A los 14 años le dio muerte de forma brutal a su mejor amigo en Córdoba

Policiales 04/07/2023 Por Editor
Córdoba 1
Joaquín Sperani, la víctima.

Joaquín Sperani, el chico de 14 años que fue hallado asesinado en las últimas horas en Laboulaye, Córdoba, estaba desaparecido desde el jueves pasado: el adolescente había llegado al colegio Ipem Nº 278 “Malvinas Argentinas”, estacionó su bicicleta y luego se esfumó. Sus compañeritos no llegaron a cruzárselo aquel día. En ese contexto, un grupo de vecinos este domingo se juntó para ayudar a la Policía de Córdoba en la búsqueda. Fueron esos ciudadanos solidarios los que encontraron el cuerpo en una casa abandonada, a 100 metros de la escuela.

Uno de los vecinos que encabezó esa búsqueda improvisada fue Juan, un hombre dedicado a la reparación de silos. En diálogo con Infobae, explicó cómo fue el hallazgo. “Nos juntamos los vecinos en la puerta de la comisaría. Queríamos colaborar. En eso sale uno de los efectivos y nos dicen que podemos ayudar panfleteando, buscando casa por casa. Y eso hicimos”, relató.

Y siguió: “Ellos estaban con drones y no sé cuántas cosas más desde el jueves. Nosotros, humildemente, empezamos a caminar. Duró poco nuestra búsqueda, a los cinco minutos lo encontramos”, contó el vecino.

“Estábamos caminando con dos primos de él y pasamos por una casa abandonada. Nos metimos. Apenas entramos, vimos el cadáver. Los primos empezaron a gritar. Fue una película de terror. Vi el cuerpo y no lo podía creer. Después de eso llamamos a la Policía y ya nos sacaron del lugar”, continuó.

 La búsqueda del cuerpo en Laboulaye

La descripción de cómo estaba el cadáver cuando fue encontrado ayuda a entender cómo fue asesinato el chico: “Estaba boca abajo, con la carita para el costado. Estaba duro. Tenía lastimaduras en la cara y en la cabeza, como si alguien le hubiese pegado. No había mucha sangre. Después, alrededor había escombros, como si alguien los hubiese tirado a propósito”, describió el vecino la escena del horror.

La autopsia determinó que falleció a causa de un traumatismo de cráneo y sufrió un daño encefálico que le provocó la muerte inmediata, luego de recibir más de 10 golpes en la cabeza.

El principal sospechoso del crimen es un amigo de Joaquín, tiene apenas 13 años. “Este chico es un psicópata. Era amigo de toda la vida de Joaquín, hicieron la Primaria juntos, cumpleaños. Como familia íbamos al campo de ellos. No había nada que nos llamara la atención”, dijo Mariela Flores, madre del adolescente asesinado, en declaraciones reproducidas por la agencia de noticias Télam.

Martín, padre de Joaquín, aseguró que el chico acusado, inimputable por su edad, es “uno más de la familia”.

El intendente de Laboulaye, César Abdala, dijo a la emisora local LV3 que el chico “se desmoronó y confesó” el crimen. El funcionario manifestó que pudo acceder a esos datos de fuentes vinculadas a la investigación, quienes le detallaron que el sospechoso “tenía el celular de su amigo y no pudo explicar por qué”.

Abdala agregó que, en las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona, se ve que Joaquín y el otro chico “no ingresan a la escuela”.

Debido a que el principal sospechoso es menor de edad, la causa quedó en manos del juez Sebastián Ignacio Moro, a cargo del juzgado de Control, Niñez, Adolescencia, Penal Juvenil, Violencia Familiar y de Género y Faltas de Laboulaye.

Las últimas imágenes con vida de Joaquín

Joaquín 2
 Una de las últimas imágenes de Joaquín. Aquí junto a su amigo, ahora detenido por el crimen.

Fue el jueves 29 de junio pasado. El reloj de la cámara cercana a la escuela IPEM Nº 278 “Malvinas Argentinas” dice que faltaban tres minutos para las 15 y las cámaras de seguridad mientras capta una imagen que luego se multiplicaría en loop por las redes sociales de los vecinos de Laboulaye, una ciudad del Sudeste de la provincia de Córdoba de 21 mil habitantes. Era Joaquín Sperani, el adolescente de 14 años que este domingo fue hallado muerto en una casa abandonada; e iba en bicicleta rumbo su escuela el día que desapareció. Nunca ingresaría al establecimiento educativo. Su familia no lo volvería a ver con vida.

Ese video, la madre de la víctima lo replicaría en el marco de la búsqueda del chico el 1 de julio pasado, ya cuando iban desesperadas 48 horas de su desaparición. No sabía que era una de las últimas imágenes con vida de su hijo. El video pertenece a una cámara de seguridad que capta el paso del chico en bicicleta y que le permitió a los familiares difundir cómo iba vestido el adolescente.

La otra imagen que se conoció de ese jueves 29 de junio en que desapareció Joaquín es una captura de otro video que no trascendió, pero que es posterior al que lo muestra andando en bicicleta: ahí se lo ve junto a su amigo de la infancia, el mismo que se quebró y confesó el crimen y que este lunes fue trasladado a un centro penal juvenil de la capital provincial.

En esa imagen, Joaquín sonría tras haber decidido dejar la bicicleta en la escuela y mientras caminaba junto al ahora sospechoso de haberlo matado. Es inimputable.

Hay un tercer video del que se desconocen imágenes y que Mariela Flores, la mamá de Joaquín, contó luego que capta al adolescente acusado del crimen cuando regresaba: iba solo y “apurado”.

Te puede interesar