Será mujer y será docente la intendenta de Federal

Las urnas, en las PASO, ordenaron la disputa en la localidad del norte entrerriano: el destino del poder local se dirime entre dos referentes femeninas, docentes, una radical, la otra peronista. Será la primera vez que una mujer conduzca la política local. Huellas de la Ley de Paridad: las dos candidatas tienen años militando en política pero recién ahora se recurrió a ellas.

Regionales 12/09/2023 Editor Editor
federal
María Isabel Kessler y Alicia Oviedo

Por estos días, la campaña y la política son asunto de mujeres en Federal. El resultado de las PASO así lo dispuso en la localidad del norte entrerriano.

El peronismo (Más para Entre Ríos) tuvo a dos mujeres disputando la candidatura a la intendencia. Ganó María Isabel Kessler que obtuvo el 55% de los votos con una agrupación que cuenta con el apoyo de la senadora del departamento, Nancy Miranda. Kessler enfrentó a la candidata avalada por el intendente para la sucesión, Soledad Romero, que obtuvo el 45% de los votos.

En Juntos por el Cambio, una mujer, con extensa trayectoria en el radicalismo, se quedó con la candidatura a la intendencia. Es Alicia Oviedo, con historia en el radicalismo, referente del espacio de Pedro Galimberti. Con boleta corta, enfrentó a dos varones que no alcanzaron el piso requerido por Juntos para integrar lista por minoría, con lo que la nómina de Oviedo va sin cambios a la elección general.

María Isabel Kessler y Alicia Oviedo. Son las dos opciones que tiene el vecino de Federal. Por primera vez habrá una mujer al frente del municipio. Además, la futura intendenta será docente ya que las dos han dedicado su vida al aula, en escuelas de Federal.

Ir y volver a Federal

Kessler nació en Colonia San Lorenzo, zona rural en la que cursó la escuela primaria. Para hacer la escuela secundaria, muy chica, se fue a vivir con parientes en Federal.

“Todos tenemos historias. Cosas buenas y cosas malas. Hice el secundario en la Escuela de Comercio. Mi familia es muy humilde y no tenía posibilidad de bancarme una carrera. Terminé la escuela y con 17 años decidí ir a Buenos Aires, a trabajar de empleada doméstica con cama adentro”, contó la dirigente que por estos días encarna la campaña del peronismo en Federal.

Tuvo la suerte de tener contención y estímulo para seguir adelante. “Dí con una familia muy buena, gracias a Dios. Quería volver al pago, sufría el desarraigo como le pasa a tantos. Me convencieron y empecé a estudiar Magisterio en Olivos”, contó. Su novio, también de Federal, la había acompañado a probar suerte en Buenos Aires. Trabajaron mucho, juntaron lo necesario para adquirir algunas máquinas y volvieron a Entre Ríos: “Formamos una familia con él que también andaba buscando un horizonte. Volvimos, pusimos un taller mecánico y yo empecé a trabajar como docente. Fui además promotora, limpie calle, criamos tres hijos”, repasa su vida Kessler para Página Política. Su hija mayor es odontóloga; un varón, el hijo del medio, vino a Paraná a estudiar en UTN; la más pequeña, de 14 años, cursa el secundario en Federal. Kessler se crió en una familia de ocho hijos. Dos hermanos de la candidata fallecieron trágicamente. Tiene en Federal a su madre y a una hermana.

Se convirtió en dirigente de su partido con una historia más vinculada a la actividad social que política. Estuvo siempre relacionada a cooperadoras escolares, por su rol docente, “siempre con la idea de mejorar las escuelas o ayudar a algún alumno para que pueda asistir a clases”.

En 2015 empieza formalmente en política partidaria, con la agrupación Juana Azurduy, que lidera el intendente Gerardo Chapino. El peronismo volvía a la intendencia después de 24 años. Fue jefa de Suministro y pasó luego a ser secretaria de Gobierno y Hacienda. En 2019 Chapino fue reelecto y Kessler siguió al frente de la misma área, clave para la gestión.

La apuesta por la sucesión terminó por llevar a Romero como la candidata de Chapino. Kessler dejó su puesto en la Municipalidad pero hizo camino propio. “Algunos vecinos, militantes, empleados del municipio, me empezaron a proponer que me anime, que veían que podía ser una candidata potable para la Presidencia municipal”, contó la candidata que trabaja ahora para ajustar la unidad interna “para triunfar en las elecciones de octubre contra nuestro verdadero adversario político que es la candidata del radicalismo de Federal”.

Montiel, Alfonsín, Vera

La historia de Oviedo se narra completa en el radicalismo que gobernó Federal por décadas hasta el arribo de Chapino.

Cuando Raúl Alfonsín, en la Nación, y Sergio Montiel, en la provincia protagonizaban el retorno a la vida democrática, ella cursaba su segundo año en el profesorado de Historia y Geografía. Se formó como docente en Corrientes, en la localidad de Santo Tomé, donde vivía en lo de una hermana, licenciada en Ciencias de la Educación.

Se recibió en 1986 y volvió a Federal. Enseguida se involucró en el quehacer del radicalismo de su ciudad, específicamente con la línea de Arturo Vera. Fue concejal en 1999, presidenta de la bancada oficialista. Volvió a ser electa concejal en 2003 pero por problemas de salud debió dejar su puesto. “Me dediqué entonces a la docencia”, cuenta y recuerda que concursó en distintos cargos directivos. Fue secretaria y luego rectora de la Escuela Técnica Nº 23 “Caudillos Federales”. En esa institución fue compañera de trabajo de Kessler. Hoy está jubilada.

Volvió fuerte a la política en 2020, con la construcción del exprecandidato a gobernador, Pedro Galimberti. “Para mí representaba una postura firme del radicalismo de la provincia. Pero además, me convenció ver la gestión que hizo al frente del gobierno de Chajarí. Hay un antes y un después de Galimberti en esa ciudad”, destaca.

No es fácil para Oviedo asumir, así como así, las distintas expresiones de alianzas que ha tenido el radicalismo. “No siempre dan buenos resultados. Pero soy conciente que vivimos en una época en que los partidos puros no son una opción”, asume y le cuesta un poco. En ese contexto, seguir la trayectoria de un dirigente radical como Galimberti, dentro de la experiencia de Juntos, fue la opción sin lugar a dudas.

Hace algunos días, en Villaguay, hubo un primer acto de todos los candidatos electos con el candidato electo, Rogelio Frigerio. Cuenta que además tuvo una reunión con el postulante a la Gobernación y que el encuentro le dejó buena impresión. “Pudimos conversar muy bien, plantear nuestra forma de trabajo, contar que hemos logrado en Federal un entendimiento entre todos los sectores internos”, dijo y escuchó de Frigerio que “los resultados de las PASO han dejado claro quienes conducen en la ciudad y en el departamento”. “A mí me dejó la impresión que vamos a poder trabajar bien, respetándonos. Fue muy importante el acto con todos los candidatos. Y para nosotros fue valioso que Galimberti tuviera la oportunidad de dirigir la palabra”, destacó.

Oviedo vive con su “compañero de vida” que se llama Pedro. Tiene un hijo “que no es hijo de Pedro y que se llama Emerson”. “Tenemos un nieto de dos añitos, Samuel. Mi nuera es Laura. Tenemos una familia grande, la Oviedada le digo yo a esta parentela”, cuenta Oviedo. Emerson vive con su familia en Santo Tomé (Santa Fe), es biotecnólogo, docente en la UNL e investigador del Conicet.

Tierra de mujeres

¿Fue la ley de paridad de género la que llevó a este escenario en Federal, con dos mujeres disputando la intendencia? Casi seguro que sí. Oviedo y Kessler tienen distintas miradas al respecto pero asumen que sólo se las vio como opciones potentes cuando la ley impuso que una mujer vaya en la fórmulas municipales, o como intendente, o como vice. Ellas estaban hace ya tiempo en política, ya eran protagonistas de la vida social y política de las ciudades. Pero sucede ahora.

Aun así, Oviedo se ocupa en marcar que en su caso siempre sintió “que estaba en igualdad de condiciones con todos para conducir un proceso político como este”. “Nunca me sentí que me faltaba algo para poder hacerlo aunque es cierto que los hijos, la crianza, el trabajo a veces nos aleja un poco”, reconoce.

“Siempre estuvimos y estamos preparadas para hacernos cargo de estas responsabilidades”, coincide Kessler que apunta que, sin embargo, “la sociedad machista que nos ha tocado vivir no nos había permitido llegar. Les pasó a otras mujeres. Las campañas libertadoras de América tuvieron mujeres como Juana Azurduy. Muchas mujeres, que asistieron, que combatieron a la par. Pero sólo los hombres han pasado a la historia”, se queja.

Kessler reconoce en la senadora Miranda una referencia para las mujeres que hacen política en el norte entrerriano. Oviedo marca que Feliciano, Federal, Los Conquistadores ha dado también otras referencias en el peronismo. Recuerda especialmente a dos radicales de Feliciano, fallecidas, que tuvieron presencia en el tablero provincial: Alba Allende y Elena Alfaro.

Maestras

–¿Tiene algo de particular que las dos candidatas sean docentes?

Kessler– Es bueno. Yo siempre decía que es importante. Pero sobre todo, lo importante es que por primera vez será una mujer la intendenta de esta ciudad.

Oviedo– Me agrada que seamos docentes. Podríamos ser dos mujeres de otra profesión. Me resulta especialmente agradable que comprobemos que no hace falta el título de abogado para hacer política. Está muy instaurado eso. Pero no. Ahora somos dos docentes.

Votos

María Isabel Kessler tuvo 3.293 votos (55%) contra 2.693 (45%) de Soledad Romero. El peronismo fue la fuerza más votada con un total de 5.986 sufragios.

Alicia Oviedo ganó la interna de Juntos, con 3.606 votos (65%). Enfrentó a dos candidatos varones, uno de los cuales fue la opción de 1049 vecinos; el otro fue votado por 900 empadronados.

Fuente: Página Política

Lo más visto