El Tren Maya en México: un proyecto "social" con problemas ambientales

Internacionales 05/06/2022 Por Editor
Con la construcción del Tren Maya, el Gobierno de México se propone "abrir oportunidades de comercio y desarrollo social", pero a los habitantes de Yucatán les preocupa la destrucción de la naturaleza.
México

"El Tren Maya es un proyecto para mejorar la calidad de vida de las personas, cuidar el ambiente y detonar el desarrollo sustentable", dice la Secretaría de Turismo de México en su página oficial. Recorrerá unos 1.500 km y pasará por los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

El Tren Maya es un megaproyecto del gobierno de Andrés López Obrador, pero ya venía proponiéndose con diversos nombres desde hace años. El Tren Maya es una línea ferroviaria de 5 tramos a través de la Península de Yucatán. Esta obra de infraestructura se empezó en 2018 y entraría a operar como un tren regional para locales, turistas y para carga a principios del 2024. 

Con el "oro verde" mexicano empezó la deforestación en Yucatán

Desde el boom del henequén, una planta del género Agave, de finales de siglo XIX, el tren ha sido una institución en la península de Yucatán. La primera obra ferroviaria enlazó las haciendas productoras de henequén con el puerto de Sisal, en el Golfo de México. Desde ahí, la producción era enviada a los puertos industriales de América del Norte y Europa para la manufactura de cuerdas y demás productos. Pero la deforestación causada por la extracción de henequén a gran escala destruyó el manto forestal en gran parte del estado de Yucatán.

Con la introducción de los materiales plásticos en la manufactura de cuerdas, a mediados del siglo pasado, la industria henequenera prácticamente desapareció y la red ferroviaria decayó. El desuso y los huracanes han destruido más de 70 puentes. 

El tramo 5: trenes versus árboles

El Tren Maya recorrerá, en buena parte, las sendas ya existentes, pero para otros tramos se ha tenido que deforestar o se está a punto de hacerlo, lo que ha generado fuertes protestas de comunidades indígenas, habitantes de localidades circundantes y ecologistas. 

Justamente este 30 de mayo de 2022, un juez ordenó la "suspensión" de las obras del tramo más polémico, el 5, entre Playa del Carmen y Tulum. Nadie sabe hasta ahora cómo ni cuándo terminará  el juicio correspondiente.

El principal argumento del juez federal, Adrián Fernando Novelo es que las autoridades no cuentan con la autorización de impacto ambiental requerida para cualquier obra en el país. El jurista confirma así la paralización de la obra ordenada en abril, y se inclina a favor del grupo de buzos y espeleólogos que presentó una demanda contra el proyecto alegando que "provocará un daño irreversible en el complejo sistema cenotes, cavernas y ríos subterráneos de la región". La construción del tramo 5, iniciado sin la debida autorización, significaría la deforestación de más de 485 hectáreas de selva virgen.

El tramo en cuestión entre Playa del Carmen y Tulum tiene 65 km de longitud en una de las regiones selváticas, marinas y subterráneas más valiosas del mundo por su biodiversidad. 

"El gobierno federal no ha sido claro y transparente en relación al impacto ambiental. Y ha preferido defender intereses de empresarios que favorecer argumentos de ecologistas", dice Omar Cepeda Castro, columnista de El Financiero. Y prosigue: "El presidente López Obrador los acusa de ser 'politiqueros' o 'pseudoambientalistas', y de estar financiados por grandes empresas, cuando también grandes empresas le obligaron a cambiar el tramo original, que va de Cancún a Tulum".

¿Qué tan social será el Tren Maya?

"¿Me alcanzará el dinero para viajar en el tren?", es una de las muchas preguntas dirigidas por mexicanos y mexicanas al Gobierno de México, que responde FONATUR, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo, bajo la rúbrica "Proyecto Tren Maya" en su página virtual.

"El Tren Maya es un proyecto social, pensado para beneficiar a los pueblos y comunidades de los cinco estados por los que pasa. Se busca que sea un medio de transporte de uso generalizado que conecte los centros urbanos y las zonas rurales de la región", dice FONATUR, agregando que "las tarifas aún no están definidas". 

Dicha agencia federal promete que el Tren Maya "abrirá una serie de oportunidades de comercio y desarrollo social, beneficiando a la población, a empresas locales y al turismo nacional e internacional".

Te puede interesar