Condena ejemplar para un grupo de cuatreros entrerrianos con prisión efectiva

Judiciales 28/06/2022 Por Editor
El Tribunal de Gualeguaychú condenó a cuatro cuatreros a penas de hasta seis años de prisión por abigeato. La sentencia fue celebrada por la Sociedad Rural.
Cuatreros_

Cuatro hombres que fueron a juicio por abigeato fueron condenados por la Justicia en Gualeguaychú a penas de cuatro a seis años de prisión. Algunos de los cuatreros contaban con antecedentes por robo. La Sociedad Rural había pedido duras condenas y ahora expresó conformidad pero se quejó de que los condenados quedaron libres hasta que el fallo quede firme.

Los cuatro cuatreros habían sido detenidos en junio del año pasado, cuando la Brigada de Prevención Delitos Rurales de Gualeguaychú interceptó a los ladrones cuando iban a bordo de una camioneta. Allí transportaban tres animales vacunos faenados.

Luego del procedimiento en flagrancia, y ante el trabajos de la Fiscalía a cargo de Martina Cedrés, los hombres fueron imputados y llevados a juicio por el delito de abigeato agravado.

Ahora se dio a conocer la sentencia del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguaychú, a cargo de Mauricio Derudi. A José María Sánchez le impuso seis años de prisión y se revocó la condicionalidad de la anterior condena con la unificación de ambas, ya que contaba con una sentencia por robo simple y receptación sospechosa.

Cuatreros_1

José Nazareno Sánchez recibió la condena de cuatro años y seis meses de prisión, ya que contaba con una condena dictada en 2018 a un año de prisión de cumplimiento condicional por los delitos de robo simple y estelionato (fraude en un contrato). En tanto, Gustavo Ricardo Flores fue condenado a cuatro años y ocho meses de cárcel Abigeato, al igual que Pedro Alejandro Salinas.

Diez días atrás, la Sociedad Rural de Gualeguaychú había emitido un comunicado en el cual reclamaba “una sentencia ejemplificadora”: “Existía un hastío respecto de la poca importancia que se le daba a estos casos y entendemos que eso está cambiando”, indicaron, al tiempo que recordaron que “pasaba -y aún pasa- que los delitos contra la propiedad en las zonas rurales muchas veces eran esclarecidos por la Policía Rural, pero a la hora de las sentencias, los delincuentes tenían penas irrisorias en el mejor de los casos. Esto fue generando una espiral de enojo en los productores y la dirigencia rural”.

El fallo dejó conformes a la productora damnificada y a la Sociedad Rural Gualeguaychú, aunque la entidad expresó cierta preocupación porque “los condenados esperarán que la sentencia quede firme en libertad, teniendo la posibilidad de fugarse como ha ocurrido en otros hechos similares”, publicó Reporte 2820.

“Eso es un gran paso contra este tipo de delitos si tenemos en cuenta que hace un tiempo resultaba muy difícil que la Justicia tomara decisiones firmes y contundentes como esta. El delito rural merece condenas ejemplificadoras. Si las sentencias son blandas incitan a seguir delinquiendo. Este tipo de penas ya marca la cancha de otra forma”, destacaron.

Te puede interesar