Vino de Rusia a trabajar la tierra y lo mataron dos ex empleados

Policiales 25/11/2021 Por Editor
La dentadura del cadáver calcinado en Concepción del Uruguay confirmó que era Alfonso Cheremnov. Dictaron la prisión preventiva a acusados del homicidio.
Agricultor ruso

A Alfonso Cheremnov, de 35 años, lo asesinaron para robarle y luego lo calcinaron al incendiar su camioneta, con el cuerpo adentro, para borrar todo rastro de su existencia. Sin embargo, su dentadura resistió al calor abrasador y fue lo que permitió a la medicina forense determinar la identidad de la persona a la que correspondía el cadáver. Así lo explicó la fiscal de Concepción del Uruguay, María Occhi, en la audiencia donde en la mañana de este martes expuso los pormenores de la compleja investigación y solicitó la prisión preventiva para los dos detenidos e imputados por el homicidio.

Como se ha informado, el crimen ocurrió el viernes 12 de noviembre en Concepcion del Uruguay. Los bomberos acudieron a apagar el fuego que consumía una Renault Transit y luego descubrieron los restos humanos en el interior. Poco después, hallaron la precaria casa donde vivía la víctima, también quemada. Se barajaron hipótesis que iban desde el crimen con tinte mafioso hasta un conflicto personal. La investigación fue reuniendo pruebas que apuntó a un asesinato en el contexto de un robo. Así, llegaron a dos jóvenes que el viernes pasado fueron detenidos por la Policía.

Se trata de Alexis Emanuel Schauman, de 23 años y de Pedro Daniel Tejeda, de 20. Ambos fueron imputados por la Fiscalía por el delito de Homicidio críminis causae, es decir que lo mataron para resultar impunes del delito del robo cometido previamente. La pena única para este delito es la prisión perpetua.

Cheremnov era un ciudadano ruso que hace varios años llegó a Uruguay y luego se radicó en Concepción, donde arrendaba campos y cultivaba hortalizas que luego vendía en verdulerías y supermercados de la zona. Practicaba una religión ortodoxa por la cual decidió vivir casi a la intemperie y sin servicios elementales como la luz eléctrica. De vez en cuando contrataba personas para que lo ayuden en las tareas agrícolas. Con este dato se llegó a los sospechosos, quienes habrían tenido el conocimiento y la información de la tenencia de dinero por parte de la víctima, por lo que fueron a robarle.

La  fiscal dijo en la audiencia que hay testimonios que comprometen seriamente a Schauman y que está probado que se conocían con la víctima por haber trabajado en la granja. También fue llamativo q este muchacho haya estado días después del hecho, en la ciudad de Colón pasando un fin de semana donde alquiló una vivienda, se movilizó en remís y hasta intentó cambiar dólares. Entre las pertenencias de la víctima, faltaban 14.000 dólares. Además, se lograron recuperar datos del celular de la pareja de Schauman con el cual se contactó con Tejeda, de los cuales se interpretaría que conversaban sobre el asesinato.

Tras oír el pedido de la Fiscalía y la oposición de los defensores, el juez subrogante de Garantías, Gustavo Díaz, en reemplazo de Melisa Ríos (en uso de licencia) resolvió hacer lugar a la solicitud de la acusación pública e impuso 90 días de prisión preventiva para los acusados.

Te puede interesar