Desesperado pedido al Gobierno por las trabas a las importaciones: advierten que empezará a faltar alimento para el ganado

Economía 07/07/2022 Por Editor
Empresas de Nutrición Animal, que producen balanceados, solicitaron al ministerio de Agricultura que garantice "el ingreso al país de micro ingredientes”, que son importantes para las dietas de los animales y aportan una mayor eficiencia en la conversión alimenticia.
Nutrición animal, ganado, granjas

La decisión del Banco Central de restringir las importaciones sigue afectando a distintos sectores de la economía. Un ejemplo de ellos salió a la luz en las últimas horas, ya que las trabas para el acceso a divisas están derivando en problemas de abastecimiento de productos en el mercado interno. Así es el caso del sector de la nutrición animal, que entre otros rubros incluye el alimento para mascotas, pollos, cerdos y ganado vacuno.

Mediante una carta dirigida al ministro de Agricultura, Julián Domínguez, los integrantes de la Cámara Argentina de Empresas de Nutrición Animal (CAENA) solicitaron la intermediación del funcionario “para garantizar el ingreso al país de micro ingredientes a través de condiciones de giro de divisas al exterior factibles que permitan mantener el abastecimiento de nuestras producciones pecuarias evitando las graves consecuencias ya enunciadas”.

Según consta en la carta, las empresas adquieren en el exterior micro ingredientes como las vitaminas, minerales y aminoácidos entre otras, que no se producen en el país y son imprescindibles en las dietas de los animales y también provocan una mayor eficiencia en la conversión alimenticia. Y además advirtieron que no contar con los mencionados productos, “traerá aparejado un incremento en el costo de producción de proteína de origen animal (Pollo, Huevo, leche, Cerdo, Carne Bovina)”.

Y agregaron: “Las distintas especies no cuentan con las soluciones de nutrición que provee el sector, en términos de salud intestinal y de tratamientos médicos; si se suspende el abastecimiento de estos micro ingredientes implicará mayores tasas de mortandad, mayor riesgo de enfermedades y suspensión de las exportaciones de estas mismas categorías que una vez ocurrido es muy difícil revertirlo”.

También se señaló que la industria de fabricantes de alimento para mascotas sería otro de los sectores afectado por la normativa del Banco Central, generando como consecuencia un faltante de stocks, aumento de costos importantes y por consiguiente de precios, y una baja o suspensión en las exportaciones.

Ganado, retenciones
 Julián Domínguez.

“Este nuevo régimen donde sólo se permite un cupo de monto en dólares del 5% adicional al año anterior, limita de forma extrema los volúmenes a importar. Esto es debido principalmente al aumento de precios internacionales de estas materias primas que rondan el 30% en dólares respecto al año anterior debido a los efectos de la pandemia y en los últimos meses acrecentado por la guerra entre Rusia y Ucrania”, señalaron los integrantes de CAENA en la carta dirigida al titular de la cartera agropecuaria, que fue acompañada por la Cámara Argentina de Productores Avícolas (Capia), la Cámara Argentina de Feedlot, el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) y la Asociación Argentina de Productores de Porcinos (AAPP).

Repercusiones

En medio de la problemática, el presidente de CAENA, Juan Pablo Ravazzano, dijo en declaraciones radial que “estamos en una situación que nos viene preocupando desde el lunes 27 de junio, cuando se publicó la resolución del Banco Central, que nos limitaba nuestro compromiso de pago al exterior. La situación es crítica y hoy tenemos stock, pero creo que entre 30 y 45 días habrá faltante. No podemos enviar alimentos incompletos al mercado, en caso que no ingresen al país esos micro ingredientes que además no se producen acá y son pocos los países del mundo que los comercializan”.

“Ni en las peores épocas de (Guillermo) Moreno nos ha pasado esto. Hasta con Moreno hemos podido negociar, en momentos duros y de muchas restricciones a las importaciones, y se entendió en aquel momento que nuestra industria no puede parar, ya que somos la industria de producción primaria de proteína animal. Sin nuestra industria no hay producción de carne, de leche, de huevos, de cerdo, y de pollo. No hay ninguna posibilidad de que esto pueda aguantar 3 o 4 meses”, agregó el dirigente, quien agregó que el año pasado el sector importó por USD 255 millones.

Te puede interesar