COCODRILLO QUE DUERME ES CARTERA

Editorial 11 de julio de 2021 Por Editor
¡¡¡Argentina volvió a levantar un trofeo después de 28 años!!!
photo_2021-07-11_07-34-46

Chau a eso de mencionar a Ecuador 1993 como “la última vez”. Argentina campeón y con Lionel Messi levantando la copa. Con esa foto que todos anhelaban. Esa foto es real. Es hoy. Es ahora. Messi campeón con la selección argentina. Con la copa en el Maracaná. A sus 34 años.

Porque siguió intentando. Porque los años de frustraciones ya fueron. Quedaron atrás. Porque el gol de Ángel Di María estableció 1-0 de la alegría infinita. Pase de De Paul y golazo del “Fideo” para que más de 2 mil argentinos griten ferozmente en el Maracaná. Allá en Brasil ellos. Acá, 40 millones y pico se sacaron el barbijo para el grito inmortal.

Argentina ganó la Copa América. La ganó bien. Y Messi festeja. Festejan todos. Un equipo hecho equipo. Un plantel hecho de amigos. Un grupo de argentinos en Brasil le dio una alegría inmensa a millones. Y Argentina ganó luchando. Con humildad, con entrega. Con guapeza. Con Messi metiendo como si fuera un 5 rústico. Hasta perder la lucidez como para definir solo ante el arquero. Es que dejó la piel antes. Todos dejaron la piel.

El lirismo no estuvo en el Maracaná. La gloria se construyó con el corazón. Con el alma. Argentina campeón. Messi campeón. Messi campeón con la selección argentina. Y en Brasil. Y contra Brasil.

Estamos eufóricos y locos de contentos porque el equipo demostró garra y pasión y eso es lo que necesitamos traspolar los argentinos a las distintas actividades sociales, políticas y económicas.

Mientras venimos diciendo que se observa la quietud de los cementerios en algunas actividades gubernamentales que deberían orientar el norte de sus administrados, recordaba la cita de un amigo de que “cocodrillo que se duerme es cartera”.

Para citar que la inacción no genera que los hechos queden  freezados. Al contrario y conforme al dicho, es casi seguro que termine siendo cartera.

Y si intentamos traspolar a la Selección Nacional, empecemos por citar que es una “Selección” es decir un grupo de los mejores que fueron “seleccionados” para ocupar un puesto en la cancha.

Y esta selección es un “equipo” que tiene al Dibu en el arco, a defensores y atacantes, que buscan hacer gol y ganar el partido.

Si no hay hambre de gol y nos concentramos solamente en la defensa, nunca ganaremos un solo partido, el equipo nuestro ha venido a atajar pero no a golear a nadie.

Y eso son hoy día, algunos equipos de gobierno, carentes de hambre de gol, conformándose con que le metan la menor cantidad de goles posibles para llegar dignamente al final del partido.

En sus espíritus no tienen ambición de ganar sino de preservar las cosas hasta el pitazo final.

Lástima porque una gran cantidad de gente confió en ellos para lograr algo más que ese “dejarse estar” que se advierte en sus acciones o al revés en sus falta de acciones. Deberían despertar del letargo y agregar algunos delanteros en sus escuálidos “equipos” para hacer al menos algún gol que les permita llegar a las elecciones mostrando “algo” más que la nada misma.

@diarioelsolconcordia

Te puede interesar