Gob er ola de cuidados

CANDIDATOS Y DESARROLLO

Editorial 25/07/2021 Por Editor
El gobernador ha evaluado cuál es el candidato más potable para lograr remontar las encuestas y otorguen un triunfo del peronismo en Entre Ríos.
tren del progreso

Luego de sopesar toda la oferta, eligió alguien que le asegure la base de sustentación del peronismo entrerriano que se encuentra en Concordia y un hombre que, con sus errores y aciertos, es reconocido en la ciudad que lo vio nacer y crecer, además del capital político que significa ser nieto del último gran gobernador constitucional de Entre Ríos -antes de la irrupción del golpe de 1976-, don Enrique Tomás Cresto e hijo de Juan Carlos, intendente, legislador y expresidente de la CTM de Salto Grande, entre otros cargos en los que dejó la impronta de un fuerte carácter y decisión de hacer.

Como si eso no alcanzara, las conexiones logradas a nivel nacional a través del cargo que actualmente detenta, señalaron de por sí, que el “mejor” candidato para estas elecciones de término medio es el elegido por el gobernador Gustavo Bordet para enfrentar a un peso pesado de la política como es el ex ministro del interior Rogelio Frigerio.

Hay, en Frigerio, algunos datos que lo ponen como un referente indudablemente fuerte como que se confiesa peronista, nieto también de otro político de raza, don Rogelio Frigerio, la historia de este tiene ribetes épicos, como que era periodista y dirigente de la UCRI (Unión Cívica Radical Intransigente) y designado por Frondizi como secretario de Relaciones Socio-Económicas, pero su influencia en el área económica fue determinante en el gobierno del correntino. La extraordinaria política desarrollista de Frondizi fue impulsada por el abuelo de Frigerio y esto, créase o no, pesa a la hora de elegir.

Es que, se tiene por cierto el dicho de que “de tal palo, tal astilla”.

¿Quién podría enfrentar a tamaño adversario? No había, efectivamente, nadie con mayor peso e historia dentro del peronismo que Enrique Cresto, que obviamente piensa en su diputación como un pase al premio mayor que es suceder a Bordet como gobernador de Entre Ríos, como también es el pensamiento de su oponente, Rogelio Frigerio.

Las historias familiares de ambos candidatos son casi calcadas: Rogelio, nieto de Rogelio; Enrique Tomás, nieto de Enrique Tomás. Rogelio abuelo perseguido por los militares; Enrique Tomás, perseguido y preso por el golpe militar del 76.

Ahora, no solo es cuestión de historia, sino de presente y futuro del actual gobierno justicialista de Entre Ríos que transita bastante bien en Pandemia pero que, indudablemente, necesita un plan pospandemia y aquí habría que absorber algunos planes del desarrollismo pues sería el aire fresco y renovador que podría aportar al gobierno de Gustavo para facilitar la llegada al gobierno de quien Gustavo a elegido como candidato.

Sin una fuerte acción desarrollista, el peronismo perderá el poder en el 2023, aunque ahora lo gane. Se le agregará al candidato una tarea más, la de impulsar ahora las bases de planes que pueda sustentar en el 2023, pero que deben tener su inicio lo más pronto posible. Si nos quedamos esperando el futuro, es posible que lo veamos pasar y luego nos lamentemos de cómo no nos subimos al tren del progreso que viene de la mano del desarrollo.

@diarioelsolconcordia

Te puede interesar