Arabia Saudí condena a una mujer a 45 años de cárcel por publicar sus opiniones en Twitter

Internacionales 31/08/2022 Por Editor
Otra ciudadana saudí ha sido castigada, hace tres semanas, con 34 años de prisión por sus mensajes en redes sociales
Arabia Saudí_1
Una mujer, cubierta por la abaya y el niqab, camina por la plaza de Al-Safat.

Un juzgado de Arabia Saudí ha condenado a una mujer a 45 años de cárcel por sus publicaciones en redes sociales. Concretamente, por el uso de la red “para romper el entramado social del país” y por “violación del orden público”, según ha denunciado la organización Dawn (Democracia para el mundo árabe), citando un documento jurídico al que han tenido acceso. “Nourah bint Saeed al-Qahtani ha sido condenada a 45 años por tuitear sus opiniones”, afirma Abdullah Alaoudh, director de investigación de Dawn para la zona, en un artículo que ha publicado. La organización cree que la sentencia se hizo firme “la semana pasada”, aunque el Gobierno saudí no ha realizado ningún comentario al respecto. “Estas acciones muestran lo envalentonadas que están las autoridades saudíes, que castigan la mínima crítica de sus ciudadanos”, continúa el experto.

El 9 de agosto, otra saudí fue condenada a 34 años de cárcel por sus mensajes de Twitter. Salma al Shehab, con dos hijos, preparaba su doctorado en la ciudad británica de Leeds, donde residía. El 15 de enero de 2021 viajó a su país de vacaciones y fue arrestada. Pasó varios meses detenida, sufrió malos tratos y no se le permitió contratar a un abogado antes de ser juzgada por un tribunal especializado en delitos de terrorismo. “Esta injusta sentencia tiene que ver solo con sus actividades pacíficas y civilizadas en Twitter”, denunció la ONG Centro del Golfo para los Derechos Humanos. Era la condena más dura impuesta en el país por simplemente expresar opiniones. Hasta ahora.

“En ambos casos, las autoridades saudíes han aplicado leyes abusivas para castigar a ciudadanas por sus mensajes en Twitter. El Gobierno saudí no toleraría sentencias tan vengativas y punitivas si estas fuesen criticadas con contundencia por Estados Unidos y otros gobiernos occidentales. No es lo que está ocurriendo”, lamenta el investigador de Dawn. Aunque Washington mostró su “notable preocupación” por el fallo contra Al Shehab, poco antes, en julio, el presidente estadounidense, Joe Biden, había visitado al príncipe heredero saudí Mohamed Bin Salmán (conocido como MBS). “Es imposible no tener en cuenta el encuentro del mes pasado, que se desarrolla en el pico de una ola represiva”, apunta Alaoudh.

Aunque Biden había mostrado sus críticas y reticencias hacia Riad —sobre todo tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, saudí residente en Estados Unidos y que fue secuestrado en Estambul, en el consulado saudí— la guerra de Ucrania lo ha obligado a replantearse sus prioridades. Con los precios de los hidrocarburos por las nubes y la elevada inflación, la relación con Arabia Saudí cobra relevancia, sobre todo en relación con la producción de hidrocarburos: Biden anunció un acuerdo para elevarla tras su cita con MBS.


Noticia relacionada

ARABIAArabia Saudí: condenan a 34 años de cárcel a mujer por tuit sobre equidad de género

Te puede interesar