra las instalaciones escolares y tendríamos un perfil de quienes roban, destruyen y hasta defecan en las aulas. Seguramente tienen una razón que va allá de lo poco y nada que les puede dar su rapiña, no hay bienes apreciables en una escuela aunque para la comunidad educativa es todo muy valioso porque cuesta mucho conseguir los elementos para enseñar.

Además, de las ya célebres malandanzas en las escuelas, los cacos encontraron en la paz de los cementerios la materia prima que puede revenderse en los reducidores de las placas de cobre con que los deudos recuerdan a sus seres queridos y que se desprenden con rapidez mediante un simple atornillador para embolsarse en una arpillera entregándola a sus compradores.

Se denunciaron, tiempo atrás, situaciones extrañas con féretros que no estaban donde debieran y hace unos años, una pila de ellos fueron hallados en el campo del Abasto.

En el antiguo Egipto, el saqueo de tumbas era algo habitual. Los ladrones se enfrentaban a las trampas mortales dispuestas por los arquitectos de las sepulturas y a terribles castigos si eran descubiertos, pero nada de ello pudo disuadirles de llevar a cabo una actividad tan peligrosa, de la que algunos papiros que han llegado hasta nosotros dan buena cuenta.

No sabemos si actualmente suceden estos deleznables hechos entre nosotros pero cuando se reúnen concejales  para “mejorar” la seguridad es que algo ocurre, de otra forma no tendría objeto una reunión presencial en tiempos de Pandemia.

Otro sitio que ha sido mencionado últimamente en los portales es el ataque a tiros de los carpinchos del Perilago, su caza es para utilizar su carne, apreciada y ahora los ejemplares andan fuera de su hábitat natural (dentro de los bosques) por la tala rasa y están mansos expuestos a los disparos de cazadores furtivos.

En este caso, la idea de colocar guardaparques es tan bizarra como talar todo el perilago para, después, plantar especies autóctonas. Los cazadores andan armados y de noche. Los guardaparques trabajan de día y desarmados. El territorio del Perilago es de 10 km. de distancia entre Playa Sol y Punta Perdices en la península Soler. ¿Cómo se movería los guardaparques entre un punto y otro? Se necesitan medios y potestades que tiene la Policía, es por esta razón que lo primero que se implementó en el lugar fue la Comisaría Turística 9ª.”Salto Grande” y son sus funcionarios los que deben velar por el mantenimiento y seguridad en el territorio de su competencia. Esta idea “loca” de poner guardaparques desarmados para enfrentar a cazadores armados es otra de las elucubraciones fantasiosas de café que se estrellará pronto con la realidad o con la velocidad de una bala que puede matar un carpincho pero también a un guardaparque.

@diarioelsolconcordia

Te puede interesar