955x100

SOMOS MARMOTAS

Editorial 02/11/2021 Por Editor
El hidrógeno verde está llamado a ser el nuevo protagonista del sector energético mundial.

VACUNACON  955x100

SOMOS MARMOTAS

En efecto, a mediados del año, el Consejo Nacional Económico Argentino presentó paneles de discusión y propuestas de armado de un Plan Estratégico y ayer el presidente Fernández firmó un acuerdo con el australiano Andrew Forrest, presidente de Fortescue Future Industries (FFI), para cerrar una inversión en hidrógeno verde por 8.400 millones de dólares que creará más de 15 mil empleos directos y entre 40 y 50 mil indirectos en Río Negro.

La Provincia de Río Negro se puso a la vanguardia de la investigación y desarrollo, armando su propia Mesa de Hidrógeno, sus proyectos se basan en tres circunstancias que la vuelven ideal para la producción de hidrógeno verde, la primera es el viento con una velocidad media promedio de 8,56 M/S una de las más altas del mundo, la segunda es el recurso hídrico: el Río Limay que se convierte en el Río Negro cerca de Cipoletti y de allí fluye por la provincia de Río Negro hasta el Océano Atlántico tiene como recurso hídrico adicional el canal abierto artificial de 175 km de largo que toma agua del Río Negro a 40 km de la ciudad de Coronel Belisle llamado “Canal Pomona- San Antonio”, con una capacidad de 980.000 m3 (500 l/s) y el tercero, que tiene gente que estudia y trabaja para generar condiciones de inversión en el territorio.

En comparación, Entre Ríos cuenta con un lago artificial de 783 km2, el caudal medio del Río Uruguay es de 5.522 m3/s y la central hidroeléctrica binacional de Salto Grande puede producir una capacidad media de generación superior a los 8.500 GWh. La oferta de energía a las distribuidoras de cada país se efectúa semanalmente quien la toman en función de la demanda, se guarda energía en el embalse o cuando hay un excedente se la vuelca por el vertedero, se puede producir hidrógeno verde con la energía producida excedente, utilizando también la que no es requerida por CAMMESA en Argentina o ADDE en Uruguay para convertirla en hidrógeno que puede envasarse cerca de la misma represa o remitirse a plantas remotas en forma de energía eléctrica por las líneas de transmisión existentes y mediante el proceso de conversión por electrólisis, este método utiliza la corriente eléctrica para separar el hidrógeno (H2) del oxígeno (O) que hay en el agua (H2O), por lo que, si esa electricidad se obtiene de fuentes renovables, produciremos energía sin emitir dióxido de carbono a la atmósfera.

Fuera de los datos técnicos que pueden ser tediosos y difíciles de entender para un lector medio, digamos que Entre Ríos a través de CAFESG y de la CTM de Salto Grande está en excelentes condiciones de producir hidrógeno verde y que, en realidad, debería ponerse a trabajar ya en este sentido para provocar nuevas empresas energéticas en la zona que puedan exportar esta energía, traer divisas y generar trabajo.

Contra esta idea, se pone la pared del efecto “hibernadero” (que no es invernadero) el primero significa, como se sabe, el estado de letargo en el que algunos animales se sumergen durante meses para ahorrar energía y complicaciones, con la desgracia nuestra que los líderes mandan a todos a dormir y quedamos como marmotas viendo cómo las oportunidades de mejorar las condiciones de vida y vencer la pobreza y marginación pasan y se van a otros lugares que ya han realizado estudios estratégicos para demostrar que poseen recursos para ser elegidos por inversores que tienen fondos para destinar a proyectos que van en dos sentidos: ganar dinero y reducir el efecto invernadero, es decir dos necesidades que podríamos aprovechar sin esperar como los indios que vengan a mostrarnos los espejitos de colores y salgamos esquilmados en nuestros recursos como históricamente ha ocurrido con los conquistadores.

Te puede interesar