Conductor que circulaba alcoholizado por avenida Presidente Perón chocó un utilitario

Concordia 05/07/2022 Por Editor
El siniestro involucró a un Volkswagen Gol y un Renault Trafic Rodeo durante la tarde de ayer. El conductor del Gol exhibía comportamientos extraños, según testigos.
Accidente_1

Cuando los accidentes son insólitos, los funcionarios policiales suelen revisar el interior de los vehículos. Cuando apenas lo hacen, encuentran la prueba del delito (o infracción) que pueden causar heridas no solo de quienes conducen drogados o alcoholizados, sino a otros que lo hacen con total normalidad.

Tal es el caso de un Volkswagen Gol que circulaba por avenida Presidente Perón en sentido norte-sur en la tarde de este lunes. Cuando el vehículo circulaba a la altura de la arrocera “Dos Hermanos”, chocó la parte trasera de una camioneta Renault Traffic Rodeo que esperaba la habilitación del semáforo para pasar la bocacalle. De improviso, el conductor - en aparente estado de "ebriedad" - impactó contra la parte trasera del utilitario con descontrolada fuerza.

Accidente_2

Acto seguido, el conductor del auto chapa DMR 252 bajó del vehículo y, según los testigos, convulsionaba en la vereda, por lo que los vecinos interpretaron que estaban en presencia de un muchacho bajo el efecto de las drogas pues exhibió una conducta extraña y convulsionaba como si estuviera poseído por el diablo en la vereda, pero no estaba herido. 

Sin embargo, apenas llegaron los funcionarios policiales, se encontraron con que en el interior del habitáculo del auto había una botella de whisky casi vacía. 

IMG-20220704-WA0030

Una ambulancia fue convocada a la avenida Presidente Perón y trasladó al paciente hasta el hospital, aunque luego no se siguió el derrotero del hombre. Lo que sí pudo observarse fue el arribo de un grupo de amigos de dicha persona, quienes lo recriminaron por haber salido “en esas condiciones”.

Y, pese a que estaban sobrios, se manejaban en forma extraña como si fueran parte de un grupo o banda. No obstante, no impidieron el trabajo de la Policía y, aunque se mostraban irrespetuosos, no hicieron mayores alharacas salvo protestar por el trabajo de los periodistas, tratando de impedir que se tomen fotos del interior del auto, donde lucía la botella de whisky casi vacía.

Te puede interesar