955x100

La tecnología solar anuncia un futuro más verde en Chile

Internacionales 03/11/2021 Por Editor
La primera central termosolar de América Latina espera reducir la dependencia de los combustibles fósiles y mantener el empleo de los trabajadores de la industria del carbón.

VACUNACON  955x100

TERMOSOLAR EN CHILE

En pleno desierto de Atacama, en el norte de Chile, se encuentra una nueva tecnología verde capaz de suministrar energía a una ciudad de tamaño medio.

La región cuenta con la mayor radiación solar del planeta, lo que la convierte en el lugar perfecto para la ubicación de la planta solar Cerro Dominador, la primera central solar térmica de América Latina.

La planta utiliza 10.000 espejos, en lugar de paneles solares, que reflejan la abundante luz solar hacia una torre de 250 metros de altura. El calor que se produce allí se utiliza para crear vapor que acciona una turbina-generador, que a su vez genera electricidad. La energía puede almacenarse hasta 17 horas al día.

Aunque, actualmente, el 40 por ciento de su electricidad sigue procediendo del carbón, Chile aspira a la llamada neutralidad de carbono (o neutralidad de sus emisiones de CO2) para 2050. Y tiene previsto descarbonizar al menos un tercio de sus 23 centrales eléctricas de carbón.

Para muchos habitantes de las ciudades del norte del país, la existente industria de los combustibles fósiles es una importante fuente de ingresos, y el paso a la energía verde presenta un futuro incierto.

Sin embargo, la tecnología del proyecto Cerro Dominador se utilizará para convertir las centrales eléctricas de carbón en instalaciones de almacenamiento térmico. Su reutilización garantizaría que se siga generando empleo, al mismo tiempo que mejoraría la calidad del aire y del agua. Está previsto que la primera central que use la nueva tecnología comience a funcionar en 2025.

  • Nombre del proyecto: Descarbonización del Sector Energético de Chile
  • Duración del proyecto: de junio de 2019 a noviembre de 2022.
  • Financiación del proyecto: 4 millones de euros a través de la Iniciativa Internacional para la Protección del Clima (IKI, por sus siglas en alemán) del Ministerio de Medioambiente alemán. La financiación apoyará no solo la conversión de las centrales eléctricas de carbón, sino también la promoción de las energías renovables y el desarrollo de una economía verde.

Te puede interesar