Xi Jinping pidió “que se respete la integridad territorial de Ucrania”

Internacionales 16/11/2022 Por Editor
El jefe del régimen chino pareció criticar la invasión ejecutada por su aliado Vladimir Putin. También pidió a las grandes economías mundiales contener el impacto de los aumentos en sus tasas de interés, adoptados para combatir la inflación.
China
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, saluda al jefe del régimen chino, Xi Jinping, durante la Cumbre del G20 en Bali, Indonesia

El jefe del régimen chino Xi Jinping advirtió el martes en la cumbre del G20 contra la instrumentalización de los alimentos y la energía como armas, en una aparente crítica velada a la invasión rusa de Ucrania. Pero además, pidió “que se respete la integridad territorial de Ucrania”, en lo que pareció un nuevo límite a su alianza con Vladimir Putin.

Los conceptos de Xi fueron reveladas por Emmanuel Macron, quien publicó un mensaje en sus redes sociales tras el encuentro que mantuvo con el jefe de estado chino. “Junto con el presidente Xi Jinping, pedimos que se respete la integridad territorial y la soberanía de Ucrania”, tuiteó a primera hora del martes el presidente francés. “Las consecuencias de este conflicto van más allá de las fronteras europeas: es a través de una estrecha coordinación entre Francia y China que las superaremos”.

Más temprano, Xi había dicho: “Debemos oponernos firmemente a la politización, instrumentalización y uso como arma de los problemas alimenticios y energéticos”, durante su participación en la cumbre en la isla indonesia de Bali, donde reafirmó su oposición a la política occidental de sanciones.

En su intervención, el mandamás del Partido Comunista Chino (PCC) también pidió a las grandes economías mundiales contener el impacto de los aumentos en sus tasas de interés, adoptados para combatir la inflación. “Debemos contener la inflación global y resolver los riesgos sistemáticos en la economía y las finanzas”, declaró Xi en la cita.

Agregó que “las economías desarrolladas deben reducir el efecto negativo de sus ajustes de política monetaria y estabilizar sus deudas en un nivel sustentable”.

La Reserva Federal estadounidense ha incrementado las tasas al nivel más alto desde antes de la crisis financiera de 2008, buscando ajustar la oferta monetaria para contener la inflación. La medida ha presionado al alza la cotización del dólar a niveles que no se han visto en dos décadas, afectando a las economías en desarrollo que dependen de las exportaciones o que también luchan contra la inflación.

Xi habló en la cumbre un día después de reunirse con su par estadounidense Joe Biden, una cita sorprendentemente amistosa en la que los dos líderes indicaron que buscarían bajar las tensiones de los últimos meses.

Pedido a las instituciones financieras internacionales

Xi Jinping también pidió a las instituciones financieras internacionales y a los acreedores comerciales que “tomen parte” y hagan esfuerzos para reducir y suspender las deudas de los países en desarrollo.

Xi aseguró que estos organismos “son los principales acreedores de los países en desarrollo”, e instó concretamente al Fondo Monetario Internacional (FMI) a que “acelere” los préstamos de Derechos Especiales de Giro (DEG) a los países de bajos ingresos.

“China puso marcha la Iniciativa para la Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI, por sus siglas en inglés) del G20 en todos los aspectos y, dentro de ella, ha suspendido la mayor cantidad de entre todos los miembros”, aseguró el líder chino.

Además de ese programa, creado por el Banco Mundial y el FMI con apoyo del G20 y establecido en mayo de 2020, “China ha trabajado también con algunos miembros del G20 bajo el Marco Común para el Tratamiento de la Deuda, ayudando así a los países en desarrollo a atravesar un momento difícil”, indicó.

Herencia del G20 de 2021 en Roma, se estima que la reestructuración de la deuda sea uno de los temas a debate en Bali, y que se podrían buscar fórmulas como la DSSI, creada en plena pandemia, para ayudar a los países más vulnerables.

Los socios latinoamericanos del G20 (Argentina, México y Brasil), en particular, están interesados en que se creen las condiciones que permitan reestructurar su deuda a largo plazo.

Una economía mundial “frágil”

Durante su intervención, Xi destacó que la economía mundial se encuentra en una situación “frágil” por “la tensa situación geopolítica, una inadecuada gobernanza global y la superposición de múltiples crisis en ámbitos como el alimentario y el energético”.

Pidió “evitar divisiones y políticas de confrontación entre bloques” y, en su lugar, “trabajar de la mano para abrir nuevos horizontes para la cooperación”.

El mandatario destacó que China ha propuesto la Acción del G20 sobre la Innovación y Cooperación Digital, y que está “a la expectativa de trabajar con todas las partes para propiciar un ambiente abierto, equitativo y no discriminatorio para el desarrollo de la economía digital, con miras a reducir la brecha digital entre el Norte y el Sur”.

En ese sentido, expresó su apoyo a que la Unión Africana pueda incorporarse al G20, y aseguró que el grupo debe “tener siempre presente las dificultades de los países en desarrollo y atender sus inquietudes”.

“Dados los reveses sufridos por la globalización económica y los riesgos de recesión afrontados por la economía mundial, todos estamos pasando un momento difícil, siendo los países en desarrollo los más afectados”, afirmó.

El líder chino pidió también “fomentar activamente” la reforma de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para así promover “la estructuración de una economía mundial abierta”.

“El comercio global, la economía digital, la transición verde y la lucha contra la corrupción son factores relevantes que impulsan el desarrollo global. Hay que avanzar en la liberalización y la facilitación del comercio y las inversiones”, agregó.

Asimismo, Xi recordó su propuesta de la Iniciativa para la Seguridad Global (ISG), para “hacer valer el espíritu de la Carta de la ONU, actuar con apego al principio de la indivisibilidad de la seguridad y persistir en el concepto de seguridad común, integral, cooperativa y sostenible”.

China, dijo, “aboga por neutralizar los conflictos a través de negociaciones, solventar las disputas mediante consultas, y apoyar todos los esfuerzos conducentes a la solución pacífica de las crisis”.

Respecto al cambio climático, Xi aseguró que hace falta una transición hacia un desarrollo verde y bajo en carbono, pero que para ello “es imperativo acatar el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas y proporcionar apoyo a los países en desarrollo en materia de fondos, tecnologías y construcción de capacidades”, dijo.

Xi tuvo también palabras sobre lo que consideró el “desafío más apremiante para el desarrollo global”, la seguridad alimentaria y energética, cuya crisis culpó a las cadenas de suministro y a una cooperación internacional “interrumpida”.

“Debemos reforzar la cooperación en la supervisión y la regulación del mercado, establecer asociaciones sobre productos básicos, desarrollar un mercado de productos básicos abierto, estable y sostenible, así como trabajar juntos para desbloquear las cadenas de suministro y estabilizar los precios en el mercado”, señaló.

Te puede interesar