Corea del Norte condenó a muerte a una persona que comercializó la serie “El juego del calamar” en el país

Internacionales 26/11/2021 Por Editor
Además, varios estudiantes fueron sentenciados a cadena perpetua y trabajos forzados por ver el show surcoreano. Es la primera vez que Pyongyang castiga a menores de edad en virtud de una ley que penaliza la distribución o la tenencia de programas de naciones capitalistas.
el juego del calamar

El régimen de Corea del Norte está decidido a tomar duras medidas contra las personas que ven o distribuyen la serie de Netflix “El juego del calamar”.

El medio Radio Free Asia citó fuentes no identificadas dentro del país asiático que aseguran que un hombre que contrabandeó y comercializó la serie fue condenado a muerte, mientras que un estudiante de secundaria que compró un USB con el show guardado en el mismo fue sentenciado a cadena perpetua.

Además, otros seis estudiantes que vieron la serie surcoreana fueron condenados a cinco años de trabajos forzados, según Radio Free Asia. También habrían sido despedidos profesores y miembros del personal de la escuela, posiblemente para ser desterrados a trabajar en minas remotas, dijo el medio asiático.

La serie de televisión surcoreana cuenta la historia de 456 personas endeudadas que compiten para ganar 45.600 millones de wones, o 38,3 millones de dólares, en brutales juegos de supervivencia.

Un artículo pasado de Radio Free Asia señalaba que los norcoreanos encontraban las luchas financieras de los personajes de la serie “relacionables” a la situación en el país.

“Todo empezó la semana pasada cuando un estudiante de secundaria compró en secreto una memoria USB que contenía ‘El juego del calamar’ y la vio con uno de sus mejores amigos en clase. El amigo se lo contó a otros estudiantes, que se interesaron, y compartieron el material entre ellos”, dijo una fuente de las fuerzas del orden de la provincia norcoreana de Hamgyong del Norte a Radio Free Asia.

Se trata de la primera vez que el régimen norcoreano castiga a menores de edad en virtud de una ley que penaliza la distribución o la tenencia de programas de países capitalistas como Corea del Sur y Estados Unidos, según Radio Free Asia.

Una fuente declaró al medio que a uno de los estudiantes le fue concedida la libertad porque sus padres pagaron 3.000 dólares de fianza.

El mes pasado, un sitio web estatal de propaganda norcoreana dijo que la serie expone cómo Corea del Sur es un lugar donde “la corrupción y los sinvergüenzas inmorales son habituales”. Uno de los personajes del show es una norcoreana que escapa del régimen de Kim Jong-un

Pese a las amenazas, copias de la serie continúan llegando de contrabando a Corea del Norte.

Te puede interesar