Trasladaron de Entre Ríos a Misiones al acusado de golpear, abusar y enterrar viva a su pareja

Policiales 04/12/2022 Por Editor
Antes de ser atrapado, la Policía intentó localizarlo en Concordia, pero fue interceptado en el sur de nuestra provincia y puesto a disposición de la Justicia.
IMG-20221202-WA0063

Tras el hallazgo y detención en un control caminero de Entre Ríos, este sábado llegó a Misiones el joven acusado de intentar asesinar a su novia (17) en la ciudad misionera de Itacaruaré, después de abusar y golpear a la muchacha por más de tres días.

Agustín D. R. (24) estuvo prófugo de la justicia hasta que fue rastreado por la Policía de Misiones y luego capturado por la Policía entrerriana cuando viajaba como acompañante en un camión en dirección a Buenos Aires.

El traslado del implicado se llevó adelante por uniformados de Leandro N. Alem que emprendieron viaje hacia Gualeguaychú el viernes por la tarde. El joven, en tanto, había quedado detenido en la Jefatura de esa ciudad por orden del Juzgado de Garantías y Transición Dos la mencionada ciudad.

Según manifestó Cristian Van Derdonckt, responsable operativo de la Dirección de Prevención y Seguridad Vial de Entre Ríos, el rastreo del prófugo comenzó luego de un comunicado emitido en la medianoche del jueves por la Policía de Misiones, dirigido a la Jefatura de Policía de Entre Ríos, relacionado a la búsqueda del implicado.

"Se toma conocimiento de que este ciudadano se vendría desplazando por la ruta nacional 14, por la autovía José Gervasio Artigas, en sentido norte-sur ya en la provincia de Entre Ríos, presumiblemente hacia la provincia de Buenos Aires", explicó.

"A partir de ese momento, se inician los operativos intensificando el control porque se había ventilado un transporte de carga de una empresa de Garupá en el cual se estaría desplazando, así que todo se orientó a localizar este rodado, primeramente, a la altura de la localidad entrerriana de Concordia, siempre por la autovía Gervasio Artigas con el puesto caminero que se encuentra ahí. No se da con este rodado entonces, inmediatamente, se irradia a todos los puestos camineros de la provincia de Entre Ríos", relató.

Fue en el departamento Islas del Ibicuy, en el puesto caminero Brazo Largo, sobre la ruta nacional 12, kilómetro 119, donde proceden a la detención de la marcha del camión "corroborando que efectivamente el señor D. R. se encontraba como pasajero de este transporte".

Tras el arresto en la madrugada del viernes y los trámites de rigor de los uniformados misioneros, el viaje de regreso a la provincia concluyó cerca del mediodía de ayer cuando los efectivos alojaron en la dependencia policial de Alem a Agustín D. R. (24), acusado por "lesiones leves agravadas, secuestro y abuso sexual gravemente ultrajante".

La denuncia policial por el intento de femicidio, en perjuicio de su novia, S. S. (17), en una chacra ubicada sobre la ruta provincial 2, fue radicada el miércoles en la comisaría de San Javier por la madre de la víctima. En la causa, por su parte, interviene el Juzgado de Instrucción Cinco de Leandro N. Alem, a cargo de la jueza Raquel Zuetta.

Misiones_1

Enterrada viva

El hecho por el cual se dio inicio al operativo que implicó una alerta nacional se trató de un intento de femicidio a una joven (17) oriunda de San Javier. El implicado, Agustín D. R. (24), la había llevado a la fuerza a una chacra familiar y durante más de tres días la sometió y violentó de diversas maneras al punto de obligarla, bajo efectos de psicofármacos, a cavar un pozo para su propia tumba donde efectivamente la enterró.

Al día siguiente de aquel episodio, en el cual la muchacha logró salir de la tumba por haber puesto las manos sobre la cara y con esa fuerza deshacerse de la tierra que yacía sobre su rostro, pudo huir a pie por un monte que se encuentra detrás del predio y, tras varios kilómetros, se encontró con una casa y una familia que la auxilió y le brindó ayuda para poder volver a la casa de su madre.

"Nosotros estábamos bien el día que me hizo esto, me pegó poquito. Al otro día él tomó una tableta entera de pastillas de clonazepam. Yo vi que la cara de él estaba cambiando, tenía cara de loco y ahí empezó. Yo le decía que era por la pastilla que se puso así, me hizo tomar dos y ahí me llevó al monte, atrás del gallinero. Yo gritaba pero nadie estaba cerca de nosotros, no había vecinos nada", había relatado la joven a El Territorio.

"No me acuerdo muchas cosas por la pastilla esa que te hace perder la cabeza", manifestó y continuó: "Me golpeaba, me tiraba contra las cosas, me marcó con varas, me hizo cavar un pozo pero se hizo de noche entonces iba a seguir al otro día. Él quería que me meta en el pozo, me puso en el pozo y me tapó toda mi cara con un montículo de tierra. Yo tapando mi cara con las manos no aguantaba más. Moví las manos para arriba y desparramé la tierra".

"Cuando estaba con él allá pensaba que era mi día de morir porque no tenía a nadie que me ayude, pensaba eso nomás. Cuando pude correr pensé 'Ahora voy a salvarme, una casa voy a encontrar'. Justo encontré personas buenitas porque otros no hacen eso", aseguró.

El lugar del hecho se encuentra sobre la ruta provincial 2, en un terreno elevado a la arteria provincial. En el predio hay un taller de carpintería, una casita, una huerta y un gallinero además de cerdos. Detrás, a unos metros, hay un monte donde, en un sector, quedó la tierra removida y dos partes de una pala partida.

Por otro lado, las viviendas más cercanas se hallan a unos metros cruzando el asfalto pero en la parte posterior, donde se encuentra el monte que resultó ser el lugar de escape de la joven, no hay viviendas lindantes. A más de dos kilómetros de distancia se encuentra la propiedad a la cual llegó a pie. Allí fue recibida por la familia que la ayudó.

"Corrí unos cuantos kilómetros, no sé cuántos. Llegué a una casa donde una mujer y el marido me bañaron, me dieron ropa y me pagaron el remís para que venga. La mujer llamó a mi mamá. El marido de la mujer dijo que me pagaba un remís porque me querían ir a buscar en moto y él (Agustín) me podía ver. Estaba toda mi familia esperando acá, llegué y fuimos a la comisaría (el miércoles)".

Observatorio de datos alarmantes
 
Durante el fin de semana, en Misiones se registraron dos intentos de femicidios que alarmaron por la característica de los hechos. El mencionado en Itacaruaré y otro ocurrido en Garuhapé, donde una mujer fue secuestrada y torturada por quien era su ex pareja durante más de tres días. Ambas lograron huir, pidieron ayuda y pudieron sobrevivir.

Otros casos de tentativas de femicidios ocurrieron en septiembre y octubre. En Cerro Corá, una mujer sobrevivió a una tentativa de femicidio tras el ataque a machetazos de su ex pareja. En octubre, en tanto, dos mujeres fueron apuñaladas y gravemente heridas. Una de ellas de San José, atacada por su ex pareja y la otra, oriunda de Arroyo del Medio, recibió un puntazo por parte de quien era su pareja en ese momento. 

En lo que va del año, el observatorio Mumalá registró 349 muertes violentas relacionadas al género. En esa línea, 239 chicos y chicas quedaron sin madre.

Te puede interesar