El mosaico europeo de las leyes del cannabis

Alemania prepara una ley para legalizar el cannabis, al menos parcialmente. También otros países europeos han flexibilizado sus normas al respecto, o planean hacerlo. Aquí les ofrecemos algunos ejemplos.

Internacionales 17/08/2023 Editor Editor
madrid, cannabis
Manifestación a favor de la legalización del cannabis, en Madrid.

En la Unión Europea no existen reglas unitarias sobre el uso del cannabis. En los últimos 20 años, la tendencia ha apuntado a reducir o eliminar las penas de cárcel por la posesión de pequeñas cantidades. Además de Alemania, varios países han aprobado nuevas reglas para el consumo recreativo o proyectan adoptarlas.

Países Bajos

Los Países Bajos son conocidos por su forma liberal de tratar el uso del cannabis y otras drogas. La posesión y el consumo de hasta cinco gramos de marihuana están permitidos desde 1976, y también se tolera su venta en "cafés" que cuentan con la correspondiente licencia. La intención es evitar que los consumidores entren en contacto con drogas más duras al comprar cannabis en la calle. Por el contrario, no está permitido cultivarlo o venderlo en grandes cantidades.

En 2003, los Países Bajos se convirtieron también en el primer miembro de la UE que autorizó el uso medicinal del cannabis. Entretanto, su utilización con fines médicos está permitida en cerca de 30 países a nivel mundial.

Malta

Malta estableció a fines de 2021, por ley, que la posesión de hasta siete gramos de cannabis y el cultivo de un máximo de cuatro plantas no serían objeto de sanciones penales. También está previsto contar con así llamados Clubes Sociales de Cannabis, dotados de licencias, en los que los interesados puedan agruparse y formar cooperativas de cultivo para el consumo propio.

En algunas regiones de España hay modelos similares, pero más bien sobre la base de una tolerancia, en una zona gris legal.

De acuerdo con la ley de Malta, también ha de borrarse el registro de delitos relacionados con el cannabis. La relajación de las leyes ha de ir acompañada de campañas de información. El consumo en lugares públicos sigue estando prohibido, al igual que el consumo por parte de menores de edad.

Luxemburgo

Establecer las directrices para la legalización del cannabis era uno de los grandes proyectos del actual gobierno luxemburgués. El objetivo es alejar a los consumidores del mercado negro, protegerlos de los peligros derivados y poner coto a la delincuencia relacionada con la droga.

Desde junio, está permitido el cultivo y consumo de pequeñas cantidades de cannabis en el ámbito privado; o solo se lo trata como una infracción menor. Se puede cultivar hasta cuatro plantas por cada hogar. Pero quien porte más de tres gramos de cannabis en público, es considerado narcotraficante y debe contar con las correspondientes sanciones.

República Checa

Hay quienes ya llaman a Praga la "Ámsterdam del este", dado que la República Checa aborda desde 2010 el tema del cannabis con más flexibilidad que otros países europeos. La posesión de cannabis es básicamente punible, pero cuando se trata de cantidades pequeñas no se adoptan medidas legales.

En abril de 2023, el gobierno checo decidió ir más allá: se proyecta legalizar el cannabis. Los planes incluyen la creación de clubes de cannabis y la venta libre en farmacias.

Suiza

El cannabis está prohibido en Suiza. Sin embargo, los productos derivados están permitidos, siempre que contengan menos de un uno por ciento de la sustancia psicoactiva THC. Entre estos se cuentan, por ejemplo, aceites aromáticos o pomadas. También se permite el cultivo de aquellas variedades de cannabis cuyo contenido de THC sea inferior al uno por ciento.

Desde mayo de 2021, los consumidores pueden además comprar productos de cannabis legalmente, en el marco de programas científicos piloto y bajo estrictas condiciones. El objetivo es generar una base científica sólida para eventuales decisiones sobre las normativas relativas a esta materia.

Te puede interesar
Lo más visto