Familiares de Bruno Escobar difundieron emotiva carta

Concordia 27/06/2022 Por Editor
La familia de Bruno Escobar, el joven que en 2016 tuvo un accidente en el boliche Costa Cruz y nunca más pudo recuperarse, difundió una carta de despedida de muy alto contenido emocional, la que se reproduce más abajo.
Bruno Escobar
Bruno Escobar falleció la semana pasada. Pasaron más de 6 años del accidente.

Familiares del joven Bruno Escobar difundieron una carta de despedida este domingo. Es un momento difícil para toda la familia, porque Bruno sufrió muchísimo y la peleó como un guerrero. Estos diez últimos días tuvo tres paros cardíacos y 15 o 20 convulsiones. Era un guerrero cómo aguantaba su corazón. Tenía 26 años. Después de la caída en el boliche, fueron 6 años 9 meses y 10 días. Todo lo que pasó es muy injusto", dijo Francisco, tío del joven que falleció la semana pasada en el Masvernat.

El mensaje de la familia

"Querido Bruno:

Me resulta muy difícil empezar estas palabras de despedida en nombre de toda nuestra familia. Todo estos últimos días que estuvimos acompañándote en el hospital fueron muchos momentos de angustias, impotencia y miedo. Queremos decirte que valoramos muchísimos tu esfuerzo y tu lucha entre la vida y la muerte, demostrando cada minuto sin dudas ser un gran batallador y guerrero, superando y resistiendo cada instancia como un héroe. Sin dudas, cuando ocurrió tu accidente (el 24 septiembre de 2016), marcaste un antes y un después en la noche de los boliches de Concordia. Se encendieron todas las alarmas porque hiciste tomar conciencias a toda una sociedad de la falta de seguridad y protocolos para con los jóvenes.

Luego de la operación en el Sanatorio Garat, donde todos los familiares amigos y conocidos estaban pendientes de tu salud, vino la internación en el Instituto Fleny (Buenos Aires), donde ahí fueron muchas semanas de rehabilitación y aprendizaje. Fue ahí donde también hiciste y cosechaste grandes amigos como Daniela (también cuadripléjica en silla de ruedas) que, por haber estado ella internada antes que vos, te ayudó y estimuló con consejos de cómo poder manejarte día a día en ese instituto de Salud. Fueron muchos días de amistad que aun siguen estando desde hace años. Y esta semana viajó desde Buenos Aires para verte y despedirte.

También, cómo no olvidar la gran campaña y movida de toda una ciudad solidaria que se hizo de 'Un dólar por Bruno' para juntar ese dinero para viajar a Cuba y poder lograr la tan esperada y necesaria rehabilitación en ese país, para ver si podías caminar. Luego regresaste a tu Concordia querida, con el cubano que te ayudó día a día a rehabilitarte.

Meses después empezó el juicio. Toda la ciudad lo siguió con mucha atención para que se diera con los responsables de este hecho. Pasaron estos últimos 6 años de idas y vueltas. Llegó la pandemia y todo se frenó. Fiscales y abogados que no pudieron hacer la Justicia tan esperada por toda una sociedad .

Tu vida siguió con las rutinas de siempre, como estudiar el profesorado de Música, aprender a tocar el órgano y, ahora, habías vuelto al Profesorado de Educación Física, había vuelto a tu pasión por el deporte, como lo era antes de ese accidente. También compartiendo con los cuidadores (Marcelo, Ezequiel, Hernán, Nazareno y otros) que te acompañaron y asistieron casi todo el día junto a tus padres y hermanas. Ellos recorrieron junto a vos las calles de Concordia, las plazas, la costanera y tu tradicional paseo, casi diario, por la Peatonal cosechando amigos. Ese paseo se convirtió en tu salida favorita, terminaba siempre en la casa de tu abuela María, que te recibía con los brazos abiertos.

Hoy te despedimos con mucho dolor. No dejaste de batallar ni un solo día, como un verdadero guerrero. Una persona joven, luchadora, de 26 años. Le diste batalla al sistema de salud desde un rincón, a la Justicia y los controles. Te quitaron la movilidad, por momentos, te robaron tu dignidad. Pero no el reconocimiento de la sociedad.

Nos queda en la memoria un chico que nos interpela, por lo que pudimos hacer y no hicimos para evitar dejarlo al desamparo. Por suerte, lo sostuvo la familia más incansable que existe, para aliviar sus días difíciles desde aquel 24 de septiembre fatídico.

Gracias a todos y a cada uno de los que hicieron posible su atención y cuidados. Esto no termina aquí, la lucha continua. Para que no haya, en nuestra sociedad más casos Bruno Escobar.

Hasta pronto querido Bruno. Te recordaremos siempre. Abrazos al cielo. Descansa en paz y que brille para vos la luz que no tiene fin.

Con Amor y profundo respeto, tú tío Pancho y familia".

Te puede interesar