955x100

Una familia reclama su vivienda usurpada y denuncian que las autoridades apoyan al intruso

Regionales 07/11/2021 Por Editor
Una familia de San Salvador se mudó a Córdoba mientras dejaban su casa en alquiler hasta que decidieran regresar a su ciudad natal. Sin embargo, grande fue la sorpresa cuando regresaron y el inquilino se había apropiado de la vivienda.

VACUNACON  955x100

IMG-20211106-WA0063

La familia García, de San Salvador, se mudó a Córdoba por razones de estudio de los hijos durante algunos años; en tanto que la vivienda que tenían se la habían alquilado hasta que ellos volvieran a un trabajador municipal de San Salvador, quien se apropió de la casa.  

Integrantes de la familia damnificada se comunicaron con cronistas de diario EL SOL-Tele5 para hacer pública su indignación porque, aseguran ellos, movieron cielo y tierra y nadie les dio una respuesta. 

Momentáneamente la familia García está viviendo en una improvisada carpa en la calle hasta que alguien les dé una respuesta. Desde la familia manifestaron que “queremos el desalojo y que el trabajador municipal nos devuelva nuestra casa y que la fiscal, el intendente y el senador dejen de apoyarlo”. 

Los propietarios recordaron que fueron citados por la fiscal quien, según la familia García, les dijo textualmente: “Nosotros nos movemos cuando está el muerto para investigar quién lo mató, pero señora, nosotros no resucitamos al muerto, nosotros no devolvemos casas”, lo cual ameritaría una denuncia por violación de los deberes de funcionario público y otra por denegación y retardo de justicia.

En diálogo con nuestros cronistas Estela Armúa, quien junto a su esposo y sus hijos quisieron reinstalarse en su vivienda, comentó que “junto con mi esposo Luis García somos los dueños de la casa. Hace algo más de tres años, nosotros nos fuimos a vivir a Córdoba por razones de estudio de nuestros hijos y se nos hacía difícil pagarle la facultad, entonces decidimos irnos para que los chicos pudieran estudiar”. “No nos fuimos a enriquecernos ni nada de eso. Tal es así que el mayor se recibió y la otra tuvo que empezar a trabajar para ayudarnos porque la cosa era difícil allá”, aclaró.

“La casa en un principio había quedado deshabitada y al tiempito, por nuestra necesidad decidimos alquilarla para poder tener una ayuda económica, pero resulta que, al querer recuperar nuestra casa, el inquilino, que es un trabajador municipal de apellido Fogel, nos dijo que no iba a salir de la casa porque ellos habían gestionado quedarse con esa casa”. 

En ese mismo Sentido, Estela detalló que “lamentablemente todos se lavaron las manos, tanto el intendente Larrarte, como el senador Berthet, se lavaron las manos como Poncio Pilatos. La fiscal Mondragón me citó para explicarme y decirme textuales palabras: “Yo cito a la gente para explicarle qué es lo que hacemos nosotros porque después salen a hablar cosas que no son. Nosotros nos movemos cuando está el muerto para investigar quién lo mató, pero señora, nosotros no resucitamos al muerto, nosotros no devolvemos casas”, esas fueron las palabras de la fiscal -dijo- Estela”, compungida por lo insólito de la afirmación de esa funcionario pública que no funciona. 

Finalmente, la mujer damnificada advirtió que “nosotros de acá no nos vamos a mover. Tenemos todas las cosas en la calle y estamos viviendo en la calle, pero de acá no nos movemos hasta que nos devuelvan nuestra vivienda”, espetó Estela Armúa quien reclama su vivienda ubicada en calle Luis Reinlein 455 de la localidad de San Salvador.

Te puede interesar