La inflación y la caída de los ingresos: un argentino gana en promedio hasta 11 veces menos que un uruguayo

Economía 11/05/2022 Por Editor
Así se desprende de un estudio elaborado por la consultora Focus Market respecto a la distribución del ingreso en los últimos siete años.
Dólares
Un argentino percibe en promedio un salario de USD 159,40, según Focus Market.

La persistente inflación que existe en la Argentina sumada a otros desequilibrios económicos afecta año tras año el poder de compra de la moneda local y en consecuencia a los salarios que perciben los trabajadores. En ese marco, un estudio privado arrojó que los argentinos tienen el ingreso promedio medido en dólares más bajo de la región y es 11 veces menor al que se percibe en Uruguay.

De acuerdo a un informe elaborado por Focus Market, un argentino percibe en promedio un ingreso de USD 159,40, mientras que un uruguayo gana USD 1840,40. Detrás del país oriental aparece Chile, con un ingreso promedio en dólares para los trabajadores en torno a USD 763,61; lo sigue Brasil, con un sueldo de USD 267,70 y luego aparece la Argentina, con un promedio de 159,40 dólares.

En este punto, el director de la consulta, Damián Di Pace, explicó que el informe mide todo el ingreso que percibe una persona más allá del salario. Esto incluye al sector informal que tiene ingresos esporádicos y en negro. “Hay que tener en cuenta que el 50% de la población es pobre en la Argentina y que el decil más alto el Indec lo mide entre $65.000 y $2.000.000″, destacó.

Y agregó: “Casi el 10% de la población en indigente en el país. Esto lo que mide es el nivel promedio de ingresos de toda la población”.

Dólares_1En ese contexto, la consultora destacó que la distribución del ingreso en Argentina en los últimos siete años cayó 86% en dólares. Asimismo, indicó que el decil más acaudalado de Argentina recibe en promedio $98.481 por persona, mientras que el decil más precario recibe en promedio $5.953 en promedio al mes de acuerdo a datos del último trimestre del 2021 elaborados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

Otro dato clave que arrojó el informe es que el ingreso promedio per cápita total de la población alcanzó los $32.192. Es decir 29 millones de personas recibieron un ingreso promedio que, si se corrige usando la mediana estadística, implica un ingreso en el último trimestre del 2021 de 24.751 pesos.

“Argentina está teniendo varios inconvenientes. Desde el punto de vista macroeconómico los desequilibrios fiscales y monetarios llevaron en los últimos años a que la pérdida de valor del peso destruya el ingreso de los argentinos. Por otra parte, la contracara en la microeconomía es una economía que no crece en términos reales en los últimos años por lo cual no se puede distribuir aquello que no se produce”, afirmó Damián Di Pace, director de Focus Market.

En ese sentido, añadió que el Estado insiste en tomar renta del sector privado para distribuir a los sectores socioeconómicos bajos generando aún más desincentivos hacia la inversión privada. “Un círculo vicioso que lleva hace una década y cada vez con mayor deterioro” indicó.

Según el estudio, en el 2015 el decil más adinerado de la población en dólares recibía como ingresos promedio USD 3.083 -unos $44.160 en promedio- con una inflación de más del 20%, mientras que hoy recibe USD 487 -98.481 en promedio- con una previsión inflacionaria de más del 60 por ciento.

“Es decir cuando los policymakers (hacedores de políticas) indiquen que hay una mejora de la serie, siempre hace falta repensarlo en termines reales y no morir de nominalidad mientras se analiza en pesos corrientes, ya que se puede estar perdiendo el dato clave en esta comparativa: la pérdida de poder adquisitivo de más de un 80% en cada decil”, destacó el informe.

Para Di Pace, la Argentina vive en una política económica “equivocada” y de un “corte clientelar cada vez más preocupante”. En ese sentido, analizó algunas de las causas que generan distorsión en la economía y terminan afectando tanto a los empresarios como a los trabajadores.

“Se intenta gravar con más impuestos a los que producen, invierten y generan empleo para sostener aquellos que quedan fuera del sistema. El problema es que se toma cada vez más del stock de lo producido pero a la vez se genera un quiebre en los incentivos y deseo de mayor inversión y producción por parte del empresario desde el más grande a pequeño. La gente va quedando cada vez más fuera del sistema y la política aprovecha para salir a brindar contención tomando más parte de la renta de quien produce e invierte generando un círculo vicioso sin salida con mayor nivel de pobreza e indigencia” explicó en analista.

En otro orden, el informe comparó el “decil más adinerado del país” con los deciles más adinerados de las capitales de los países anteriormente mencionados, y dio cuenta que Montevideo se considera una de las ciudades que reciben mejores ingresos con USD 2.228 por persona, seguida por Brasilia, con USD 1.181; Santiago de Chile USD 865 y Buenos Aires USD 487.

“Estos datos sólo revelan que los supuestos ricos, solo reciben un poco menos de 500 dólares, es decir, un rico argentino equivale a un ingreso promedio de países como Brasil y continúa por debajo de países como Chile o Uruguay”, remarcó el informe de Focus Market.

Por último, Di Pace dijo que la Argentina no tiene solo un inconveniente de ingresos en su población sino un problema con los fundamentos básicos de incentivos a la generación de riqueza para incrementar el nivel de ingresos de su población.

“Se intenta distribuir aquello que no se generó por lo cual agrava cada vez más las bases para la mayor producción de bienes y servicios. Hay un concepto errado en que el crecimiento lo determina el consumo a esta altura. El crecimiento lo determina la inversión privada quien genera los ingresos de la población para favorecer un mayor nivel de ahorro presente y consumo futuro. El resto es intento de adelantar consumos sin los recursos privados reales para hacerlo”, concluyó.

Te puede interesar