Gob er ola de cuidados

Pampita Ardohain, entre un mundo color de rosa y contratos millonarios

Show 24/07/2021 Por Editor
No importa lo que pase afuera, la modelo y conductora siempre intenta sostener su sonrisa y mostrarse plena.
pampit

Bienvenidos a la realidad paralela de Pampita, un mundo ideal donde la vida es color de rosa. O, al menos, eso parece. Hay famosos que hacen un negocio contando sus defectos, sus debilidades, sus fracasos. Pues bien, el negocio de Pampita es mostrar que todo le sale bien. Esta semana, fue noticia excluyente porque tuvo su parto soñado. Y en concordancia con su vida desde hace un par de años, todo fue como se planificó: perfecto. Incluso la pegaron en el día del nacimiento de la pequeña Ana, el que repiten desde hace meses, el 22 de julio.

Se sabe que no siempre fueron así las cosas para Pampita, pero desde que conoció a Roberto García Moritán, ella decidió que no habría más fallas, que todo sería lindo y feliz. Y así viene siendo. Comenzó en octubre de 2019, con la propuesta de casamiento de Roberto, con él de rodillas, en una playa del Caribe, con músicos en vivo. La vara estaba muy alta y había que mantenerla. Por eso el casamiento estuvo a la altura de las circunstancias. A Roberto le pusieron rápidamente aparatos para corregir los dientes y pudo sonreír tranquilo el día de la boda. Pampita pensó en todo: las damas de honor de negro y ella de impecable blanco. Los niños de traje, ningún berrinche, y los invitados vestidos de lujo, como corresponde. ¿La luna de miel? En París, por supuesto, con la foto del beso y la Torre Eiffel. El verano los encontró en Punta del Este, claro. Y como para que se vea que todo estaba en paz, las Fiestas las pasaron con la ex de él, a pura sonrisa. Fue un enero soñado, con amigas, que tuvo su fin con el cumpleaños de Pampita frente al mar.

Ni la pandemia derribó tanta perfección. Roberto aprovechó para iniciar su carrera política y fue el primer famoso solidario que se animó a entrar -en plena cuarentena- en barrios humildes para colaborar con agua y lavandina. Sus restaurantes se venían a pique, pero él salió a flote haciendo él mismo el delivery. No sabemos si la imagen le gustó a Pampita, pero le puso onda y lo alentó desde Instagram. Ella había dejado su programa por miedo, pero al ver que la cosa se extendía demasiado, se puso el barbijo, la ropa de canje y volvió con todo. A fin de año, incluso, logró abrir su propio negocio de decoración, un local precioso en Puerto Madero. Muerta de calor, unos días antes de Navidad, lo inauguró con sus amigas vestidas como para el Oscar.

El 2021 la encontró en México, de vacaciones con amigos, pero nada fue casualidad. Con la excusa de festejar allí su cumpleaños, juntó mucha gente en la playa y anunció la bomba: su embarazo. Hacía mucho que lo sabía, pero no podía decirlo así nomás. Tenía que ser a lo grande, un poco también made in USA, con globos y micrófonos para que la cámara tome bien el momento. Y así fue. Papelitos color rosa porque “it´s a girl”, mucha emoción y mucha risa. A la vuelta, Covid y encierro, pero eso Pampita no lo compartió porque la decisión de que en su vida todo sea lindo ya estaba tomada. Y tener coronavirus no formaba parte del trato. Por eso, se guardó y esperó a estar bien para salir espléndida y volver a la tele con todo. En marzo, la panza ya se notaba y ella sacó provecho. Mucho vestido ajustado, muchos regalos, muchos bolsos de maternidad... Nunca se mostró cansada, no se quejó, no protestó por las náuseas ni por la retención de líquido. Sólo una vez se animó a mostrar sus pies hinchados. Pero fuera de eso, hizo todo. Fue a su programa en Net TV, al jurado de ShowMatch, a hacer fotos para distintas campañas... Y como si toda esta perfección fuera poca, hace algunas semanas se vio que finalmente tiene buena onda con su ex, Benjamín Vicuña, y con la actual de su ex, la China Suárez. Hubo fotos abrazados y emojis cariñosos. El broche de oro para que todo cierre en armonía.

@diarioelsolconcordia

Te puede interesar