955x100

Evitaron la estafa a una mujer que había sido engañada

Provinciales 28/12/2021 Por Editor
La mujer había llegado a un cajero automático para obtener el crédito y hablaba por teléfono con un supuesto contador.

VACUNACON  955x100

cajero-automatico

Personal de la División de Delitos Económicos de la policía entrerriana evitó este lunes que una mujer de Colonia Avellaneda (departamento de Paraná), sea estafada con una nueva modalidad en la que delincuentes ofrecen falsos préstamos a través de las redes sociales y obtienen datos personales para vaciar las cuentas de las víctimas.

La mujer se encontraba en el cajero automático de Colonia Avellaneda, hablando por teléfono con un supuesto contador público que le iba a otorgar un préstamo y le solicitaba los datos personales y bancario, pero una mujer policía que estaba en el lugar advirtió a la víctima sobre lo que sucedía.

La funcionaria policial atendió al sujeto que llamaba y descubrió el engaño tras lo cual cortó la llamada y dio aviso a Delitos Económicos.

La mujer había sido contactada por teléfono luego de comunicarse a través de las redes sociales, donde le habían ofrecido en préstamo de 100 mil pesos.

La víctima se encuentra en una difícil situación personal, ya que no contaba dinero para comprar alimentos para sus tres hijos. A su vez, la mujer contó que en la Nochebuena tuvo que acudir a la solidaridad de sus vecinos para alimentar a sus hijos.

Nueva modalidad

Según explicaron desde Delitos Económicos, los delincuentes publican avisos ofreciendo créditos “sin requisitos”, de fácil acceso y cuotas bajas, a jubilados y personas con dificultades para acceder a préstamos.

Asimismo, brindan un teléfono de contacto o te hacen un llamado ofreciendo un préstamo. Luego logran que la persona que cae en la trampa brinde sus claves bancarias. En algunos casos, sacan créditos a su nombre.

El resultado: las víctimas pagan una cuota por “gastos administrativos” por una operación que nunca se concretaba. Además, muchos terminan con sus cuentas bancarias vacías.

Con necesidades

Como en otras estafas telefónicas, los delincuentes se “nutren” de la información que brindan las víctimas, quienes muchas veces, descubren el engaño a tiempo. Esta organización tiene bien apuntado qué colectivo de gente busca estafar. Es gente que suele tener necesidades económicas urgentes.

La mayoría de las víctimas son personas de bajos recursos y jubilados que no tienen acceso al crédito, con poco conocimiento de las operaciones financieras.

Las tácticas

Otro tipo de estafa, más elaborada, consiste en que uno de los delincuentes se hace pasar por un representante de una financiera y envía a la víctima a un cajero automático.

En realidad, lo que hace la banda es apropiarse de la clave de su víctima, lo que le permite manejar su cuenta desde cualquier parte del país.

El paso siguiente es el más sencillo: transfieren los fondos que encuentran a terceras cuentas, que luego pasan el dinero a otras, para dificultar su rastreo.

Te puede interesar