COVID-19 en América Latina: "Sería lógico que ómicron aumente el riesgo de reinfección"

Coronavirus 08/12/2021 Por Editor
En los últimos días, más países de América Latina han reportado casos de ómicron. ¿Qué se sabe ya sobre la nueva variante del coronavirus que provoca el COVID-19? DW conversó con el Dr. Drexler.
ómicron
En América Latina, Argentina (en la foto), Chile y Brasil han reportado sus primeros casos de ómicron.

DW: Dr. Drexler, cada vez son más los países de América Latina que reportan sus primeros casos de la variante ómicron. Según un estudio preliminar hecho en Sudáfrica, la nueva cepa podría causar un COVID-19 menos severo. ¿Qué más se sabe al respecto?

Felix Drexler: Todavía es muy prematuro para saber todas las características que tiene ómicron. Es necesario una cantidad grande de gente para poder evaluar el curso clínico de una nueva variante, porque, por ejemplo, cómo vamos a saber si ese curso clínico aparentemente menos severo no se debe a una infección previa con otra variante, como la delta. Y, técnicamente, diferenciar eso no es tan fácil. Para ello sería necesario evaluar la inmunidad muy tempranamente, tras una infección con ómicron.

Otro estudio del Centro de Innovación y Respuesta a Epidemias de Sudáfrica indica que ómicron aumenta el riesgo de reinfección…

Eso sí es bastante probable y sería lógico, teniendo en cuenta otras variantes con menos mutaciones que ya causan reinfecciones. En América Latina, hemos visto reinfecciones en vacunados o recuperados, por ejemplo, con la variante gamma que, al igual que beta, tiene una mutación en la proteína espícula del virus y neutraliza en menor medida la inmunidad por vacunación.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes hasta ahora identificados de la variante ómicron?

Al principio parecían ser un poco distintos a los síntomas de las otras variantes. Se decía que provocaba menos tos o que la pérdida del olfato sería menos frecuente. El problema es que los datos todavía no son del todo claros, sobre todo, porque tampoco sabemos la cantidad de infecciones de la que estamos hablando. Por ahora, la mayoría de los infectados con ómicron están en África del Sur. Es muy temprano para definir la sintomatología de ómicron. Sin embargo, hay una diferencia drástica entre la sintomatología de una persona vacunada o recuperada y la de alguien que no se ha vacunado.

¿En qué grupos etarios se han registrado más casos de la variante ómicron?

Hay personas de todas las edades, pero se ha registrado una tasa especialmente alta en niños. Sin embargo, se debe tener en cuenta que estos niños del sur de África no han sido vacunados o no se contagiaron en las olas anteriores. En una o dos semanas tendremos hallazgos más concretos al respecto.

Israel y el Reino Unido están analizando aplicar una cuarta dosis o segundo refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 para reforzar a la población con inmunodeficiencias. ¿Se tendría que ir preparando también América Latina para ello?

América Latina se distingue probablemente de otros lugares del planeta por su alta tasa de infección. Por un lado, es bueno que no se ignore lo que ocurre en otros países para aprender y prepararnos frente a las próximas olas. Por otro lado, no se trata de copiar acciones, sino de adecuarlas al contexto de cada país latinoamericano. Dentro de América Latina, las tasas de infección han sido heterogéneas. Hay países que fueron muy afectados, pero ahora tienen un éxito enorme en la vacunación, como Brasil, donde yo todavía no me atrevería hablar de una cuarta dosis.

Creo que los países latinoamericanos han avanzado favorablemente en la vacunación. Ahora tenemos que ver qué tan fuerte es esa inmunidad. De todas formas, hay que recordar que probablemente todas las personas vacunadas están, hasta cierto grado, protegidas contra un curso severo de la enfermedad. Lo que se intenta con estas vacunaciones de refuerzo es, por un lado, disminuir el altísimo nivel de transmisión y, por otro, evitar una sobrecarga al sistema de salud. La pregunta que se deberían hacer ahora es más bien: ¿qué es lo que el sistema de salud aguanta?

En todo caso, ¿cómo se debería ir preparando la región antes de que se expanda ómicron por sus países?

Seguimos sin saber, por ejemplo, en los países andinos, cuál es la eficacia de la vacunación contra las variantes lambda y mu, que son variantes del contexto latinoamericano. Tenemos una gran escasez de datos. Por ejemplo, según un estudio japonés, la investigación de la variante mu ha sido bastante ineficaz. Ciertamente, debemos tener en cuenta a ómicron, pero todavía no hemos respondido a las variantes que circulan en gran parte de la región. Aparte de insistir en la investigación científica, se deberían seguir fortaleciendo los programas de vacunación.

Chile empezó a vacunar con Sinovac a niños de 3 a 5 años. ¿Qué tan buena es la vacuna china para ese grupo etario?

Todas las vacunas pueden tener ventajas y desventajas. Puede ser que la china Sinovac o la cubana Soberana 02 tengan una eficacia menor que las otras, sin embargo, son estables, son fáciles de transportar, son más baratas de producir y son, por lo tanto, más disponibles y logísticamente más fáciles de distribuir en América Latina.

Por un lado, faltan datos clínicos sobre la aplicación de Sinovac en menores, pero entiendo la motivación de los Gobiernos de iniciar la vacunación en función de la seguridad de la salud pública del país. Por otro lado, son vacunas que por su técnica tienden a ser bastante seguras. Tienen todo para funcionar bien y ojalá sea de mucho beneficio.

Te puede interesar