Mano narco tras el crimen: Lo habrían ajusticiado de rodillas en una casa tras torturarlo y luego lo tiraron en el basural

Policiales 27/09/2022 Por Editor
El crimen de Daniel Pérez tiene connotaciones que hacen pensar que tras el ajusticiamiento se encuentra la mano del narcotráfico que ha logrado introducirse en prácticamente todos los estamentos civiles y policiales.
Daniel Pérez
Daniel tenía 32 años.

Los fiscales suelen ser parcos pues el “secreto de sumario” no les permite decir lo que van descubriendo en los diferentes allanamientos, como los realizados en la mañana de ayer.

Las pocas novedades que se conocen son de fuentes que habitualmente están bien informadas y dan a conocer un tenebroso panorama respecto al hecho que se investiga, la muerte de Daniel Pérez de 32 años.

Pérez, quien era sobrino de Marina Pérez, quien fuera inspectora de Tránsito de la Municipalidad de Concordia hasta que se acogió a la jubilación, y sobrino además del hermano de Marina quien revistaba como agente de la Policía Federal Argentina, gente humilde, pero de buena madera.

La reconstrucción de los hechos llevó a descubrir que Daniel fue a una casa de la calle Crisóstomo Gómez y Cortada 59, ya que antes de alejarse de su casa, había comunicado el lugar donde iría. Por ese motivo, el primer allanamiento realizado este lunes por la Policía con los fiscales Dres. Martín Núñez y Mario Guerrero, quienes fueron directamente allí y aparentemente encontraron más de lo que no dijeron.

Como es habitual, mientras se hace el allanamiento, efectivos de Investigaciones comienzan a indagar por los alrededores sobre los movimientos que hubo en esa casa. Los vecinos dijeron que había un amontonamiento de gente no habitual, se escuchaban ruidos de risas y jolgorio, hasta que todo quedó calmo, luego -dijeron- “entró un auto marcha atrás” y después salió.

Para los investigadores, ese ingreso de un auto bien podría ser para cargar el ya cadáver de Pérez y descartarlo en el basural.

Caso Daniel Pérez_1

Por el portón que se ve a la izquierda de la foto habría sido sacado el cadáver de Pérez a quien habrían ajusticiado dentro de esa casa.

Morir arrodillado

Los especialistas o criminólogos, para determinar la posición del cuerpo humano al momento de recibir el disparo, siguen la trayectoria de la bala. Es una información que surge de la autopsia y establece, por ejemplo, que el orificio de entrada está en la parte superior del cráneo y el plomo siguió un recorrido de arriba hacia abajo: la víctima se encontraba arrodillada al momento de recibir la deflagración.

En la historia de los criminales locales, por ejemplo, un asesino nato como era Lago, que mataba disparando de abajo hacia arriba. Esta era la forma en que cometía sus crímenes, el último fue de un colectivero, a quien condujo hacia la parte de atrás del colectivo y lo mató porque presuntamente los había reconocido. Lago se había hecho famoso porque asaltó un boliche bailable en cercanías de la Terminal de Ómnibus, en la década del 80 e hizo desnudar a todos los clientes, hombres y mujeres, repitiendo un método utilizado en sus malandanzas en Buenos Aires, donde asolaba los boliches y restaurantes con una banda en la que se presentaba armado y exigía a todos los presentes que entreguen sus pertenencias y el dinero que tenían. El anteúltimo crimen en Concordia, fue el del dueño de “El Quijote” un negocio de la Avda. Eva Perón. Sus antecedentes penales, que la Cámara del Crimen, prestó a un periodista de EL SOL, tenía varios cuerpos.

"El sello narco"

 Daniel Pérez_1

Pérez tenía una buena contextura física y practicaba artes marciales.

Se dice que la muerte de Pérez tiene “el sello” narco. En realidad, los narcotraficantes a los delatores los matan de un tiro en la nuca, aunque sí se ha dado el caso de que la incineración de los cadáveres es una forma en que estos delincuentes suelen dejar su marca registrada como para sembrar el terror en los demás integrantes de cualquier organización de narcotraficantes, como advertencia de "esto te puede pasar si te descarriás, no pagás o te convertís en soplón".

Lejos estamos de lo que sucede en el Distrito Federal de México donde los narcos matan a docenas de personas juntas y las cuelgan en los puentes, algunas, incluso, decapitadas con motosierras, pero como es obvio, esto no es Sinaloa, ni allí tampoco comenzaron las muertes por docenas, sino que se iniciaron como aquí, de un hecho por vez, pero el espiral de violencia una vez que comienza a subir se vuelve imparable.

Ayer se conocía la noticia de la detención en México de alias “La Changa”, uno de los integrantes del cartel mexicano "Los Pelones", quien era buscado por el crimen de Federico Mazzoni, el gerente argentino de un local en Playa del Carmen, asesinado de tres tiros en la cabeza por los narcos.

No se ha informado aún el tipo de proyectil, ni si se ha extraído el plomo que causó la muerte de Pérez, pero se estima que para disparar a corta distancia y que el proyectil se introduzca en la masa encefálica y no rebote en los huesos que protegen la cabeza, el calibre necesariamente debería entre 9 y 45 mm. Los narcos están utilizando frecuentemente pistolas semiautomáticas calibre 9 mm. como se vio también en el tiroteo de una vivienda en Villa Jardín, donde la Policía encontró vainas servidas de calibre 9 mm.

Indicios comprometedores

El dueño de esa casa no se encontraba allí y hasta ahora, por lo menos hasta entrada la medianoche, no había sido encontrado por la Policía que tiene órdenes de llevarlo a declarar para que explique algunas cosas que llamaron la atención de los fiscales y los sabuesos de investigaciones: había restos de manchas de sangre, aunque no se supo, en primera instancia si era sangre humana o de algún animal, pero llamó la atención una pared recién pintada y la investigación se centró en las huellas de los neumáticos de un auto, más tarde, en la casa del locutor se secuestró un Volkswagen Gol y un casco de motociclista, así como ropa que podría ser de Pérez.

En el basural se encontraron también huellas de neumático de un auto, comparando con las del secuestrado, se podría adelantar la investigación que según una fuente “va muy bien”.

Habrá que esperar si hoy se concreta alguna detención, todo parece apuntar que al menos dos personas están en camino de ser imputadas y detenidas pero todo se maneja bajo secreto.

Caso Daniel Pérez_4

El Volkswagen del locutor secuestrado para hacerle pericias más minuciosas. En su interior se ve un casco y ropas también secuestradas durante este lunes.

Te puede interesar