TERRITORIO MINADO

Editorial 20/12/2021 Por Editor
Estuve cautivado por la personalidad de Steve Jobs, quien por haber estado varios años meditando en la India, adquirió un lenguaje medio místico que aplicaba a sus invenciones y de cuyo genio nació el hoy gigante Apple en un garaje.
Campo minado

Elon Musk, hoy personalidad del año de la revista TIME, más práctico por su formación profesional: es ingeniero, es el inventor de los cohetes Space y de los satélites de órbita baja con los cuales ya  está dando internet a lugares donde antes no podían llegar las comunicaciones por estar alejadas de cualquier nodo terrestre existente, por lo cual se fue al espacio y desde allí, la constelación de satélites se comunican entre sí formando una red propia que descarga internet en lugares en los que nunca llegaría (como el Mato Grosso).

Esto fuera de los automóviles Tesla que funcionan sin conductor y su idea de colonizar marte, entre una serie de inventos que lo hicieron tanto famoso como el hombre más rico del planeta.

Pensando en nuestra Concordia, dije: ¡Qué bueno hubiera sido que Steve o Elon hubieran nacido aquí! Y que esos inventos hubieran sido desarrollados en nuestra región.

Error. Recalculando. Lo que lograron Steve y Elon nunca podría haber sido motorizado desde Concordia, ni tampoco desde la India, donde Steve estaba en un monasterio budista, o desde Sudáfrica donde Elon nació para después nacionalizarse canadiense y luego norteamericano.

 No solo porque aquí no conseguirían los elementos que fueron uniendo para hacer sus engendros (la computadora Apple en el caso de Steve y los numerosos inventos de Elon, donde el Tesla es un botón de muestra), sino porque ni siquiera hubiera sido atendido por el poder de turno, o si lo fuera, desarrollar ante neófitos el plan de satélites de órbita baja o el plan de colonización de  marte, excede el entendimiento de personas con una formación normal, donde la matemática es una ciencia exacta y no admite un resultado “probable”. 

Para idear el Tesla, Elon jugó al límite con la matemática y desafió las leyes de la física para hacer realidad su proyecto, viajar a Marte para establecer una colonia humana, que para el normal de los humanos es una locura, la viene estudiando y seguramente resolverá pues sus cohetes Space son contratados por la NASA para enviar provisiones y astronautas a las estaciones orbitales multinacionales.

Bien, si Elon hubiera llegado a Concordia para establecer aquí algunas de sus empresas ya estaría quebrado, lo hubieran vuelto loco con impuestos, cargas e intereses y los trámites más simples que en USA se hacen por teléfono aquí hay que ir con el papel de nacimiento de tu tatarabuela y la firma de “no sé quién”, eso sin contar que a los tres meses tendría una multitud de leguleyos intentando robarle “judicialmente” el producto de su esfuerzo a través de las leyes “joda al patrón”, los intereses de los bancos y la imposibilidad de traer cualquier bien importado, y los que hubiese traído intervenidos en la Aduana para que vaya a explicar para que quiere introducir al país el componente ARR-2, necesario para armar un cohete (con miles de componentes diferentes).

Es obvio que Elon no dejará su casa prefabricada de 34m2 en Boca Chica, en Texas, para venir a sufrir a Concordia. De tal manera que si no vienen los más inteligentes, seguiremos agregando población para asistirla con planes y ayudas. Así nos va.

Te puede interesar