Ucrania atacó un puente estratégico para cortar las rutas de suministro de las fuerzas militares rusas desplegadas en Kherson

Internacionales 15/08/2022 Por Editor
Las fuerzas Armadas ucranianas destruyeron el paso de Antonivski, situado sobre el río Dnipró.
Rusia_1

Las Fuerzas Armadas ucranianas han informado este domingo de un nuevo ataque sobre el estratégico puente Antonivski, situado sobre el río Dnipró, en el este del país para intentar cortar las rutas de suministro de las fuerzas militares rusas desplegadas en la región de Khersón. El puente mide unos 1,5 kilómetros.

“Significa que el transporte de maquinaria pesada y de munición será muy complicado, e incluso puede que se haya impedido por completo”, ha apuntado en declaraciones a una televisión ucraniana una portavoz de las Fuerzas Armadas ucranianas, Natalia Humeniuk.

La destrucción o inutilización de los puentes que recorren el país de norte a sur ha sido una de las estrategias más utilizadas por Ucrania para dificultar la logística de las fuerzas militares rusas hasta el punto de que según Reino Unido ahora dependen del uso de pontones para cruzar el Dnipró.

Por otra parte, el Ministerio de Defensa de Rusia ha informado de ataques contra docenas de objetivos con misiles y artillería en el este de Ucrania, principalmente en la región de Donetsk.

En Kharkiv, por otra parte, las fuerzas rusas habrían tomado la localidad de Udi y han informado de la destrucción de un depósito de combustible cerca de Sloviansk.

Kiev ha confirmado ataques de cierta intensidad en el este y el sur del país y ha asegurado que han rechazado una ofensiva rusa en Sloviansk, aunque sostiene que no ha habido apenas cambios sobre el terreno.

Por último, el Gobierno de la región autónoma rusa de Chechenia ha informado del envío de más “voluntarios” para combatir en Ucrania y ha publicado un video grabado en el aeropuerto de Grozni en el que individuos uniformados reciben orden de “destruir” a los “nacionalistas ucranianos”.

Peligro nuclear

La planta nuclear de Zaporizhzhia en el suroeste de Ucrania ha estado ocupada desde marzo por fuerzas rusas y Kiev acusa a Moscú de instalar allí a cientos de soldados y almacenar armas.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, acusó el sábado a Rusia de “chantaje” nuclear, al aseverar que Moscú utiliza la planta nuclear para “intimidar gente de manera muy cínica”, en su mensaje televisado diario.

“Ellos organizan provocaciones constantes con el bombardeo del territorio de la planta nuclear e intentan llevar fuerzas adicionales en esa dirección para chantajear a nuestro estado y a todo el mundo libre”, agregó.

Aseguró que las fuerzas rusas se “ocultan” en la planta para bombardear las localidades de Nikopol y Marganets, que están bajo control ucraniano.

La agencia nuclear ucraniana Energoatom advirtió a los pobladores de la ciudad de Energodar, donde está ubicada la planta, no salir la calle en la medida de lo posible debido al bombardeo ruso.

“Según los residentes, hay nuevos bombardeos en dirección de la planta nuclear (...) El tiempo entre el disparo y la llegada de la bomba es de 3-5 segundos”, dijo el operador nuclear el sábado en Telegram, al compartir un mensaje de un jefe local en Energodar, bajo control de Kiev.

Te puede interesar