Panceri sobre la economía provincial: “La cuasimoneda sería pegarse un tiro en la rodilla”

Provinciales 20/01/2024 Por Editor
El ministro de Hacienda y Finanzas de Entre Ríos, Julio Panceri, evaluó su primer mes de gestión y la situación económico financiera de la provincia.
panceri

En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio Plaza), Panceri sostuvo que a un mes de iniciar su gestión “la vorágine sigue porque el tema es bastante complicado; Entre Ríos no solo tiene un problema estructural de déficit de sus cuentas públicas sino que también tiene problemas que le están originando temas económicos paralelos”.

Puntualizó que “diciembre va a cerrar con un déficit superior a los 50.000 millones de pesos pero además hay un problema dentro de la Caja de Jubilaciones, que es estructural, y hay problemas en educación, en salud y demás que yo denomino déficit estructural pero más allá de lo financiero, que es un descalce financiero que tiene la provincia, también hay un endeudamiento que para las posibilidades de repago que tiene la provincia, es muy alto. No sólo hubo que tomar un endeudamiento de corto plazo para poder pagar salarios sino que hay que hacerse cargo de una deuda de larga data, que ya viene de origen 2010, 2015 déficit acumulado, que va a impactar directamente en los próximos cuatro años porque hay que pagar alrededor de 570 millones de dólares”.

Agregó que “este año hay dos vencimientos, uno ahora ya en un par de días de 65 millones de dólares y otro en agosto de otros 65 millones de dólares, son 130 millones de dólares este año y los tres años posteriores será un promedio de entre 110 y 120 millones de dólares”.

En ese sentido, apuntó que “más allá del problema propio estructural de la provincia, nadie puede escapar a una realidad nacional y creo que este programa nacional tiene como ancla un efecto recesivo y eso vamos a tener en los próximos meses”. “Vamos a tener una baja de la recaudación provincial y nacional, hoy Entre Ríos el 75% de sus recursos tributarios dependen de la coparticipación y el 25% restante son de carácter propio, lo cual nos pone en un brete porque se depende absolutamente de la coparticipación nacional”, definió.

Consultado por las deudas de Nación con la provincia, sostuvo que “acá lo que tenemos que empezar a trabajar políticamente, que es lo que está haciendo el gobernador en este momento, es tratar de recuperar –o que se actualicen, al menos- con el ANSES los fondos que se derivan al déficit de la Caja de Jubilaciones que están congelados hace tres o cuatro años. Ese es uno de los temas a tratar de la diaria de urgencia”. Explicó que “el déficit de la Caja de Jubilaciones afecta el flujo de efectivo diario y con Rentas Generales se está financiando a la Caja de Jubilaciones”.

Asimismo, apuntó que la Nación “no tiene deudas grandes con la provincia, y además nosotros tenemos deudas con el Fondo de garantía de sustentabilidad ajustadas a CER que el gobernador está tratando de ver si se pueden pasar a una tasa que corra por debajo de la inflación para que no impacte tanto en las cuentas provinciales”.

En cuanto al monto que la provincia dejo de recibir por la quita de Ganancias, indicó que “hay un cálculo que por la quita de retención de ganancias y la devolución de IVA para el 2024 insumía unos 290.000 millones de pesos, lo que traducido significa dos nóminas salariales completas de activos y pasivos de la provincia lo que es muchísimo”. Al respecto, planteó: “Sé que se está negociando en el marco del super decreto y la ley ómnibus y hay posibilidades pero está en el marco de lo político. A nadie le gusta pagar Ganancias pero del otro lado está la protección de los recursos del Estado, y una cosa es hacerlo en época de vacas gordas y otras cosa es en épocas de vacas flacas”.

Déficit de la Caja de Jubilaciones

Respecto de la discusión de un nuevo esquema que solucione el déficit de la Caja de Jubilaciones, consideró que “son temas estrictamente políticos y de consenso, pero –como decía Edgardo Scarione- de alguna manera y en algún momento se tiene que empezar a hablar en serio, reunir a todos los actores involucrados: el Estado, los distintos estamentos, sindicatos, a tomar una decisión y empezar a discutir algún tipo de norte distinto para la Caja. Atendiendo también que los problemas de la Caja de Entre Ríos son los mismos en las demás provincias y el tema nacional no le escapa en materia jubilatoria”.

Asimismo aclaró que “hay que tener en cuenta que no se pueden mermar los derechos adquiridos por la gente en su momento, toda reforma tiene que ser para mejorarlos, no para desmerecerlos” y opinó que “falta el tema de los consensos, existieron posibilidades de hacer y por temas políticos no se hizo nada, y no debería ser un tema tabú tampoco porque es un tema de la realidad”.

Baja de impuestos y cuasimonedas

Consultado por la intención de bajar impuestos que había manifestado el gobernador Frigerio, Panceri planteó que “vamos hacia una depresión de importes por debajo de la inflación pero hay que considerar que tanto impuesto inmobiliario como automotores están con alícuotas inflacionadas desde fines de 2022, y estamos evaluando algunas bajas en algunas alícuotas de algunas actividades porque soy un convencido de que más allá de los modelos económicos basados en términos monetarios hay que tener una visión de desarrollo de la provincia. Si no, no vamos a salir”.

“Creo que la provincia se merece una discusión de desarrollo industrial y para eso, con las pocas herramientas que uno tiene, hay que darle un modelo a la provincia. No podemos darnos el lujo de tener una provincia como Entre Ríos con semejantes indicadores de pobreza, muy por encima de América Latina. Tenemos que generar valor agregado interno y valor agregado exportable, es la única forma de que la provincia de Entre Ríos pueda generar riqueza, y obviamente Entre Ríos tiene que dar una lucha en favorecer el arraigo de su población, no puede ser que se nos esté escapando población joven preparada a otras provincias porque nosotros no le podemos damos las oportunidades de mejorar”, consideró.

En ese marco, rechazó de plano la posibilidad de emitir cuasimonedas: “La cuasimoneda es más o menos como un pagaré, y no podemos hacer eso ni pensarlo porque en un contexto económico que es mucho más especulativo que productivo lo que habría es una merma fenomenal del valor nominal del bono que se sacaría al mercado; sería pegarse un tiro en las rodillas”.

Paritarias

“Hemos tenido conversaciones con los sindicatos y hay una propuesta que se dará a conocer hoy pero me sorprendió gratamente el grado de madurez que todas las partes han puesto para poder solucionar. Estamos todos conscientes de la crisis, nosotros por un lado abrimos negociaciones ahora y viendo cómo va evolucionando la inflación –y lamentablemente cómo creo que va a seguir esto- nos pusimos a trabajar ahora en enero para no perder tanto valor real del salario y los distintos actores de cada sindicato han demostrado un grado de madurez alto ayudando”, definió el ministro al ser consultado por las negociaciones paritarias con los gremios estatales.

Acotó que “con diálogo se puede resolver si hay actitud madura y somos conscientes todos de que venimos muy complicados, con indicadores de inflación que no existen en el mundo, y sabiendo que vamos a tener meses de alta inflación hasta llegar –todos esperamos- a finalizar un primer semestre con cerca de un dígito, pero mientras tanto hablar de una inflación de 20, 15, 18% es altísimo y aquel que se queda con ingresos fijos en moneda local sufre una merma espectacular y siempre pierde contra la inflación”.

En ese contexto, definió que “la intención es que la paritaria vaya acompañando parte del crecimiento inflacionario”.     

Problemática de la obra pública

En cuanto a la problemática con las obras públicas, Panceri sostuvo que “el problema es que encontramos un estado de desidia en la obra pública provincial; hay obras que tienen financiamiento internacional que no tiene problemas y continúa, después hay obras con financiamiento nacional que se está esperando la decisión del gobierno nacional si va a continuar y las que están en marcha se van a ejecutar, todavía hay incertidumbre con eso; y finalmente con las obras provinciales se está viendo  cual es el volumen de deuda que tiene la provincia; se acordó parar la pelota y ver en unos días qué se debe porque encontramos algunas sorpresas en cuanto a certificados de obra que no están, que se deben y demás”.

Agregó que “también está el problema de que hay un cuello de botella financiero que lo vamos a tratar de solucionar en estos meses para empezar a terminar obras y comenzar a encauzar la normalidad de la obra en la provincia. La idea es darle mayor contenido a los gastos de capital y que el nivel de ejecución aumente; en la provincia tenemos una ejecución de gastos de capital muy baja, está entre el 3 y 4% del total del Presupuesto, y en una provincia que necesita mucho de infraestructura, especialmente en lo vial, tendríamos que tratar de mejorar ese ratio”.

Reducción del gasto político

Consultado al respecto, dijo que “todavía no se ha podido medir el impacto que la reducción de personal político tiene en las cuentas públicas porque es algo reciente, la primer liquidación de sueldos la vamos a tener a fin de enero. Pero si hubo una reducción importante en las líneas, llegamos hasta la línea de secretarios, y por lo menos en el Ministerio a mi cargo di preeminencia a la carrera administrativa”.

“Aquel agente de la administración pública que ha trabajado, se ha esforzado, se ha capacitado con lo que ello implica, no puede ser dejado de lado; soy defensor de la carrera administrativa”, completó.  

Análisis de lo que viene

Consultado por su visión de lo que viene a partir de las medidas del gobierno nacional, Panceri definió: “Yo tengo fe, pero lo que veo ahora es un plan estrictamente de corte monetario, no creo en la mano invisible, no soy un keynesiano acérrimo; hubo un cambio muy profundo en la política nacional, la aparición de Javier Milei como Presidente ha sido disruptiva y lo que más me llama la atención es la gente pidiendo el ajuste –tengo 57 años y nunca había escuchado algo así- pero más allá de eso, me genera algunas dudas saber hasta cuándo una población con más del 50% de pobreza puede aguantar un ajuste muy terrible”.

“Creo en el Estado como un homogeneizador de posibilidades y hoy estoy tratando de entender cuál es el ancla que tiene el programa. Hoy hay un problema de precios relativos, porque nadie sabe si es más caro el valor de un litro de nafta o el valor de una pizza, hay que tener un norte en qué fijarse. Hoy no le veo un ancla al modelo; lo que estoy viendo de ancla hasta ahora es una baja de la tasa de interés que licúa la moneda –es como si fuera de facto una dolarización- y lo otro es que la única manera de explicar la baja de la inflación es con una caída del nivel de actividad. Esto de la oferta y la demanda, que tampoco lo creo así taxativamente, donde si cae la demanda, los precios van a tender a la baja; pero eso tiene un efecto recesivo y ese efecto recesivo en un país con 50% de pobreza y la necesidades que tiene, es un combo un tanto complicado de explicar desde la teoría economía, sin generar una repercusión social de por medio. Soy optimista pero vamos a meses bastante duros”, concluyó. 

Te puede interesar