Gob er ola de cuidados

Tras sufrir un ACV, joven madre vive postrada en una cama entre paredes de costaneros y clama por ayuda del municipio

Concordia 29/07/2021 Por Editor
María Alejandra González -madre de un niño de 8 años que padece una discapacidad- tiene 40 años, sufrió un ACV y está postrada en una cama en una precaria vivienda de tablitas con piso de tierra.
IMG-20210728-WA0014

El techo de su casita se le llueve cada vez que caen cuatro gotas y, encima, con estas bajas temperaturas que azotan la región, entre las tablas que hacen las veces de pared en la casilla de María Alejandra, el chiflete helado se le mete hasta en los huesos, pero la ayuda del Estado parece congelada en el cajón del escritorio de algún funcionario corazón de hielo. 

Hace unos meses atrás, cronistas de EL SOL-Tele5 estuvieron en la casa de María, que salió en silla de ruedas para atendernos. Su humilde hogar está ubicado en la intersección de las calles Brown y J. J. Valle, en el barrio Leoncio de Luque.

Tras la publicación de la nota en nuestras páginas, comentó la mujer que “llegaron tantos funcionarios como promesas. Pero fueron solamente eso: promesas”, lamentó María, que sigue viviendo en las mismas o peores condiciones que antes, pasa sus días postrada en una cama, con lo justo y menos aún para alimentarse. Y para colmo, el frío no le da tregua porque no tiene piedad con ella. 

En comunicación con nuestros cronistas, la mujer dijo que “así como me ven en la foto que publiqué (en las redes sociales), así me encuentro todas las noches. No duermo de frío, estoy postrada en una cama y no le deseo a nadie que le pase lo que a mí me está pasando”. 

Envuelta en un incontenible llanto, María dijo que “después de mi publicación vinieron de la municipalidad y me trajeron una bolsita de comida, un nylon que, según ellos, es para cubrir las paredes de madera y me dejaron una frazada”, contó la mujer mientras lloraba desconsolada. 

La joven madre comentó, además, que “tengo problemas en el lado izquierdo que es donde me dio el ACV y eso me está afectando la vista. Tendría que ir al hospital Masvernat que queda a cuatro cuadras de mi casa y también tendría que ir a que me vea un oculista, pero no tengo formas de trasladarme”, explicó María, quien dejó un número de celular por si alguien quiere colaborar con esta mujer: María Alejandra González 154-132628.

@diarioelsolconcordia

Te puede interesar