Elecciones 2023: Un tapado desde el sur

Política 18/01/2023 Por Editor
De tener un bajo perfil a aparecer en los medios provinciales semanalmente. Un hombre ligado al poder real en la Argentina podría anotarse para la Gobernación.
Massa-Michel-741x494

De buenas a primeras, Gualeguaychú se convirtió en una cantera de precandidatos a la Gobernación de Entre Ríos. De esa ciudad del sur de la provincia aparecen dos nombres en condiciones y con pretensiones para este 2023. Los dos se enrolan en los principales espacios que constituyen el Frente de Todos: el kirchnerismo; y todo lo que tenga que ver con Sergio Massa. El intendente Martín Piaggio se inscribe en el primer dispositivo; Juan José Bahillo en el segundo.

Pero un tercer nombre debería ser anotado en la saga. Es el de Guillermo Michel, director de Aduanas y un hombre de considerable influencia en el planeta massista. Hace un año publicamos en Página Política un perfil sobre el entonces asesor de Massa en la Cámara de Diputados de la Nación cuando no se avizoraba ningún plan en la arena política. Aquí va:

Ahora Michel ha dejado trascender que le gustaría emprender una carrera política. Tiene 44 años, es contador y, como contábamos hace un año, tiene en su haber un largo recorrido en organismos estatales vinculados al mundo tributario. Fue el segundo de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) durante la gestión de Ricardo Etchegaray, entre 2012 y 2015.

Acumuló en las últimas semanas una notable presencia en los medios, lo que muestra un giro copernicano de su perfil. O la Aduana cambió de rumbo en su funcionamiento y sus objetivos o el director tiene pretensiones a futuro. Ambas cosas pueden ser ciertas. Lo innegable es que Michel aparece cada dos días distribuyendo lo que incauta el organismo que preside. Lo hizo en Concordia, ahora fue el turno de Gualeguaychú. No se registran en la prensa- más allá que sea una medida habitual – que este tipo de actividades tengan un lugar destacado en los medios. Primero fueron zapatillas, luego neumáticos.

La semana pasada era el hombre más cercano a Massa en la foto que se registró en Racedo cuando el ministro de Economía anunciaba las medidas para el sector avícola. ¿Qué tenía que hacer un director de Aduanas en el escenario en que se interpelaba a un sector productivo?

Michel tiene como activo una agenda interminable de nombres del poder real. Pero además, y es lo más interesante, tiene información sobre quienes ostentan ese poder: empresarios, jueces, fiscales, gente de la farándula y periodistas.

El año pasado Guillermo Fantino entrevistó a Rogelio Frigerio en Animales Sueltos. Allí el conductor se jactó de hacerle saber al precandidato a gobernador de Juntos por el Cambio que tenía un nombre para la ciudad: Guillermo Michel. Frigerio también se ufanó de tener esa información acercada por el propio director de Aduanas. Un dialoguista. 

Insólito, Fantino tenía una novedad de la política interna de Entre Ríos que los entrerrianos desconocíamos.

A Michel se le reconoce ser un hombre de respetar jefaturas políticas. Por lo menos cuando estuvo en la AFIP. Si su jefe territorial le pedía un favor para alguien, aunque no sea de su agrado, lo hacía sin chistar. Se le endilga algunas gestiones sensibles en el plano judicial, donde tiene contacto con jueces y fiscales de toda laya.

Sus pretensiones coinciden con las de Bahillo, a quien señaló en el menú que se le acercó a Massa cuando tenía que elegir un secretario de Agricultura. Página Política también dio cuenta de eso:

Michel, como toda la escudería massista, repite que es una falta de respeto hablar de candidaturas en estos tiempos turbulentos, sobre todo en lo económico. Mientras tanto goza de la suerte que le regalan los medios al darle un lugar preponderante a la distribución de cosas incautadas de aquellos que transitan la ilegalidad. (Página Política)

Te puede interesar