955x100

Los condenados por el femicidio de Araceli la "cosificaron" y la trataron "como un objeto"

Judiciales 06/11/2021 Por Editor
Así lo remarcó el tribunal que el jueves dictó la pena de prisión perpetua para tres hombres que en abril de 2017 asesinaron a la joven.

VACUNACON  955x100

araceli fulles 001

El tribunal que el jueves dictó la pena de prisión perpetua para tres hombres por el femicidio de Araceli Fulles, en abril de 2017 en la localidad de José León Suárez, consideró que los condenados “cosificaron” a la víctima aprovechándose de su vulnerabilidad y la trataron "como objeto”, a la vez que determinó que, tras asesinarla, mantuvieron su cadáver durante “6 a 9 días” dentro del baúl de un auto para finalmente enterrarlo en la casa de uno de los involucrados.

Así lo describió el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de San Martín en los fundamentos del veredicto en el que condenó a prisión perpetua a Carlos Damián Cassalz, Hugo Martín Cabañas y Marcelo Escobedo y absolvió por falta de pruebas Hernán Rodrigo Badaracco, Carlos Antonio Ibarra, Daniel Alaniz y los hermanos Jonathan y Emanuel Ávalos.

Además, el TOC 3 señaló como coautor del hecho a Darío Badaracco, quien había sido detenido en la causa pero murió el 13 de abril de 2019, luego de haber permanecido internado cinco días en un hospital de la ciudad de Olavarría tras ser atacado a golpes y quemado con agua caliente por dos compañeros de celda en el penal de Sierra Chica.

La jueza Carolina Martínez, con la adhesión de los jueces Martín Klobovs y Aníbal Bellagio, consideró que el crimen contuvo “características propias del androcentrismo lamentablemente aún vigente y que ha quedado acreditado en el comportamiento de los imputados”.

“Todo el contexto fáctico que debió padecer Araceli Fulles nos ubica en un femicidio, en el cual su muerte fue mediando violencia de género por cuatro sujetos masculinos", dijeron los jueces, quienes aclararon que durante el debate se escucharon "expresiones desagradables hacia la víctima".

"La lista es infinita, cosificando a Araceli Fulles, aprovechándose de su vulnerabilidad y evidenciando el desprecio hacia la mujer, al punto de denigrarla tratándola como un objeto", señalaron, tras lo cual explicaron que "no es casual que la familia Fulles contó desde un primer momento con el acompañamiento de Natalia Chinetti y Belén Zavala, representantes de la Dirección de Abordaje Integral de Casos de Femicidios, Travesticidios, Transfemicidios y Delitos contra la Integridad Sexual”.

Asimismo, el tribunal remarcó que la situación de “vulnerabilidad” de la víctima “en modo alguno puede justificar ningún devenir y/o desenlace fatal pues ello sería caer en estereotipos género y revictimizar aún más a la víctima Fulles” y que, “al tratarse de un caso de violencia de género fue imprescindible reconstruir los últimos momentos de la víctima”.

Para la reconstrucción de los hechos ocurridos durante la noche del 2 de julio de 2017, los jueces Klobovs, Bellagio y Martínez contaron con el testimonio de casi 300 testigos en 14 audiencias, en un debate que se extendió por 53 días.

Según el tribunal, aquella noche, Araceli cenó en el domicilio de un amigo apodado “Batata” y luego de dirigió a la 1.30 de la mañana hacia la casa de uno de los cinco absueltos, Emanuel Ávalos.

Luego, a las 3 de la madrugada, Araceli se dirigió junto con Ávalos hacia la Plaza 9 de Julio, donde se encontró con Jonathan –hermano de Emanuel-, Darío Badaracco y Marcos Ibarra.

A las 6.30 de la mañana, Araceli le envió un mensaje a su madre, Mónica Ferreyra diciéndole: “Má prepará el agua para el mate que ya voy para casa”.

Sin embargo, según pudieron establecer los jueces, alrededor de las 7 de la mañana Araceli se dirigió hacia un corralón que era propiedad de Carlos Cassalz, donde “se produjo su muerte violenta”, en la que Darío Badaracco, Marcelo Escobedo y Hugo Cabañas fueron considerados como los responsables de causarle a la joven una "asfixia mecánica" por "estrangulamiento a lazo" con un elemento compatible con precintos plásticos.

La escena del crimen fue validada por los jueces a partir del “marcamiento positivo de olor” de canes adiestrados, que dieron cuenta de la presencia de Araceli en la oficina, baño y terraza del corralón.

 

araceli fulles 001
Araceli Fulles fue asesinada en abril de 2017.

Luego del crimen, también se pudo probar que los asesinos de Araceli ocultaron su cuerpo en baúl de un Renault Megane 19 perteneciente al condenado Escobedo “cuanto menos de seis a nueve días”.

“A esta conclusión se arriba también con la presencia del perro Halcón en el allanamiento del 27 de abril de 2017 que huele el olor de Araceli Fulles en el baúl del auto Megane Renault 19 marcando positivo tres veces y dicho espacio (baúl) fue limpiado con pinolux y/o algún desinfectante para ocultar que el cuerpo de Araceli estuvo en el interior”, resaltó el tribunal.

Tras 25 días de búsqueda, el cuerpo de Araceli fue hallado el 27 de abril debajo de unos escombros, en el patio de la casa de Darío Badaracco, ubicada en Alfonsina Storni 4477, de José León Suárez, partido de San Martín, tras la intervención de perros pertenecientes a los Bomberos Voluntarios de Punta Alta.

“El dato objetivo sin fisuras ni quiebres es el hallazgo del cuerpo de Blanca Araceli Fulles en el domicilio de Darío Badaracco, enterrado en un contrapiso del fondo con estructura de cemento, tapado con escombros y una puerta roja de automóvil”, describieron Klobovs, Bellagio y Martínez.

Anteriormente, el 17 de abril la justicia ordenó un allanamiento en ese mismo domicilio y no se encontró ningún rastro de Araceli, lo que hizo suponer a los jueces que el cuerpo fue colocado en ese lugar luego de ese día.

“El cuerpo de Araceli Fulles no estaba en el fondo de la vivienda de Darío Badaracco el 17 de abril de abril 2017 cuando se produjo el primer allanamiento, sino que fue trasladado con posterioridad, cuando Darío Badaracco tenía motivos suficientes para no sospechar que iban a volver a su casa a buscarla y donde aún reunía la calidad de testigo y no imputado”, relataron los magistrados en el fallo.

En principio, los ocho acusados iniciales llegaron libres al debate oral, pero a raíz de una serie de amenazas hacia familiares de Araceli y testigos, dos de ellos fueron detenidos.

Por un lado, Cassalz fue arrestado el 12 de septiembre cuando fue a votar en las últimas PASO por las elecciones legislativas, acusado de amenazar a un testigo y a la madre de Araceli, a quien le mandó un video de nueve segundos con una ametralladora diciendo "hay bala para toda la familia".

En tanto, Cabañas fue detenido dos días después, luego de que intentó ingresar a la segunda audiencia del juicio oral con un arma blanca.

Ante esa situación, el juez Martín Klobovs los procesó con prisión preventiva hasta que se dé a conocer la sentencia.

Te puede interesar