Violento empleado municipal entrerriano disparó contra una familia por pararse frente a su campo

Policiales 26/06/2022 Por Editor
A modo de "advertencia" efectuó dos disparos que pasó por encima de la familia mientras disfrutaban de la vista de una cantera ubicada en el departamento de Diamante.
campo-cantera-aldea-brasilerajpg
Cantera en Aldea Brasilera, Diamante.

Este sábado, una familia compuesta por una pareja y dos niños fue a visitar una cantera ubicada al oeste de Entre Ríos, precisamente en la Aldea Brasilera del departamento Diamante. 

Allí, la familia se paró en la calle para avistar la cantera en cuestión y un hombre desconocido, propietario de un campo lindante, les disparó. “Nos tiró a matar”, dijo Marcelo Aquilini, el padre de familia, quien denunció al tirador e insistió para que la Justicia actúe. Ayer allanaron el campo, detuvieron al agresor y le secuestraron un arma con municiones.

“El sábado al mediodía fui a comer al bar de Aldea Brasilera, con mi mujer y mis dos hijos de ocho y 12 años. Hay unas canteras que sacan arena muy finita y se forman unos piletones de 400 metros, es fantástico, yo he ido toda la vida ahí”, relató Marcelo. Cuando estaban avistando el paisaje, sucedió el violento episodio: “Nos empezaron a tirar del campo lindero y los proyectiles pasaron por arriba de nuestras cabezas”.

Cabe aclarar que la familia estaba sobre la calle pública. El agresor se trataba de un hombre que estaba a unos 200 metros, que les disparó con un arma de puño. “Me parece, por el sonido, que nos tiró con un 38. Nos pasó por arriba, no sé si a un metro de distancia”, dijo, y agregó: “Nos tiró a matar”.

Marcelo llamó al 911, pero no obtuvo respuesta porque, aparentemente, impactó en el servicio de emergencias de Santa Fe. Entonces se dirigió a la comisaría de la localidad del Departamento Diamante, donde le dieron algunas vueltas para tomar la denuncia. Le decían que hiciera solo una exposición y, luego de hablar con su abogado, le tomaron la denuncia formal.

La fiscal en turno, María Florencia Acuña, dispuso que los policías fueran al campo, pero la medida no dio resultados, ya que nadie los atendió y sin orden judicial de ingreso no podían hacer más. El caso parecía quedar en la nada, le decían que no había pruebas, pero Marcelo insistió: “Me acaban de tirar, es un intento de homicidio”.

Luego de insistir por distintos medios, logró finalmente que se movilice el sistema en Diamante. En horas de la mañana de este domingo, el juez de Garantías Jorge Barbagelata Xavier ordenó el allanamiento al campo y a la vivienda habitada por Miguel Ángel Domé, de 46 años. En la casa encontraron un revólver calibre 38 con cinco cartuchos en el tambor, dos de los cuales estaban percutidos, lo que justamente coincide con los dos balazos que recibió la familia. También se secuestró una caja con 34 balas del mismo calibre.

Por disposición de la fiscal Acuña, el hombre fue trasladado a la Jefatura Departamental Diamante para su identificación. Lo imputarían por el violento episodio, que no habría sido el único. Se indicó que el hombre es un empleado municipal de Aldea Brasilera, y hasta el intendente habría estado al tanto de lo que hacía en su campo.

En la zona se comenta que hace poco hubo una fiesta clandestina en inmediaciones del campo del violento, y varios autos terminaron con los vidrios rotos por los disparos. Y hace un par de semanas había dos parejas que fueron también a ver el lugar y fueron echados a los tiros. Pero en ninguno de los casos hubo denuncias.

Te puede interesar