Un jovencito denunció ante fiscalía sobre apremios ilegales en una comisaría local

Policiales 13/01/2023 Por Editor
El denunciante manifestó que tanto él como su amigo fueron identificados por una patrulla policial, cuyos funcionarios los demoraron durante horas en la comisaría, los golpearon y les secuestraron la moto pese a tener la documentación en regla.
Violencia policial

Cronistas de diario EL SOL-Tele5 dialogaron con Matías, un joven que denunció apremios ilegales por parte de funcionarios policiales contra él y su amigo. "Yo iba caminando por calle Coldaroli a la altura de Bolivia y frena una patrulla, el móvil 400 de la Comisaría Tercera, para identificarnos. Hasta ahí está todo bien porque es lógico que si van dos personas con una moto a cuestas, (los funcionarios policiales) van a pensar que es robada", relató. "Yo llevaba la moto al mecánico que me estaba esperando", aclaró respecto a por qué trasladaba una moto a cuestas.

Y continuó diciendo que los efectivos policiales "nos pidieron los documentos y era todo correcto hasta ahí, pero en un momento mi novia me llamó por teléfono avisándome que el mecánico nos estaba esperando y yo saqué una foto con el otro chico para mostrarle que estábamos en un control policial".

Sin embargo, "en el fondo nuestro salió el móvil policial en la foto y ahí se vivieron (los policías), nos cuestionaron si nosotros éramos 'cancheros' o 'chistosos' porque estábamos sacando fotos, así que nos tiraron contra la patrulla y nos esposaron".

"Mientras nos llevaban a la comisaría, nos iban pegando. Al llegar a la Comisaría Tercera nos siguieron pegando adentro del calabozo y nos dejaron ahí adentro durante una hora y media. Recién pasadas las diez de la noche nos soltaron", contó el joven.

Apremios ilegales_1

"Me sacaron la moto y no me la quieren devolver siendo que tengo todos los papeles en regla y la documentación al día", manifestó el denunciante. Asimismo, aseguró que ayer jueves fue a reclamar por la moto y "me dijeron que no me la iban a dar porque estaba la misma guardia que me la sacó y quedaba mal que el jefe me la devolviera".

Así que, ante este panorama, le aseguraron al joven que recién hoy viernes se la devolverían. No obstante, Matías lamentó que "a la moto la necesito porque la uso para trabajar y sin ella no puedo trabajar".

"Esto me parece una injusticia porque, con todo lo que está pasando en la calle, como robos y muertes, vengan a sacarle la moto a alguien que no jode a nadie que, además, estaba todo en regla; más allá de que está bien que nos hayan parado para identificarnos, quiero resaltar el abuso de autoridad que hicieron contra mí y mi amigo, que además de que nos pegaron y nos maltrataron, nadie se hace cargo", opinó Matías con total indignación.

"Vinimos a la fiscalía a hacer la denuncia por lo que nos pasó", advirtió el joven violentado. "Ya me revisó el médico de Tribunales y le comenté que tengo un dolor en la nuca, producto de golpes que recibí", contó y mientras se tocaba la cabeza aclaró que "mi amigo ya dijo que no va a radicar la denuncia porque él va a entrar en la Fuerza y la denuncia lo va a perjudicar porque un policía en la comisaría nos dijo que si hacíamos la denuncia nos abrirían una causa". "Nos dijeron que lo nuestro era resistencia a la autoridad y nada de eso fue así", aseguró Matías.

Te puede interesar