955x100

La Parroquia de San Cayetano permanecerá cerrada y no habrá procesión ni acto alguno

Concordia 07/08/2021 Por Editor
El Municipio y la Parroquia de San Cayetano del Ayuí, coordinan acciones de prevención y recuerdan que hoy 7 de agosto, no se realizarán eventos o actividades públicas en conmemoración del día del santo, y que la fiesta litúrgica se realizará a través de las redes sociales y desde cada hogar, dada la situación de pandemia mundial por el coronavirus.

VACUNACON  955x100

san cayetano

Al respecto, el secretario de Coordinación de Gestión del Municipio, Fernando Barboza, señaló que "mantuvimos una reunión con el padre Ramón Galarza y con Alberto Zadoyko, referente de la comisión organizadora que habitualmente realiza la actividad, para coordinar acciones de difusión, prevención y control, dado que este año no se realizará la procesión ni se celebrará la fiesta litúrgica de forma presencial".

Por la pandemia no se celebrará este año los 274 años del fallecimiento de San Cayetano.  La parroquia permanecerá cerrada y habrá control policial para evitar la concurrencia.

"El intendente Alfredo Francolini puso a disposición de la comunidad religiosa, la infraestructura logística del Municipio, y estamos también coordinando con la Policía de Entre Ríos. Se realizará un estricto control, dado que no va a haber procesión ni misa o encuentro de ningún tipo. La emergencia sanitaria que estamos atravesando por la pandemia mundial nos obliga a ser más responsables que nunca, por lo que no está permitido ningún tipo de evento público", dijo Barboza.

En el mismo sentido, el sacerdote Ramón Galarza expresó a los medios "que este año compartiremos en familia, desde casa, junto a San Cayetano porque la fiesta patronal no podrá celebrarse como estábamos acostumbrados, por los protocolos establecidos dentro del comité de emergencia. Por eso quédate en casa y no vengas a la casa del santo porque estará cerrada para preservar la salud". E insistió en que la Parroquia "permanecerá a puertas cerradas desde el día 6 de agosto al mediodía hasta el 7 por la noche".

"Todo lo que estamos haciendo es para cuidarnos", agregó Galarza, para que "el año que viene, si cuidamos hoy la salud y la vida, podamos estar celebrando la fiesta patronal, que este año no podrá ser”, remarcó.

La vida de San Cayetano

Cualquier argentino -sea o no católico- sabe de la existencia de San Cayetano. Sin serlo, el Santo más argentino. Pero de donde proviene la devoción tan arraigada en nuestro pueblo. Cayetano (Gaetano, en italiano) nace en Vicenza en el siglo XV. Pertenecía a la familia de los condes de Thiene. Fue el último de los tres hijos del conde Gásparo di Thiene (un militar que murió en 1492) y de la condesa María Da Porto. 1504, obtuvo el doble doctorado en derecho civil y canónico por la Universidad de Thiene. 

En 1506, a los 25 años de edad, gracias a las relaciones de sus tíos, tuvo la oportunidad de ser nombrado protonotario apostólico en la corte del papa Julio II, en Roma. Se retiró de la vida cortesana en 1513 y fundó una sociedad de sacerdotes y prelados, llamada el Oratorio del Amor Divino. Fue ordenado sacerdote dos años después (a los 35). 

En la navidad de 1517 estando en misa en la Basílica de Santa María la Mayor en Roma tuvo una visión en la cual la Virgen le entregaba al niño Jesús en sus brazos. En el año 1524 fundó la orden de los Teatinos (o Clérigos Regulares). La Orden de los Clérigos Regulares fue aprobada por Clemente VII el 24 de junio de 1524 y confirmada definitivamente en 1532. La Orden solo vive de la Providencia, es decir de lo que la gente buenamente le ofrezca para poder vivir, reformar al Clero y ayudar al pueblo. En Venecia fundó el “Ospedale degli Incurabili”, un hospital para enfermos incurables. Creará el “monte de Piedad” el primer banco de Nápoles, para evitar la usura, con el paso del tiempo se convertirá en la “Banca di Napoli” entre otras obras de piedad y continuará toda una vida ayudando a los más desposeídos y a poner paz en las guerras civiles de Nápoles. El día de su fallecimiento -7 de agosto de 1747-, Nápoles se pacifica, y el pueblo lo interpreta que fue gracias a sus suplicas de Gaetano al Señor. Sus restos hoy se encuentran en la cripta de la Basílica de San Pablo Maggiore (Vía dei plebiscito y vía San Gregorio Armeno) y sobre su tumba está escrito en latín: “Aquí descansa el que ora insistentemente por su pueblo”.

san cayetano 001

@diarioelsolconcordia

Te puede interesar