Rusia ordenó 2.000 drones suicidas más a Irán y los pagará con asistencia en su programa nuclear

Internacionales 26/10/2022 Por Editor
El presidente ucraniano Volodimir Zelensky advirtió sobre la alianza entre los dos países. Destacó que Moscú también encargó misiles y otros tipos de vehículos no tripulados a Teherán.
Drones

Rusia ordenó 2.000 drones suicidas más de Irán para su ofensiva en Ucrania, dijo el lunes el presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, en un mensaje en el que advirtió que Moscú ayudará al régimen persa con su programa nuclear como forma de pago por el suministro.

“El repugnante sonido de los drones iraníes se escucha en nuestros cielos todas las noches. Según nuestra Inteligencia, Rusia solicitó unos 2.000 drones del tipo Shahed a Irán”, denunció Zelensky durante un mensaje grabado al diario israelí Haaretz. “Los instructores iraníes vinieron a enseñar a los rusos cómo usarlos”, agregó.

“¿Cómo creen que Rusia paga a Irán por esto? ¿Le interesa a Irán el dinero? Probablemente no, pero sí la asistencia rusa en el programa nuclear iraní”, señaló el presidente.

El mandatario ucraniano destacó que Rusia también encargó misiles y otros tipos de drones a Teherán y que tropas iraníes se encargan de preparar a las rusas en el uso de estas tecnologías.

“En ocho meses de guerra a gran escala, Rusia a utilizado casi 4.500 misiles contra nosotros, y su stock de misiles está disminuyendo. Es por eso que Rusia fue a buscar armas más baratas en otros países para continuar con su terrorismo, y las encontró en Irán”, precisó.

Por otra parte, Zelensky opinó que la alianza entre Rusia e Irán no habría sucedido si Israel hubiese contribuido a la defensa de los cielos ucranianos. “Rusia no hubiera tenido motivos ahora para ofrecer algo a Irán a cambio de asistencia”, explicó.

Estas declaraciones llegan tras varios días de presión ucraniana para el envío de armamento israelí, algo a lo que el Estado judío se niega para no comprometer su alianza geoestratégica con Rusia en el contexto del conflicto en Siria, en virtud de la cual Moscú permite a Israel bombardear objetivos militares pro-iraníes en suelo sirio.

Aunque Israel se ha posicionado junto con las potencias occidentales, condenado la invasión rusa y apoyado la integridad y soberanía territorial; su gobierno ha evitado imponer sanciones a Rusia o implicarse en el conflicto con el envío de armamento.

Las autoridades israelíes se han limitado hasta ahora a cooperar con Ucrania con entregas de material no letal.

No obstante, el gobierno israelí declaró la semana pasada que podría construir en el asediado país un sistema civil de alerta temprana para que los ucranianos puedan anticiparse de manera más efectiva a posibles bombardeos rusos.

Te puede interesar