Mundial Qatar 2022. Así será la fiesta de la final: recibimiento “argentino”, ciudad blindada y paseo en micro con el campeón

Deportes 18/12/2022 Por Editor
La fiesta que consagrará al ganador tendrá varios detalles y actuaciones; la fecha coincide con el Día del Fundador en el emirato.
Scaloneta

Anoche pocos pudimos pegar un ojo. En Doha, en la Argentina o en cualquier rincón del mundo. La ansiedad por la final del Mundial carcome los nervios de hasta esos espectadores que solo ven fútbol una vez cada cuatro años. La tensión está en aumento y la hora de la verdad se acerca.

Pronósticos, promesas y cábalas se multiplican. En tanto, los preparativos para la final de la copa del mundo, la primera celebrada en el lujo de un emirato de Medio Oriente, se están terminando de ajustar a horas de la gran final entre la Argentina y Francia. Desde la hinchada albiceleste, que está armando un recibimiento inolvidable para Messi y compañía, hasta las autoridades qataríes, que celebrarán por partida doble: el fin de un proyecto multimillonario y el día nacional de este pequeño emirato del golfo pérsico.

El partido número 64 de este Mundial significará el final de muchas cosas. Será el último partido de Lionel Messi en una copa del mundo, como él mismo anunció, y también develará si Francia o la Argentina se quedan con su tercera copa.

La hinchada argentina se transformó en el centro de atención. Es habitual escuchar a locales y árabes de países vecinos, o de la India y Bangladesh, cantar “en Argentina nací, tierra de Diego y Lionel”. También en las cadenas locales, como Al Jazeera, la más popular en el mundo árabe, o en Bein Sports se publican a diario artículos referidos a la pasión de los fanáticos más seguidores de este Mundial.

Por eso, cuando hoy se abra el estadio, los más de 30 mil argentinos presentes darán rienda suelta a un acuerdo con ellos, un recibimiento nunca visto en la historia de los Mundiales. Según anuncian en varios grupos de WhatsApp de hinchas repartidos por Doha, en Lusail habrá siete mil insignias celestes y blancas, globos y hasta banderas de tira. Un mensaje de bienvenida de cualquier hinchada en una cancha argentina montado a 14 mil kilómetros de distancia.

¿Qué pasará cuando el árbitro marque el final? Eso estará atado al resultado. Por un lado, están preparados dos vuelos de Aerolíneas Argentinas para trasladar a la delegación completa y sus familiares hasta el aeropuerto de Ezeiza. Las autoridades de la AFA guardan con recelo la decisión final: si habrá caravana hasta la Casa Rosada y subida al balcón, como pasó en 1986, con el equipo campeón, y 1990, con la Selección subcampeona. La decisión de los jugadores marcará el desenlace.

Lo que sí está definido es que el campeón de hoy desfilará por las calles del boulevard de Lusail en un micro descapotable. Esa celebración coincidirá con los miles de hinchas que salgan del estadio y la multitud que estará festejando desde temprano el día más importante para los qataríes.

Día nacional de Qatar

El Ministerio de Defensa anunció que tres horas antes de la final habrá un show de la Fuerza Aérea sobre el cielo del boulevard de Lusail, junto al estadio de la final. El icónico espectáculo aéreo se mudará del paseo costero de Corniche hasta la zona del estadio, donde se podrá ver una imponente actuación aérea. También habrá por la zona marchas de militares, exhibiciones de autos y desfiles de la caballería real, que incluye camellos.

Como sucedió en la noche del sábado 19 de noviembre, el día previo a la apertura del Mundial, la bahía de Doha volverá a iluminarse con un imponente show de fuegos artificiales y drones. El emir de Qatar, Tamin bin Hamad Al Thani, seguirá las celebraciones primero desde el boulevard que fue construido desde cero para este Mundial y luego desde el palco.

Lusail incluye el estadio de la final, pero también modernos edificios de oficinas, shoppings y barrios cerrados. Fue pensada como una ciudad dentro de la capital, para alojar a 400 mil personas. Un proyecto faraónico que ya es una realidad en el país donde nada parece imposible de ser realizado.

El domingo será feriado para los qataríes (los días de descanso en este país musulmán son los viernes y sábados). Habrá festejos por toda la ciudad, pero siempre con mesura. El Ministerio de Transporte avisó las medidas para los que salgan en sus automóviles: no se pueden asomar por las ventanillas, los colores del vehículo no se pueden cambiar, no se permiten parabrisas polarizados y las patentes deben estar visibles.

El día nacional se conoce también como el Día del Fundador. Cada 18 de diciembre se conmemora la unificación del país en 1878 y marca el día en que el jeque Jassim Bin Mohammad Al Thani (antepasado de la familia que rige desde entonces los destinos de este Estado) sucedió a su padre como líder de las tribus de esta zona del golfo pérsico.

Desde 2017 y durante los cuatro años que duró el bloqueo impuesto por los vecinos Arabia Saudita, Egipto, Bahréin y Emiratos Árabes, el día nacional qatarí fue motivo de orgullo y se utilizó como propaganda nacionalista para el régimen de la familia Al Thani.

El emir de Qatar gastó más de 200 mil millones de dólares para preparar este Mundial, que va mucho más allá del fútbol. Sistema de transporte de última generación, edificios de departamentos que nacen en cada rincón de Doha y proyectos de súper lujo conforman el Qatar que se viene. Pero también se gastó en la seguridad de un evento de alcance global en una zona marcada por los conflictos.

Ocho aviones Eurofighter Typhoon están estacionados en la base aérea de Dukhan y se utilizan para ayudar a mantener la seguridad del torneo. Forman parte de un escuadrón conjunto de la Fuerza Aérea Real británica (RAF) y la Fuerza Aérea Qatari Emiri (QEAF) que se estableció en 2018 como parte de un programa de entrenamiento después de que Qatar acordara comprar aviones. El emir de Qatar y parte de la familia real estudió y se formó en la academia militar británica.

Los aviones han estado patrullando el espacio aéreo sobre Qatar durante el torneo, que hasta ahora transcurrió sin mayores incidentes. También hay apostados militares de los Estados Unidos, Italia, Francia, Pakistán y Turquía.

Fiesta de clausura

El partido arrancará a las 6 de la tarde hora local (las 12 del mediodía en la Argentina), horario en que el sol ya se escondió por completo en Qatar. Según los organizadores, una hora y media antes (a las 10.30 de la Argentina), comenzará la ceremonia de clausura. Prometen que será tan deslumbrante como la fiesta inaugural, que se celebró en el estadio Al Bayt el 20 de noviembre pasado, en la previa del partido de los locales frente a Ecuador.

La ceremonia de clausura durará 15 minutos y otra vez volverá a estar presente el lema de un mundo unido a través del fútbol. “Una noche memorable” concluirá con una mezcla de canciones de la banda de sonido oficial. Actuarán en vivo para los 88 mil espectadores presentes Davido y Aisha, con su tema (Hayya Hayya) Better Together; Ozuna y Gims, que interpretarán Arhbo; y Nora Fatehi, Balqees, Rahma Riad y Manal, que cantarán Light the Sky, el tema de Coldplay que fue un hit en los shows de entretiempo.

Te puede interesar