Cuál será el próximo paso del ejército de Ucrania

Internacionales 20/09/2022 Por Editor
Tras un avance relámpago, las fuerzas ucranianas deben decidir si se atrincheran o siguen adelante.
Ucrania_1

Hace un mes los analistas se preguntaban si Ucrania tenía capacidad para una gran ofensiva. Ahora se preguntan hasta dónde llegará. El ejército ucraniano ha barrido el noreste de la provincia de Kharkiv en un avance relámpago, liberando enormes franjas de territorio. En el sur, está apretando a las unidades rusas atrapadas en la orilla occidental del río Dniéper, en Kherson. El ejército ruso está agotado, desorientado y desmoralizado. Pero el Estado Mayor ucraniano debe decidir si se maridan sus recursos o se presiona su ventaja con un tercer ataque.

La ofensiva en Kharkiv parece haber seguido su curso, por ahora, con unidades rusas que se han retirado al este del río Oskil y del embalse. Pero los combates continúan en los bordes de las nuevas líneas del frente. El ejército ucraniano ha capturado Studenok y Sosnove en la orilla oriental del río Donets (en el que desemboca el Oskil). También está atacando en el norte de la provincia de Donetsk, alrededor de la ciudad de Lyman. Estos movimientos amenazan las posiciones rusas en la vecina provincia de Luhansk, posiciones que fueron capturadas durante el verano, como Lysychansk (Donetsk y Luhansk juntos forman la región de Donbas). También continúa la actividad de los partisanos. El 16 de septiembre, unas explosiones en la ciudad de Luhansk, ocupada por Rusia, mataron al principal fiscal de la región y a su adjunto.

No está claro si esta actividad pretende inmovilizar a las fuerzas rusas, sondear su fuerza o allanar el camino para otra ofensiva. Las tropas ucranianas están ansiosas por aprovechar su impulso, aprovechando la desorganización de las filas rusas. Algunos esperaban que las líneas rusas en Luhansk también se derrumbaran, permitiendo a Ucrania avanzar hacia el sur.

Vladimir Putin, el presidente de Rusia, comenzó esta guerra reconociendo la independencia de la República Popular de Donetsk (RPD) y la República Popular de Luhansk (RPL), un par de estados separatistas armados y respaldados por Rusia desde 2014. Las repúblicas han sido la principal causa de reunión para los fanáticos nacionalistas rusos, como Igor Strelkov, antiguo comandante en Donbás, y Zakhar Prilepin, un escritor convertido en belicoso. “El objetivo principal es la liberación de todo el territorio de Donbás”, reiteró Putin el 16 de septiembre. Si se muestra incapaz de defenderlo, la guerra perdería gran parte de su propósito.

Las posiciones rusas en Luhansk están probablemente defendidas en mayor número y mejor fortificadas que las de Kharkiv, por lo que podrían no resquebrajarse tan fácilmente. Muchas de las unidades que huyeron de Kharkiv han sido enviadas a apuntalar Donetsk. Y es más probable que las milicias rusas proxy de la DNR y la IRN, que huyeron de Kharkiv en desorden -algunas de ellas abandonadas por los soldados regulares- se mantengan y luchen en su territorio en Donbás. Mucho depende de que el alto mando ruso pueda estabilizar la situación y evitar que cunda el pánico.

Las opciones de Ucrania dependen de lo que le quede en el tanque; nadie lo sabe con seguridad. Ucrania comprometió hasta tres brigadas en la ofensiva de Kharkiv, según Christian Freuding, un general de brigada alemán que dirige el equipo de Ucrania en el Ministerio de Defensa alemán. Algunas de esas fuerzas necesitarán descansar y reponerse; otras seguirán participando en los combates residuales. Una fuente militar ucraniana sugiere que otra cuestión es la urgencia de atrincherarse en la frontera recién liberada alrededor de la ciudad de Kharkiv. La construcción de defensas probablemente desviará recursos importantes hasta dos semanas, dice.

“No quiero decir demasiado sobre las reservas ucranianas por razones obvias”, dijo un funcionario occidental, hablando el 12 de septiembre, “pero tienen algunos elementos en reserva que pueden desplegar hacia adelante”. Pero Ucrania, señala, al igual que Rusia, se enfrenta a un dilema sobre cuándo y dónde enviarlos: “Qué reforzar y dónde aceptar mayores riesgos”. Otros funcionarios advierten de los peligros de la extralimitación ucraniana.

Te puede interesar