Puebleada por Tahiel: Marcharon pidiendo justicia y más compromiso del COPNAF

Provinciales 07/05/2022 Por Editor
Gualeguaychú fue un polvorín con quema de gomas frente al COPNAF reclamando más compromiso del organismo y contra la Justicia que dicen que "actúa sobre hechos consumados, pero antes es ciega y sorda".
tahiel-marcha-2jpg

Marcharon este viernes en Gualeguaychú para exigir justicia por Tahiel, el niño de dos años que murió por presuntos malos tratos en un contexto de violencia intrafamiliar. La movilización, que fue encabezada por sus dos abuelas, pasó por la oficina del Copnaf y finalizó cerca del mediodía frente los Tribunales de calle Sáenz Peña.

Precisamente frente al Copnaf, los manifestantes detuvieron la marcha y encendieron velas, al grito de Justicia. Con consignas contra la violencia y pidiendo justicia por el pequeño, el reclamo hizo foco en una supuesta inacción de algunos organismos gubernamentales, a los que acusan de haber conocido la situación de la familia y no haber actuado.

Caso Tahiel - Protesta
Quemaron cubiertas frente a la sede del Copnaf en Gualeguaychú.

En ese sentido, Silvina, la tía de Tahiel, apuntó que ella había solicitado la tenencia de su sobrino “por el mal estado en que lo encontraba cuando lo iba a buscar a dónde estuviera Macarena (su hermana), porque ella no tenía un paradero fijo; ella estaba en el barrio Munilla, en la Cuchilla, cerca de la orilla del río en Camino de la Costa”.

“El nene siempre estaba con un chichón nuevo, en la cabecita, o el ojo rasguñado, o la boca rotita. Siempre estaba golpeado”, describió la mujer en diálogo con ElDía.

Silvina manifestó que “fueron varias veces” las que acudió a los centros de salud a pedir ayuda. “Pero no me escucharon. Fui al CIC de Périgan, fui al Munilla, a una casa de las Madres Cuidadoras”, detalló. Y continuó: “Me dijeron que me iban a dar el nene por tres meses, pero nunca me llamaron por nada. Hablamos con Margarita, de Acción Social del CIC Périgan, ella me dijo que dio informes al Copnaf. Yo quería que me ayudara”.

“Fuimos a buscar apoyo, pero siempre nos dijeron que la mamá estaba capacitada para tener al nene porque iba a los talleres del Hogar de Cristo, que estaba bien tratada, contenida”, afirmó Silvina, quien manifestó que la última vez que tuvo al chico “fueron asistentes sociales a casa y me dijeron que tenía que estar con la madre, entonces yo fui y se lo llevé”.

Caso Tahiel - Protesta_001

“Lo seguí buscando a Tahiel, lo tenía en mi casa, la última vez que lo vi fue el 5 o 6 de abril, que lo vi en un cumpleaños, después ya perdí lazo con él”, lamentó.

Acerca de su hermana Macarena, sintió que “no sabía que era capaz de tanta suciedad”. “Hasta el día de hoy no siento nada, solo impotencia, yo no le quería quitar los hijos a mi hermana, queríamos lo mejor para ella, pero como somos pobres nos dejaron de lado”, lamentó.

“Pedimos justicia porque no hubiese pasado esto si nos hubieran escuchado”, concluyó.

Te puede interesar