Ocho candidatos aspiran a reemplazar a Boris Johnson

Internacionales 13/07/2022 Por Editor
El Partido Conservador ya tiene un calendario: las votaciones comenzarán este miércoles, y el 5 de septiembre ya habrá un nuevo primer ministro británico.
Boris Johnson
Boris Johnson.

Finalmente serán ocho los candidatos que competirán para reemplazar al primer ministro británico Boris Johnson, quien dimitió acorralado por una serie de escándalos. El Partido Conservador informó este martes (12.07.2022) quiénes fueron los aspirantes que recibieron los apoyos necesarios para entrar en la disputa por liderar el partido y, por ende, el gobierno.

Como estaba previsto, el ex ministro de Economía Rishi Sunak, la exministra de Defensa Penny Mordaunt, la jefa de la diplomacia Liz Truss y el diputado Tom Tugendhat están entre los candidatos, anunció el Comité 1922, el grupo parlamentario conservador encargado de establecer las reglas de la elección. A ellos se suman el nuevo ministro de Finanzas Nadhim Zahawi, la abogada general del Estado Suella Braverman, la ex secretaria de Estado para la Igualdad Kemi Badenoch y el ex ministro de Salud Jeremy Hunt.

Todos ellos recibieron el respaldo de 20 de sus compañeros, umbral mínimo para competir por el liderazgo del Partido Conservador. A partir del miércoles, sin embargo, deberán sumar el apoyo de 30 diputados si quieren pasar a la primera vuelta de la votación. Una segunda ronda tendrá lugar el jueves y, si se requiere, una tercera se realizará el lunes. Al final deben quedar solo dos candidatos, por quienes se decidirán los adherentes del partido.

Moción de censura frustrada

Con la lista de candidatos ya cerrada, la empresa Opinium realizó un sondeo que arrojó que Sunak y Truss son los que reúnen más respaldo, con un 28 y 20 por ciento de los apoyos, respectivamente. El Partido Conservador ya hizo pública el lunes la normativa y el calendario, que culminará el 5 de septiembre con la elección del sucesor de Johnson como líder 'tory' y nuevo primer ministro británico.

Johnson dimitió el jueves salpicado por una serie de escándalos y tras una oleada de salidas en su gobierno. Sin embargo, seguirá en el cargo hasta que sea elegido su sucesor, una idea que a la oposición laborista no le agrada en lo absoluto, por lo que presentó una moción de censura. Sin embargo, el Gobierno se negó a ofrecer tiempo para debatir la iniciativa en el Parlamento, lo que para los laboristas constituye un "grave abuso de poder".

"Teniendo en cuenta que el primer ministro ya ha dimitido y que está en marcha un proceso [para sustituirlo], no creemos que sea un uso útil del tiempo parlamentario", dijo Downing Street.

Te puede interesar