Guía para médicos y pacientes sobre la receta electrónica que empezó a regir este lunes

El nuevo sistema incluye la prescripción de medicamentos y también las órdenes para la realización de estudios, aptos físicos y altas. La trazabilidad, la seguridad y la integración de los sistemas de salud son solo algunas de las ventajas.

Nacionales 02/07/2024 Editor Editor
La receta electrónica es un documento que ha sido emitido por una autoridad certificadora confiable.

Finalmente, la obligatoriedad del uso de sistemas electrónicos o digitales para la emisión de recetas es implementada a nivel nacional. Comienza un período de gracia de 180 días para facilitar la transición de los profesionales de la salud a este nuevo sistema. En la práctica, esto quiere decir que la prescripción de medicamentos, las órdenes para la realización de estudios médicos, aptos físicos, altas y todo lo que el profesional de la salud receta deberá hacerse a través de una plataforma especializada.

Es importante reforzar la idea de que una receta electrónica o digital no es la que se envía por WhatsApp, sino que es un documento que emite un sistema que garantiza autenticidad y seguridad mediante firmas digitales o electrónicas, cumpliendo con estándares regulados y teniendo validez legal oficial.

Consecuencias y ventajas

Un estudio de la Academia Nacional de Ciencias del Instituto de Medicina de EE.UU. reveló que mueren, anualmente, entre 44 mil y 98 mil norteamericanos debido a errores médicos y 7 mil por errores de medicación. Por otra parte, la mala administración de los medicamentos afecta a más de 1,5 millones de personas, según “e-Prescribing and Patient Safety: Results from a Mixed Method Study “, publicado en The American Journal of Pharmacy Benefits.

Entonces, ¿cuáles son las ventajas de las recetas electrónicas?

1.      Seguridad y autenticidad: utilizan firmas digitales o electrónicas que garantizan la autenticidad de la prescripción, reduciendo el riesgo de fraudes o alteraciones. La identidad del profesional puede validarse, gracias a la tecnología, en pocos pasos, sin que sea necesario que haga trámites o que registre su firma.

2.     Validez legal: cumplen con los estándares regulados y tienen plena validez legal, asegurando que sean aceptadas oficialmente en farmacias y sistemas de salud.

3.     Facilidad de acceso y conveniencia: pueden ser emitidas y recibidas de manera rápida y sencilla a través de plataformas online, eliminando la necesidad de desplazamientos físicos para obtener una receta.

4.     Registro y trazabilidad: están registradas en sistemas electrónicos que permiten un seguimiento preciso y detallado del tratamiento, mejorando la gestión de la salud del paciente.

5.     Reducción de errores: al estar digitalizadas, minimizan los errores de interpretación que pueden ocurrir con las recetas escritas a mano, asegurando que las indicaciones médicas sean claras y precisas.

6.     Eficiencia: agiliza el proceso de recetar -los médicos odian escribir recetas- y dispensar medicamentos, lo que ahorra tiempo tanto a médicos como a pacientes y también a farmacias. También hay un gran ahorro en el costo de auditoría actual de las recetas de papel.

7.      Integración con sistemas de salud: facilitan la integración con otros sistemas de salud y bases de datos, lo que permite un mejor control y seguimiento de los tratamientos y medicamentos dispensados.

8.     Sostenibilidad: contribuyen a la reducción del uso de papel, apoyando iniciativas ecológicas y sostenibles.

9.     Acceso remoto: permiten a los médicos y pacientes acceder a las recetas desde cualquier lugar con conexión a internet, mejorando la accesibilidad y continuidad del cuidado médico.

Es importante destacar que la aplicación específica de la receta electrónica en la Argentina podría variar según lo que dictaminen provincias y municipios, ya que cada jurisdicción puede tener regulaciones adicionales o adaptaciones locales.

“La adopción de la receta electrónica se aceleró en la pospandemia y por los posteriores requisitos regulatorios en relación a la prohibición de la receta enviada por WhatsApp. Esperamos que esta nueva obligatoriedad a partir del 1° de julio ayude a que crezca la adopción de este sistema que para aquellos que ya lo vienen utilizando, no hay vuelta atrás, por eso esperamos que muchos más se sumen y que se convierta en el estándar para todos los profesionales de la salud”, concluye la directora de operaciones de la Healthtech Cormos, Maia Albarracín.

 

Te puede interesar
Lo más visto